domingo, 19 de marzo de 2017

Juan Antonio Azic, el “Chacal” de la ESMA, se va a su casa



Se trata del prefecto Juan Antonio Azic, represor y apropiador, a quien la Cámara de Apelaciones concedió la prisión domiciliaria. Conversamos con Carlos “Sueco” Lordkipanidse, sobreviviente de la ESMA y víctima del “Chacal”.

La Sala II de la Cámara Federal de Apelaciones es la responsable de que un genocida más pase sus días en la tranquilidad de su domicilio. Los argumentos de los jueces, que apelan a sus condiciones de salud pero se contradicen con los informes médicos: Azic presenta los achaques propios de cualquier ser de 76 años, puede valerse por sí mismo y estaría en condiciones de continuar en la unidad penitenciaria.
El "Chacal" Azic fue condenado en varias oportunidades: a catorce años y medio de prisión por la apropiación de Victoria Donda en 2012 y diez años más en 2014 por el mismo delito contra Laura Ruiz Dameri. Además, el represor había sido sentenciado en 2011 a 18 años por el secuestro, desaparición y torturas a tres detenidos desaparecidos en el Centro Clandestino de Detención ESMA.
Uno de los casos es el de Carlos “Sueco” Lordkipanidse, referente de la Asociación de ExDetenidos Desaparecidos y sobreviviente de la ESMA. Fue víctima de la perversidad extrema de Azic cuando en una sesión de tortura, esta bestia entra con Rodolfo, el hijo de Carlos, de 20 días de vida colgando de los pies y se lo pone encima del pecho mientras le pasaba picana eléctrica.
El “Sueco” nos dice: “Esta noticia me provocó una terrible bronca. El tipo ya tenía concedida la prisión domiciliaria por la apropiación de Victoria Donda y él solicitó que se le conceda también en función de las condenas por la apropiación de la hija (Laura) del matrimonio Dameri Ruiz y por el caso nuestro. Como efectivamente la Sala II de la Cámara Federal de Apelaciones se la concedió, ahora se va a su casa”. Un claro mensaje de impunidad: robar hijas de desaparecidos, torturar hasta bebés no merece la cárcel.
El represor pasó mucho tiempo en un instituto psiquiátrico, una suerte de privilegio que llevó a largas batallas judiciales, que derivaron en que finalmente fuera enviado en abril de 2013 al penal de Marcos Paz en un área para personas con problemas psiquiátricos.
“Es un tipo muy peligro, siempre lo fue”, ratifica Lordkipanidse y cuenta que “Azic intentó suicidarse cuando iba a ser extraditado en el marco del juicio de España en 2003, se pegó un tiro en la boca. Evidentemente el tipo necesita tratamiento psiquiátrico, ponerlo en la casa es un peligro no sólo para su integridad sino todos los demás”.
Una anécdota revela que la prisión domiciliaria es una clara muestra de impunidad y que los genocidas siguen teniendo lazos que les permiten, como mínimo, amedrentar a sus víctimas. “En esa oportunidad”, cuenta el “Sueco”, “vinieron muchos medios a hacerme notas, en particular porque había sido uno de mis torturadores y el de mi hijo Rodolfo que tenía 20 días en aquel entonces, era un caso escabroso y concitó mucha atención. Entonces para atender a los periodistas los cité en la casa de mi mamá que vivía cerquita y era más grande que mi departamento. Cuando vuelvo a mi casa, me recibe el portero y me dice ’acá te dejaron un mensaje’, y habían escrito en la pared de entrada ’5° C rata’ y yo vivía en el 5° C. O sea, estos muchachos tienen posibilidad de acción todavía, y que los dejen en la casa es una situación peligrosa, salen a pasear, no tienen pulsera. No es que tenga miedo pero es peligroso y lógicamente la responsabilidad de esto, pase lo que pase es del Estado”.
Sobre el momento en que se le otorga el beneficio de la prisión domiciliaria, Carlos Lordkipanidse señala que “esto se da en marco de una ofensiva del poder judicial desde la asunción del gobierno de Macri, en el sentido de conceder prisiones domiciliarias con el argumento de que los juicios ya están, que los genocidas ya están condenados, lo cual es una falacia absoluta porque la cantidad de condenados es irrisoria respecto de la cantidad de centros de detención que hubo y sobre todo por la cantidad de desaparecidos que hay”.
Y agrega: “Por otra parte esto es continuidad de una política que venía del Gobierno anterior porque no hay que olvidar que las 400 prisiones domiciliarias que hay concedidas, 300 fueron concedidas por el gobierno anterior entonces es una continuidad que apunta a la reconciliación, a cerrar el capítulo y olvidémonos de esto, pero este 24 de Marzo se van a llevar una sorpresa, este capitulo no esta cerrado las heridas están abiertas y que hay mucha gente que sigue exigiendo justicia”.
Así será, por eso este 24 de Marzo te invitamos a marchar con el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia, de manera independiente de los que niegan el genocidio y quieren reconciliarnos con los asesinos de nuestros 30.000 y de los que encubrieron a Milani y reprimieron con Berni.

Gloria Pagés
Hermana de desaparecidos | CeProDH | @Gloria_Pages

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada