sábado, 4 de marzo de 2017

Docentes: convocamos al pueblo a apoyar nuestra lucha



No inicio y marcha nacional.

El 6 y el 7 de marzo no comienzan las clases.

Es la respuesta contundente de la docencia a la campaña de desprestigio y ataque a los maestros y a la educación pública desatada por el gobierno de Macri, de Vidal y de todos los gobernadores del país.
El paro de 48 horas fue arrancado por las bases docentes en las asambleas y en los plenarios de delegados.
Pero, luego de la escalada contra la docencia de parte del aparato de espías y trolls pagos por el macrismo, mediante el bochornoso hashtag #VoluntarioDocenteNoAlParo, lanzado por un ex oficial de inteligencia del nefasto Batallón 601, el repudio de la docencia es completo, incluyendo a la mayoría de los docentes que en su momento confiaron su voto a Cambiemos.
La solidaridad nacional con los maestros y profesores fue masiva: el hashtag “Yo apoyo a los docentes” sepultó la ofensiva mediática de la liga del ajuste y del “carnereaje”. Decenas de videos caseros circularon por todas las redes repudiando y ridiculizando al gobierno macrista.
El 6 de marzo, en el primer dìa de paro, los docentes marcharemos hacia el palacio Pizzurno, y probablemente también a Plaza de Mayo, en defensa del reclamo de un salario básico nacional de 15.000 pesos y la defensa de la educación pública.
Convocamos a todos los trabajadores, los padres de nuestros alumnos, a sumarse a esta gran marcha blanca, para demostrarle al macrismo y los gobernadores que el pueblo argentino defiende a la educación y a los derechos de los trabajadores.
El 7, la dirección K de Ctera será parte de la marcha convocada por la CGT, con la cual se ha unido. Justamente, es la CGT que convalida la “pauta salarial” que inspiró la oferta del 18 % en cuatro cuotas, que permite un aumento de 200 pesos por trimestre para los docentes.
Los sectores combativos de la docencia marcharemos con un planteo independiente: No al 18 por ciento, Paro nacional ya.
Así, lo harán los Sutebas combativos, Ademys, Amsafe-Rosario y Adosac, las seccionales combativas de Aten y la docencia antiburocrática del país. Reclamamos a CTERA parar el 8, en el paro internacional de mujeres. De no hacerlo, los sectores combativos de la docencia garantizarán igual esa medida.

Guerra sucia

La gobernadora recorrió todos los medios (radio, televisión, diarios), y con extensas coberturas destapó su verdadera cara mediante una guerra sucia de insultos a los docentes: “Ninguna maestrita me va a torcer el brazo”, amenazó.
Todo el peso del aparato del Estado, de los grandes medios de comunicación, de la justicia –que resolvió que es legal descontar los días de paro- , y de los mecanismos ilegales a los que ha apelado el macrismo tienen por único objetivo imponer a los docentes un acuerdo salarial a la baja.

¡200 pesos de aumento por trimestre!

Junto con este planteo insostenible, Macri, Vidal y los gobernadores (que formaron una liga para instaurar un ajuste histórico a la educación), han reducido el presupuesto educativo, profundizado el derrumbe edilicio de las escuelas (el 70 por ciento de los establecimientos de la provincia de Buenos Aires están en emergencia), ha avanzado contra las jubilaciones y decenas de miles de docentes no cobran sus salarios en término, o simplemente no lo perciben por meses luego de haber trabajado; amenazan con descuentos y pretenden instaurar el salario por productividad.
Detrás de la furia contra los docentes se esconde la decisión del gobierno de imponer paritarias a la baja y eliminar el convenio colectivo de trabajo, igual que con los trabajadores petroleros. La derogación de los estatutos docentes busca darle vía libre al estado patronal para despedir y precarizar su labor.
Al gobierno de Macri y de Vidal no le importa la educación: ¡quieren quebrar la lucha docente, para luego avanzar sobre los derechos de todos los trabajadores!
Nuestra pelea es la misma que los gráficos de AGR-Clarìn, de los químicos de Atanor, de los plásticos de Mascardi, contra los despidos y por un salario que cubra la canasta familiar.

Ctera debe convocar a la huelga general

En medio de esta ofensiva brutal, de parte de un gobierno sumido en la crisis económica y política, y en las denuncias de corrupción en su contra, la Ctera ha respondido con un paro de 48 horas aislado y sin continuidad. Sonia Alesso y Roberto Baradel ya han insinuado resignar el reclamo inicial de 35% en aras de una negociación; ello, cuando Macri y Vidal sólo buscan una derrota histórica de la docencia.
Si Macri y los gobernadores no satisfacen las demandas docentes, Ctera debe convocar a la huelga general, hasta imponer los justos reclamos de la docencia.

Romina Del Plá
Daniel Sierra

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada