miércoles, 17 de enero de 2018

Vidal disuelve la UEP: cientos de familias en la calle y otro ataque a la educación pública



El 29 de diciembre, Vidal dejó a más de 200 familias en la calle y disolvió la UEP (Unidad Ejecutora Provincial) encargada de hacer escuelas. Los trabajadores, desde hace 17 días, vienen sosteniendo la permanencia en el edifico contra los despidos. Mientras tanto, Baradel posa para la foto y el kirchnerismo brilla por su ausencia.

Dos semanas de toma pacífica del edificio, tres festivales, proyecciones, juntada de firmas, volanteadas, fondo de lucha y cientos de mates o tererés en las puertas de la UEP. Así, recibieron el año, luego de que la gobernadora, María Eugenia Vidal, cerrara la dependencia de la DGCyE y dejara en la calle a más de 200 familias. Los trabajadores permanecen en el edificio por la reincorporación.
Este no es sólo un conflicto por los puestos de trabajo. Un punto clave de este ataque es cómo repercute en la educación pública ya que el Gobierno ha decidido cerrar uno de los espacios encargados de solucionar los problemas de infraestructura que bien conocemos los docentes, auxiliares y estudiantes de la provincia de Buenos Aires. Y, por otra parte, al ser una lucha testigo, si los trabajadores de la UEP ganan nos permite a los docentes llegar fortalecidos a la pelea paritaria que comienza dentro de unos días.
Además, no es un hecho aislado, es otro eslabón del plan macrista que Vidal viene llevando al pie de la letra en la provincia: el desmantelamiento y desprestigio de la educación pública. Sobrados ejemplos tenemos: reducción del presupuesto, paritarias a la baja, reducción de cupos para los comedores, evaluaciones estandarizadas (Aprender y Enseñar), convocatoria de voluntarios, descuentos abismales por paros o el intento de cesantear a más de 7 mil docentes, entre otros ataques.

Hay fuerzas para ganar, necesitamos un plan de lucha nacional

El ajuste que el gobierno de Macri y de Vidal quieren hacer pagar al conjunto de la clase trabajadora se puede medir en cifras concretas. Tan sólo en lo que va del año se efectuaron 1.400 despidos en el sector privado y 1.200 en el Estado. A estos duros golpes, las y los trabajadores están respondiendo con lucha y organización. Ejemplo de esto, son los 500 municipales que fueron despedidos en Quilmes y continúan su reclamo en las calles o las más de 220 familias que vienen realizando cortes de rutas, movilizaciones y asambleas luego de quedar en la calle a causa de los despidos de Fanazul. También, los más de 100 trabajadores despedidos de la UEP que están peleando al día de hoy por su reincorporación. Otro caso, son los trabajadores de RapiStand (La Matanza) y el municipio de Bahía Blanca que están en lucha por el pago de salarios adeudados y condiciones laborales. O el caso de los trabajadores del ingenio La Esperanza y el ingenio Ledesma que vienen llevando adelante una inmensa lucha contra el ajuste y los despidos hasta lograr la reincorporación.
A lo largo y ancho del país, se observa que amplios sectores de trabajadores tienen la fuerza y voluntad de luchar contra el ajuste y los despidos. Sin embargo, frente al cambio de ánimo de los trabajadores la CGT deja pasar los ataques y la CTA, en lugar de apoyar y hacer efectiva la coordinación de las distintas luchas en curso para lograr tirar abajo los planes de ajuste, mantiene su línea de negociación con un gobierno que está dispuesto a llevar hasta el final el recorte y ajuste a medida de los intereses de la clase empresaria.
Los diversos conflictos a nivel nacional y el ataque sistemático a la educación pública encarado por Vidal en la Provincia de Buenos Aires debemos enmarcarlos en un plan mayor: la reforma laboral. A pesar de los miles que copamos las calles contra la reforma previsional, los cientos en La Plata contra la Ley de Ministerios y el ataque a los trabajadores del Banco Provincia, el Gobierno y los empresarios han demostrado que quieren ir hasta el final con su plan de hambre, miseria y precarización. Ante este panorama, es necesario prepararnos de la mejor manera para enfrentar el paquete de contrarreformas. La lucha contra la reforma laboral será dura, el Gobierno lo sabe y para eso compró un arsenal de municiones . Por eso, los sindicatos deben impulsar la organización de los trabajadores llamando a asambleas en todos los sectores y acompañar activamente las peleas en curso para preparar mejor la lucha contra la reforma laboral. Si los trabajadores de la UEP, de Stockl y de Fabricaciones Militares de Azul, entre otros conflictos, triunfan estaremos en mejores condiciones para enfrentar el ataque del gobierno.

Las trabajadoras y los trabajadores de la educación no podemos esperar

El conflicto de los trabajadores de la UEP viene recibiendo el apoyo y la solidaridad de la comunidad, partidos políticos y organizaciones sociales y sindicales, como los SUTEBA Multicolor; también, en estos 17 días de toma del edificio, cientos de docentes se han acercado a las puertas de la UEP a expresar su apoyo a los trabajadores y manifestar su preocupación por la avanzada del Gobierno de Vidal sobre la educación pública, que no sólo aplica brutales ajustes, sino que también ahora se mete con nuestro derecho democrático a la organización sindical.
Por su parte, Roberto Baradel, secretario general del Suteba Provincia, no ha tomado una sola medida para acompañar y fortalecer su lucha que, de lograr una coordinación por la efectiva reincorporación, nos encontrará a los docentes más organizados y fuertes para la pelea que se nos presentará en febrero.
Es evidente que la conducción burocrático kirchnerista del Suteba planea obedecer las órdenes de Cristina Fernández: esperar a las elecciones del 2019 para “enfrentar en las urnas al gobierno de Macri y de Vidal”. A semanas de la aprobación de la reforma previsional en el Congreso, pese a los cientos de miles que nos hicimos presentes para decirle no, queda en evidencia que los trabajadores no podemos esperar ni a ganar nuestras peleas en las urnas, ni a la “resistencia con aguante” que nunca apareció.
Los trabajadores que formamos parte de La Marrón e integramos el Movimiento de Agrupaciones Clasistas (MAC), hemos llevado adelante una amplia campaña de difusión en todos los sectores donde nos encontramos y hemos impulsado el fondo de lucha logrando reunir 25 mil pesos para aportar a la lucha de los trabajadores de la UEP. Además, a la vez que estamos en primera fila para enfrentar cada uno de los ataques del gobierno, exigimos a la conducción de Suteba la convocatoria ya de asambleas distritales y Plenario Provincial de delegados para poner en pie un verdadero plan de lucha en coordinación con los distintos sectores, que sea votado por quienes todos los días luchamos en las calles y en las aulas por una educación pública, gratuita y de calidad, para torcerle el brazo al gobierno, frenar los despidos y el brutal ajuste que quieren hacer pesar sobre las espaldas del conjunto de los trabajadores. La pelea de quienes conformamos el MAC, es por romper las cadenas de esclavitud y explotación que oprimen a la clase trabajadora con el horizonte de conquistar un gobierno de los trabajadores. Sólo luchando contra el capitalismo, que no tiene otra cosa que ofrecer más que miseria, hambre y muerte, es que vamos a ver satisfechas todas nuestras demandas.

Luchi López
Docente | Suteba La Plata

"Los medios populares no solo cumplen una tarea de comunicación, sino fundamentalmente con una militancia"

Entrevista a María del Carmen Verdú de Correpi

M.H.: Has tenido una participación directa que implica a los periodistas detenidos en la marcha por Santiago Maldonado el pasado 1º de septiembre, Juan Pablo Mourenza y Ezequiel Medone de Antena Negra TV y la RNMA; Paola Monterio de un centro cultural feminista, y Carlos Ardila Guerra fotógrafo de ATE. Hay una intervención del fiscal Moldes que apela el sobreseimiento de estos periodistas, e ironiza, dice: “les toca asistir disfrazados de fotógrafos, habrían simulado su condición de trabajadores de prensa”, habla de una “caravana delictiva que pretende vender como una simple marcha para imponer sus decisiones políticas en hechos que han recobrado dolorosa actualidad, con las dos vergonzosas jornadas vividas”, etc. ¿Qué nos podés comentar de este caso?
M.C.V.: Es muy importante el informe del SiPreBA donde hacen el repaso de las distintas situaciones de agresiones a la prensa a lo largo de este año, en diferentes movilizaciones y marchas e igual de importante es que nos ubiquemos en el contexto.
Estamos hablando de un gobierno que en febrero de 2016 decía que en las movilizaciones había que encerrar a los periodistas en una especie de “corralito”, según la ministra Bullrich, para su propia protección, pero en realidad para evitar que hagan lo que tienen que hacer que es tomar registro audiovisual, gráfico, de lo que sucede en las movilizaciones que, por lo general, es la represión del aparato de seguridad sobre los manifestantes.
Como justamente la reacción de los trabajadores y trabajadoras de prensa hicieron inaplicable esa norma de Bullrich, que estaba contenida en el famoso protocolo anti piquete del que tanto hemos hablado en este tiempo, fueron al plan b que evidentemente es disparar sobre ellos, como pudimos ver el 18 de diciembre con diez trabajadores de prensa baleados, algunos con hasta diez balas en el cuerpo como el fotógrafo de Página 12, Piovano, o encarcelarlos como sucedió el mismo jueves 14 de la movilización contra la reforma previsional infame y también en la oportunidad que señalabas el 1º de septiembre. Te doy una primicia, si la Cámara de Apelaciones en lo federal abre el recurso de casación que planteó Moldes y esto pasa efectivamente a la Cámara de casación penal y tenemos audiencia para fundamentar los motivos por los cuales deben ser confirmados los sobreseimientos de los compañeros y la compañera, todos vamos a ir a esa audiencia disfrazados, el único problema es que no sabemos quién va a ir de Colombina, si Mourenza, Medone o Ardila Guerra.
M.H.: Es una buena broma, pero el hecho no deja de ser grave.
M.C.V.: Francamente es una pieza para hacer una especie de grotesco el escrito del fiscal Moldes, pero que refleja de manera patética la línea editorial y política del gobierno de Cambiemos. Es Macri con la toga del ministerio público fiscal diciendo por lo pronto que los trabajadores de medios comunitarios, populares, alternativos o como los quieras llamar, que hoy son todos afiliados del SiPreBA, no nos olvidemos que después de mucho tiempo de discusiones, tanto dentro del ámbito de los medios de comunicación popular como dentro del propio sindicato, se logró en una histórica asamblea este año incorporar esos trabajadores como afiliados del gremio de prensa reconociendo ese estatus que en la práctica tenían. Un triunfo, para mí al menos, que siempre he sostenido que estos compañeros y compañeras no solamente cumplen con una tarea de comunicación sino fundamentalmente con una militancia trascendental que nos ha permitido como el caso del “Ruso” Kovaleski, a quien nunca me canso de recordar, por ejemplo, condenar al comisario Fanchiotti por el asesinato de Darío y Maxi.
Todavía no habían sido liberados, estaban en trámite sus excarcelaciones y ya había presentaciones de SiPreBA, Argra y la Fatpren expresándole al juez Martínez de Georgi su preocupación por la situación de los cuatro trabajadores de prensa que estaban en ese grupo de 31 personas detenidas en la marcha del 1º de septiembre.
No es cuestión menor que sea contra ellos 4 que apunta Moldes y además aprovecha para hacer una serie de consideraciones que serían antidiluvianas si no estuviéramos en 2017 en Argentina y con Cambiemos en el gobierno, pero hoy están bien a la orden del día; donde habla de “facinerosos” y demás calificaciones que expresa y le exige al Poder legislativo que establezca una especie de cláusula especial en el Código procesal penal que impida la excarcelación de detenidos en movilizaciones y manifestaciones.

El gobierno de Macri está dispuesto a todo para reestructurar las relaciones de capital y trabajo en nuestro país

M.H.: Un atentado muy grave a las libertades democráticas, como creo que bien se expresó el viernes 22 de diciembre en la reunión de la que participaste, en la sede del Servicio Paz y Justicia.
M.C.V.: El viernes fue un día muy particular, el 22 de diciembre, muy tardíamente porque siempre lo hacemos antes, presentamos el Informe anual de la situación represiva a nivel nacional y también la actualización del archivo de casos.
Yo decía en el cierre que es la primera vez en 22 años que tuvimos que cambiar la fecha, no porque hubiera habido una tormenta inesperada o un feriado inoportuno, sino porque el 15 de diciembre, que fue el viernes anterior que tendríamos que haber estado en la Plaza, estábamos corriendo de comisarías a juzgado y viceversa, atrás de los 45 detenidos del jueves 14, pero recién esa misma mañana lográbamos la libertad de los 3 detenidos en la movilización del día martes 12 contra la OMC. Y los detenidos del jueves recién salieron en libertad el domingo a la mañana y el lunes 18 tuvimos otros 83 detenidos y detenidas.
Esa fue la dinámica de esa semana en la Ciudad de Buenos Aires, al compás de un gobierno que está dispuesto absolutamente a todo, cueste lo que cueste, para llevar adelante su objetivo final que no es otra cosa que reestructurar de una vez y para siempre todas las relaciones de capital y trabajo en nuestro país.
Eso es lo que vino a hacer Cambiemos, está dispuesto ahora con el resultado electoral de octubre que lo envalentona, a ir a fondo y por eso no hay absolutamente ningún margen que dar a cualquiera que esté dispuesto a levantar la cabeza para defender un derecho o protestar contra un atropello.
M.H.: Independientemente de los hechos sucedidos en las últimas semanas, ya el Informe que presenta la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (Correpi), marca cifras preocupantes.
M.C.V.: Más que preocupantes, te diría tremendas, por primera vez en la historia, desde 1983 hemos atravesado la barrera de un muerto por día por gatillo fácil y tortura. Veámoslo en progresión, nos rasgábamos las vestiduras en diciembre de 2015 porque decíamos que nos mataban un pibe cada 28 horas, al año siguiente, a principios de diciembre de 2016, veíamos como en menos de un año habían pasado a una muerte cada 25 horas. Hoy, a los 23 meses del inicio del gobierno de Cambiemos, apenas un año después de aquella cifra, estamos en más de un muerto por día, una muerte cada 23 horas.
Si vemos el gráfico del Informe, que está publicado en la página de Correpi para descargar, que indica el promedio de muertes por día, vamos a ver que ya estamos en 1.01 muertes por día y con una aclaración que siempre es necesario hacer, hay muchísimos casos del año en curso de los que nos enteramos mucho tiempo después. Este año cuando fuimos el 22 de diciembre a Plaza de Mayo, teníamos 200 casos de 2016 que no conocíamos hace un año, porque nos llegó la información en el curso de este año a través de familiares, amigos o informes de otras organizaciones que nos permitieron acceder a esos datos. De hecho ya sabemos que de esos 725 casos en 721 días de gobierno, en realidad son más porque ya nos llegaron 3 o 4 casos más, incluso de antes de octubre, pero recién ahora nos llega la información.
M.H.: ¿Quiénes acompañaron la presentación?
M.C.V.: En la Plaza como de costumbre muchísimo público, tanto por parte de organizaciones hermanas que siempre se acercan con sus banderas, como también toda clase de compañeros y compañeras en forma individual e independiente. Este año fue muy marcada esa presencia no organizada y me parece que tiene que ver con los remezones de esa semana de represión que hizo que mucha gente que no está activamente militando empiece a sentir la necesidad de acercarse a actividades militantes y eso es muy bueno.
Por supuesto que la particular coyuntura que nos obligó a cambiar la fecha, también nos obligó a cambiar la estructura en un pequeño punto y abrimos la actividad con un documento bien de coyuntura que hicimos girar por todas las organizaciones amigas y hermanas y que fue suscripto por decenas de organismos del Encuentro Memoria Verdad y Justicia, organizaciones políticas, sindicales, estudiantiles, porque queríamos darle ese carácter de pronunciamiento colectivo con una caracterización común del gobierno macrista.
La misma obligación, la necesidad de cambiar la fecha, nos hizo perder presencias muy valiosas en el escenario, porque estaba previsto para una semana antes que estuviera como oradora en el segmento de represión a pueblos originarios y la desaparición y muerte de Santiago Maldonado y el fusilamiento de Rafael Nahuel, la compañera Isabel Huala, la mamá de Facundo Jones Huala, el lonko cuya libertad reclamamos, preso político de los gobiernos de Argentina y Chile, pero Isabel no pudo quedarse una semana más, tenía que volver a sus actividades cotidianas en Bariloche así que nos dejó un mensaje grabado.
Lo mismo sucedió con Germán Maldonado el hermano de Santiago, que naturalmente 24 horas antes de la Nochebuena no estaba en espíritu anímico de participar de una actividad pública, ni él ni su hermano Sergio y, finalmente, nos pasó con Norita Cortiñas que tenía un turno en el médico que si no concurría tenía que esperar 6 meses hasta que le dieran otro nuevo, porque la compañera se atiende en el hospital público y padece lo mismo que cualquiera de nuestras jubiladas así que con ella nos pudimos comunicar telefónicamente para que igual que Isabel estuviera presente en la actividad.
Pero estamos convencidos de que era necesaria esa decisión de cambiar la fecha más allá de que nos privara de tener en vivo y en directo esas presencias que de todas maneras allí estuvieron, con sus mensajes grabados o escritos, con sus saludos y su calidez. Los que sí pudieron estar fueron el Secretario de organización del SiPreBA, Agustín Lecchi, y el otro orador presente fue Hernán “Vasco” Izurieta, delegado de ATE Trabajo y referente de la corriente político-sindical “Rompiendo Cadenas”, que cada uno tomó el eje de trabajadores de prensa en el caso de Agustín y de los trabajadores públicos y privados y la represión que vienen enfrentando en el caso del “Vasco”.
M.H.: Me queda despedirte hasta el año que viene y, como le dije a tu colega Ismael Jalil, agradecerte por la labor que cumple Correpi en la protección y el apoyo a los militantes populares.
M.C.V.: A uno le encanta que le agradezcan, pero lo cierto es que se trata de defensa propia. Y hablando de Ismael él también tuvo una destacada intervención en el escenario cuando trajo la memoria y el homenaje a la compañera Nilda Eloy de la Asociación de Ex detenidos desaparecidos que perdimos hace unos meses y que estaba anotada para ser una de las oradoras en el acto, así que también recibió su merecidísimo homenaje.
Y no nos olvidemos de que más allá de los vapores de la etapa de fiesta tenemos mucho por qué seguir luchando, por qué seguir fortaleciendo la unidad, hay presos y presas políticos en la Argentina, en este momento seguimos reclamando la libertad de los 4 trabajadores del ingenio La Esperanza y el periodista Javier Delgado que siguen presos en Jujuy, en San Pedro, después de la represión que sufrieron y que produjo también decenas y decenas de detenidos y detenidas que fueron liberados con excepción de estos cuatro a los que desde el Poder judicial de Jujuy se les está armando una causa por el carácter de cabecillas e instigadores de vaya a saber qué revuelta antidemocrática, cuando lo que están reclamando es contra los despidos en el ingenio (Nota del autor: fueron liberados el 29/12/2017).

Mario Hernandez

¿Qué fue la Renovación Peronista?



Frente a la actual crisis del PJ, se están barajando distintas salidas. Ninguna muy convincente. Una de ellas es seguir el ejemplo de la “renovación peronista”. Similitudes y diferencias.

La “renovación peronista” surgió como una corriente heterogénea dentro del Partido Justicialista (PJ) para superar la dura crisis electoral del 83 donde fue derrotado por el radical Alfonsín. Podemos enmarcar su existencia entre los años 1984-1988.
¿Por qué el PJ perdió las elecciones en 1983 con la UCR?
A las elecciones de octubre de 1983 se llegó luego de una transición de la dictadura cívico militar (1976-1983) donde los partidos sostenían al genocida Bignone, después de la derrota de la guerra de Malvinas, para que no hubiera una caída abrupta de los militares y, a su vez, darle un año a sus partidos para recomponerse debido a su participación en la dictadura.
Tanto la UCR como el PJ y partidos provinciales habían ocupando cargos de intendentes, jueces (algunos de los que continúan), cooperando a través de sus sindicalistas en la persecución, desaparición y asesinato de activistas, militantes o simples sospechosos. Pero el último gobierno antes del golpe fue peronista y su estructura no le permitió renovar relativamente su cara como lo hizo la UCR.
El mayor dirigente del radicalismo Balbín llamó en los 70 al Ejército a combatir “la guerrilla fabril”. Además de esta ala más colaboracionista, la UCR ya contaba con la corriente interna “Renovación y Cambio” fundada en 1972 y liderada por el exbalbinista Raúl Alfonsín, con un perfil más socialdemócrata y que dirigía la agrupación universitaria Franja Morada. Aunque fue presidente del Comité de la provincia de Buenos Aires durante la dictadura, se diferenciaba del ala de Balbín.
El Movimiento de Renovación y Cambio –y su sub sector más dinámico la Junta Coordinadora Nacional- se benefició del perfil pro Derechos Humanos de Alfonsín como fundador de la APDH en 1975 y del escepticismo y pacifismo que dejó la derrota de la guerra de Malvinas (de la que dijo que fue un “carro atmosférico). Recibieron la adhesión masiva de los simpatizantes del radicalismo, desplazando lo que quedaba de la Línea Nacional (Balbín murió en 1981).
Así se impusieron en las elecciones internas para cargos partidarios en las distintas provincias, ganó el Comité Nacional cuya presidencia fue ocupada por Alfonsín. Más tarde con el apoyo de sectores de la Línea Nacional, obtuvo la designación como candidato a presidente, ganando con el eslogan “con la democracia se cura, se come, se educa”.
El problema del PJ fue que, aunque la dictadura cortó gran parte de la memoria histórica de lo vivido en los 70, esencialmente no se pudo desembarazar del recuerdo del tercer gobierno de Perón con Isabelita, la Triple A, López Rega, las traiciones de la burocracia sindical y el “Rodrigazo”. La clase obrera no pudo terminar de hacer su experiencia con el que consideraba “su partido” debido al golpe militar y a la falta de un partido revolucionario que la ayudara a ir hasta el final. Pero el sabor amargo de los 70 quedó en un sector de la población (1).
Dentro del peronismo comenzó a desarrollarse una discusión interna para tratar de borrar esta imagen que seguía representada en la presidencia del partido de Isabel Martínez de Perón, a pesar de que hacía años residía en España. Hasta ese momento su presidencia seguía siendo apoyada por sectores ultraverticalistas como el gobernador de La Rioja Carlos Menem. Vicente Saadi, el gobernador de Catamarca, también configuró una línea interna llamada Intransigencia y Movilización y fue vicepresidente junto a Isabelita del PJ.
Cafiero fundó la corriente interna Movimiento Unidad, Solidaridad y Organización (MUSO) para pelear la candidatura presidencial, planteando que el PJ debía tener un perfil más democrático e institucional. Pero fue derrotado por la fórmula ortodoxa Luder-Bittel, que a su vez fueron derrotados por Alfonsín no sólo en la elección nacional sino en la provincia más estratégica del país, Buenos Aires (antiguo bastión peronista).
Los sindicatos también estaban divididos entre ortodoxos y renovadores. Los ortodoxos habían estado ligados a la dictadura militar. La ola democrática de 1983 también tendrá su correlato en las “normalizaciones sindicales” a través de elecciones, donde se expresará un profundo odio antiburocrático. Los que canalizaron este sentimiento fueron “los 25”, que realizaron el primer paro contra la dictadura (abril de 1979) y que tuvo continuidad en la CGT Brasil cuyo secretario general fue Saúl Ubaldini desde 1980, junto a las “62 organizaciones” y Lorenzo Miguel.

Comienza a despuntar la Renovación peronista

Los llamados “mariscales de la derrota” de las elecciones de 1983 seguían manteniendo el control del aparato del PJ.
En abril de 1984 un sector disidente de la conducción oficial se puso en marcha en la provincia de Buenos Aires con la consigna de forzar elecciones internas con el voto directo de los afiliados para designar dirigentes y los candidatos peronistas.
El enfrentamiento entre los disidentes y la conducción oficial hizo crisis en diciembre de ese año durante el Congreso Nacional Justicialista en el Teatro Odeón de la ciudad de Buenos Aires. Los disidentes reunieron un nuevo congreso en la ciudad santiagueña de Río Hondo donde se expresaron tres corrientes. Dos de ellas plantearon la necesidad de realizar la unidad del peronismo con el sector Odeón: una proponía una “renovación concertada” (Luder y Grosso) y, otra, la de los caudillos provinciales, pretendían recuperar la influencia y las atribuciones de las que habían sido despojados en el Odeón. Una tercera línea, que había tenido peso al principio del Congreso de Río Hondo fue quedando aislada (Oraldo Britos, Roberto García, y José De la Sota).
La “Renovación peronista” comenzó a preparase para disputar la dirección del PJ a través de las elecciones de 1985: Cafiero, Bittel, Grosso (en Capital), Menem (La Rioja).

Las legislativas de 1985 y el Plan Austral

En julio de 1985 se realiza el Congreso Nacional de La Pampa donde volvió a la carga la conducción ortodoxa y provocó una dispersión de las corrientes críticas. Pero las legislativas de noviembre de 1985 sirvieron para desafiar nuevamente a “los dinosaurios”. En la provincia de Buenos Aires, Herminio Iglesias (el que quemó un ataúd con la bandera radical en las elecciones del 83) impidió nuevamente las elecciones internas de candidatos presentando al PJ como FREJULI. Cafiero decide romper y presentarse por fuera del Justicialismo con el FREJUDEPA (Frente de la Justicia, la Democracia y la Participación) en una alianza electoral con el Partido Popular de alcance provincial y la Democracia Cristiana, por entonces bajo la dirección del católico Carlos Auyero. Cafiero es electo como diputado nacional hasta 1987.
Con el triunfo de Cafiero y de Carlos Grosso en la Capital los renovadores rompen la alianza con el candidato de “las 62” Julián Licastro. El frente de Cafiero no logró imponerse en la elección general, pero la ventaja que obtuvo sobre Herminio Iglesias lo catapultó al centro de la escena política como la principal figura de la renovación. Junto a él, también como triunfadores en sus respectivos distritos aparecían Carlos Grosso y Carlos Menem que en diciembre de ese año constituyeron una conducción nacional del “Frente Renovador Justicialista” y dieron a conocer el documento fundacional de la corriente que llevaba por título: “La Renovación Peronista. Un proyecto y una voluntad para transformar la Argentina”.
Su desafío era lograr el control del partido e instalar un mensaje institucionalista que lo pusiera en condiciones de disputar con eficacia el monopolio del ideario democrático que había levantado el alfonsinismo y ofrecerse como una alternativa creíble. La Renovación sumará a la conducción a José Luis Manzano (diputado por Mendoza y presidente de la bancada renovadora), a José Manuel De la Sota (Córdoba) Oraldo Britos (San Luis) y Roberto García, secretario general de “los 25”.

El triunfo de Cafiero en la provincia de Buenos Aires en 1987

En junio de 1985 Alfonsín, impulsado por el FMI, larga el Plan Austral. El ministro de economía Sourrouille lanzó una "política de shock" creando el Austral que sacaba tres ceros al Peso Argentino, como forma de detener la inflación en base a congelar tarifas, precios y salarios. Aunque paró la inflación en lo inmediato ya en 1986 se empezaron a reflejar las contradicciones del plan que terminaría en una gran crisis económica.
La CGT Brasil y la Azopardo se unificaron en 1984 bajo la conducción conjunta de Ubaldini y los colaboracionistas como Jorge Triaca (padre), Osvaldo Borda y Ramón Baldassini). Frente al Plan Austral presentaron un programa de 26 puntos alternativos a la política económica de Alfonsín entre los que estaban la moratoria de la deuda externa, recuperación del salario y a otorgar créditos para los industriales e incentivos a los productores agrícolas. Es decir, un programa policlasista.
Ubaldini fue electo secretario general de la CGT en 1986. El 21 de enero de ese año llama a un paro por los “26 puntos” más un aumento de 30% salarial. Fue ampliamente apoyado incluso por sectores empresarios y de la Iglesia.
Juan Pablo II viajó entre el 6 y 12 de abril de 1987. Ubaldini “Cuando en 1987 llega por segunda vez el Papa a Argentina, la CGT y el Episcopado organizan un acto en el Mercado Central. (...) ’siendo la CGT la gran agrupación ‘no marxista’ de América Latina, con óptimas relaciones con la Iglesia, se puso mucha atención para que no hubiese infiltraciones rojas en el acto. Saúl Ubaldini pidió que los trabajadores llevasen ante el Papa sólo banderas vaticanas y argentinas. Nada de pancartas ni protestas’”. (“El papa Francisco y la historia de la Vati-CGT”, Lucho Aguilar, 13/9/2016)
En la Semana Santa del 87 (16 al 19 de abril), tanto Cafiero como Ubaldini mostraron su colaboración con la gobernabilidad en un momento de gran crisis de Alfonsín, subiendo al balcón de la Casa Rosada para apoyar la negociación con los carapintadas liderados por Aldo Rico (con la excusa que estaba en peligro la democracia). Alfonsín dijo “la casa está en orden” después de haberle otorgado secretamente a los militares la “obediencia debida” para salvar a muchos de los juicios por genocidio que era la verdadera razón del levantamiento.
Cafiero también era un hombre muy relacionado con el Vaticano (2). Ubaldini y Cafiero eran las variantes opositoras desde lo sindical y lo político. Con el trasfondo de la crisis económica, el fracaso del Plan Austral y la decepción de lo ocurrido en Semana Santa, el 6 de septiembre de 1987 Cafiero derrotará al representante de la UCR en la provincia de Buenos Aires. Ganó la mayoría en Diputados (ya la tenían en el Senado).

El congreso de 1988, el fin de los renovadores y el avance del menemismo

En el 88, la Argentina no pagó la deuda externa y acentúo su estado crítico: recesión, inflación, bajos salarios y desocupación. La gravedad de la crisis económica condujo a la fuga masiva de capitales, la devaluación del peso y una gran hiperinflación. Renuncia el ministro de economía Sourrouille y asume Juan Carlos Pugliese, seguido por Jesús Rodríguez, lanzando en agosto de 1988 el “Plan Primavera”. La continuidad de la crisis, los cortes de luz generalizados que afectaron la vida cotidiana y la actividad industrial, aumentaron el malestar de los trabajadores.
Cafiero asumió la presidencia del Consejo Nacional Justicialista en enero de 1988. Su triunfo en Buenos Aires entreveía una eventual victoria en las presidenciales del 89. Estaba en su momento cumbre. Pero Memen, tomando la lógica de la unidad, buscaba acordar y encontrar caminos de encuentro con los “ortodoxos” derrotados.
Compitieron por la fórmula electoral a presidente de la Nación la fórmula Antonio Cafiero-José Manuel De la Sota contra Carlos Menem-Eduardo Duhalde, la que resultó triunfante.
“En efecto, solo después de los resultados pudo verse que el cafierismo había pagado su precio por aparecer en sociedad política con el alfonsinismo, cuyo prestigio no había hecho sino mermar desde 1987 (...) que el proyecto de un peronismo ordenado en torno a definiciones ideológico-políticas atraía más a los militantes y a los sectores medios que a los sectores populares; que éstos se reconocían más en el discurso milagrero del Menem de entonces, que asumió la figura de quien no pertenecía al sistema político y llegaba para luchar en nombre de un peronismo plebeyo contra un peronismo de saco y corbata” (María Teresa Brachetta, “La Renovación Peronista. Promesa y decepción del peronismo en los 80”).
El 14 de mayo se realizan las elecciones presidenciales donde se presentaron Menem-Duhalde (PJ), Angeloz-Casella (UCR) y Alsogaray-Natale (UCD). También se presentó Izquierda Unida (MAS-PC-Democracia Cristiana) donde Zamora entró como diputado.
En ese mismo mes la hiperinflación se disparó. Se produjeron saqueos a supermercados durante mayo y junio que comenzaron en Rosario y se extendieron al Gran Buenos Aires y la Gran Córdoba. Alfonsín decretó el Estado de sitio y fue el responsable del asesinato de 14 personas por las fuerzas represivas. Terminó pidiendo el adelanto de entrega de mando presidencial a Menem al 8 de julio.
Menem, que había prometido “salariazos” terminó imponiendo el plan neoliberal imperante a nivel mundial, vendiendo a capitales extranjeros las principales empresas estatales, endeudando fuertemente al país, despidiendo miles de trabajadores. Hay que tener en cuenta el contexto internacional, en el que desde 1981 venía avanzando el neoliberalismo de la mano de Reagan-Thatcher y Juan Pablo II. Y que esta derrota para los trabajadores se va a profundizar en el 89 con el comienzo de la restauración capitalista en los Estados obreros del Este.
En los 90 Ubaldini (que había llamado a votar a Menem) se acercó a Hugo Moyano con el que terminarían formando el Movimiento de Trabajadores Argentinos (MTA). Pero su rol fue impedir que la lucha contra las privatizaciones se convirtiera en una lucha unificada contra la política de Menem. Durante las grandes marchas de estatales, ferroviarios, telefónicos se negó a convocar un paro general para esperar un “momento oportuno” que nunca llegó. Ayudando de esta forma a la ola de despidos y privatizaciones de los 90 y el plan neoliberal menemista.
El Movimiento al Socialismo (MAS), y sus distintos frentes, era el partido de izquierda más conocido durante los 80 y 90. Parte de su fracaso fue hacer seguidismo al ubaldinismo y no formar una corriente independiente que hiciera fracciones en los sindicatos para pelear su dirección para enfrentar el plan de privatizaciones que ya había empezado con Alfonsín. Al mismo tiempo en lo político, cedieron a la democracia burguesa impuesta por el pacto de transición de la dictadura por partidos como el PJ, la UCR, el PI e incluso el PC. Con estos últimos harían frentes que no servían para ganar a los trabajadores -que podían estar en crisis con el peronismo- para la independencia de clases y peor aún, mientras comenzaban procesos contra el estalinismo en la URSS que podían desembocar en procesos revolucionarios.

¿Puede haber una renovación hoy?

Hoy el peronismo tiene nuevamente un fuerte debate interno. Se habla de "renovación", aunque no parece fácil comparar este momento con aquel proceso que lideró Don Antonio.
No es comparable la crisis económica del gobierno de Alfonsín con la que por ahora atraviesa Macri (mucho menor), aunque desde el punto de vista político, no parece haber figuras como en los 80 que, aunque no era nuevas, puedan liderar la “unidad del peronismo”. En realidad tanto en los 80 como en la actualidad no había “renovación” en el sentido estricto del término. Los peronistas que la propusieron en los 80 eran viejos dirigentes con oscuras historias como Cafiero que fue parte del gobierno de Isabelita. Ahora, junto al presidente del PJ Menéndez se encuentran viejos conocidos como Gioja y Scioli, Capitanich, Urtubey, que incluso están pensando si “renovarse” sin Cristina.
La situación exige una oposición al gobierno de Macri, ¿Surgirá del PJ? ¿De una alianza de Pichetto con Massa? Aunque ambos le votaron la mayoría de las leyes a Macri. ¿Puede liderarla CFK sola? Y ¿qué relación tendría con los sindicatos? No hay una CGT “renovada” y unificada como la que lideraba Ubaldini. El proyecto de una nueva MTA con Pablo Moyano, las CTA y Palazzo parece haberse abortado rápidamente http://www.laizquierdadiario.com/La-entrega-de-la-CGT-el-MTA-que-no-fue-y-la-emergencia-del-clasismo. ¿Algún sector de los que vienen traicionando con la tregua a Macri a cambio de beneficios pero que ahora se ve perseguido por las denuncias de corrupción del gobierno pasará a la oposición?
Lo que es seguro es que ahora existe el FIT, que además de tener una mayor influencia electoral, más cargos en el Congreso y en la Legislatura que el MAS (que solo llegó a conseguir un diputado nacional, una diputada provincial en Buenos Aires y un concejal en Rosario), influye en sectores de trabajadores que se pueden convertir en la vanguardia del enfrentamiento a los planes de ajuste de Macri, en dirigentes que se preparen para barrer a la burocracia de los sindicatos, en luchadores por la independencia de clase de los partidos patronales y en los sindicatos. Más allá de las posibilidades que tiene el peronismo para resolver su crisis, los revolucionarios nos tenemos que preparar para ayudar a los trabajadores a hacer su experiencia hasta el final como un puente para que el gobierno termine en sus manos.

Gabriela Liszt

Notas:

1. Tras la convocatoria a elecciones del Presidente Lanusse para marzo de 1973 (y proscripta la candidatura de Perón por los militares), un sector del sindicalismo encabezado por Lorenzo Miguel y Rucci, impulsó la candidatura de Cafiero a presidente por el justicialismo. Pero Perón se definió por Héctor Cámpora, viendo que Cafiero aparecía muy ligado a los militares. En 1973 fue nombrado Presidente de la Caja Nacional de Ahorro y Seguro. Fue más tarde Secretario de Comercio de la Nación. Durante la presidencia de Isabel Perón, fue Interventor Federal de la Provincia de Mendoza entre agosto de 1974 y mayo de 1975, Ministro de Economía de la Nación (1975 - 1976).
2. Tanto Cafiero como Ubaldini tenía estrechas relaciones con la Iglesia. Cafiero en su juventud formó parte de la Acción Católica y siempre confesó su fervor por el catolicismo y había sido designado embajador ante la Santa Sede durante la presidencia de Isabel Perón, aunque por poco tiempo debido al golpe militar de 1976. Cafiero estaba bien visto por Roma. Ante su muerte el papa Francisco rezó por él expresando su cercanía con la familia Cafiero.

Fuentes:

María Teresa Brachetta, “La Renovación Peronista. Promesa y decepción del peronismo en los 80”.
Martina Garategaray, “Entre Perón y Alfonsín: Notas sobre la Renovación peronista (1983-1988)”.
Lucho Aguilar, “El papa Francisco y la historia de la Vati-CGT”, LID, 13/9/2016

Tres historias sobre el genocida Galtieri



Aunque se lo asocie casi exclusivamente al nefasto rol que tuvo en la guerra de Malvinas, hay mucho más detrás. A quince años de la muerte del dictador, repasamos tres historias sobre su vida.

De la promoción 74 a las relaciones carnales con Estados Unidos

El viernes 14 de diciembre de 1945 el Colegio Militar de la Nación celebraba una nueva promoción entre sus filas, la número 74. Ésta fue conocida como una de las más duras y conservadoras de aquellos años y pasó a la historia por los nefastos personajes que la integraron. Entre ellos podemos nombrar a Luciano Benjamín Menéndez, el represor con más cantidad de condenas a perpetua; al ex ministro de Interior de la última dictadura Albano Harguindeguy y al jefe de la SIDE de ese mismo momento, Otto Carlos Paladino. Otro de los veinteañeros con futuro “prometedor” fue Leopoldo Fortunato Galtieri, quién había ingresado al Ejército 3 años antes.
Su formación y carrera militar recién comenzaba. Cuatro años más tarde, durante el primer mandato peronista, fue enviado junto a un selecto contingente militar a estudiar a Panamá en la Escuela de las Américas. Dice el historiador Daniel Mazzei “El primer contingente argentino llegó a Fort Amador en 1949. Lo integraban seis tenientes del Ejército, de las armas de ingenieros y comunicaciones, entre los que se encontraba Leopoldo Fortunato Galtieri que hizo el curso de Ingenieros” (1).
Por aquellos años Estados Unidos estaba diseñando las bases de la Doctrina de Seguridad Nacional como hipótesis de guerra basada en la idea de que el enemigo, el comunismo, operaba en el seno de la sociedad (dentro de las fronteras). Galtieri se formó bajo estos ideales antes de que la Escuela de Américas se convierta en un boom entre los uniformados del mundo. Esto recién pasará a partir de la década siguiente cuando la Revolución cubana se convierta en una amenaza al orden establecido en todo el continente. Esta instrucción precoz del militar argentino demostraba que las relaciones entre el imperialismo norteamericano y las fuerzas armadas argentinas se establecieron muy tempranamente a través de los cuadros medios que estudiaron en sus aulas, entre ellos, tres de los presidentes de facto de la última dictadura: Videla, Viola y el mismo Galtieri.
Así fluyeron las relaciones. De hecho fue clave la presión ejercida por la CIA y la embajada norteamericana para que Leopoldo Fortunato asumiera la presidencia. En él contarían con un aliado incondicional en su lucha contra el terrorismo (léase otra vez comunismo). No hay que olvidarse que desde 1979 los militares argentinos viajaban a Centroamérica para instruir en métodos de tortura y técnicas de inteligencia a contrarrevolucionarios (conocidos como los “contra”) financiados justamente por Estados Unidos. Esas mismas prácticas eran las que habían utilizado en el país para aniquilar a una amplia vanguardia obrera y estudiantil representada por el peronismo y la izquierda. Durante el mandato de Galtieri en el Ejército, y luego en el ejecutivo, las acciones coordinadas en Centroamérica aumentaron exponencialmente.
Estos vínculos carnales entre las fuerzas norteamericanas y las locales determinaron uno de los factores que llevaron a Galtieri a ocupar las islas Malvinas el 2 de abril de 1982. Para el dictador, desatado el conflicto, Estados Unidos se inclinaría por apoyar a Argentina o al menos mantendría una posición neutral. Nada de eso pasó, el General que tanto gustaba hablar de sus conocimientos acerca de la Segunda Guerra Mundial demostró su incapacidad militar y su oportunismo político, claves para la derrota.

¿Qué estaba haciendo Galtieri antes y durante la dictadura?

Aunque suele ser recordado únicamente por su desastroso papel en la guerra de Malvinas, Galtieri aportó mucho más al terrorismo de Estado, particularmente en la combativa ciudad de Rosario, donde estuvo en dos oportunidades. Su primera aparición fue en septiembre de 1969 durante el segundo Rosariazo que, a diferencia del primero, fue motorizado por la intervención de los obreros iniciada por una huelga de ferroviarios y secundado tanto por el movimiento estudiantil como por las familias y vecinos que sumaron alrededor de 250.000 personas en las calles. Galtieri era el responsable de la Agrupación de Combate “G” y desde Corrientes se trasladó con una guarnición para hacerse cargo de la represión. Las fuerzas de Seguridad – policía y Gendarmería Nacional- habían sido completamente superadas por los trabajadores que levantaron barricadas en el centro de la ciudad y en los barrios (2). Cuando los militares al mando de Galtieri se hicieron cargo de la situación, la represión fue aún más feroz y como método de disciplinamiento quisieron impartir el Código de Justicia Militar a los ferroviarios mayores de 18 años. El saldo fue de dos muertos, 25 heridos y más de 400 detenidos.
Su segunda aparición se daría varios años después cuando debió reemplazar a su ex compañero de estudio Ramón Genaro Díaz Bessone (otro miembro de la promoción 74) como comandante del Segundo Cuerpo del Ejército con asiento en Rosario. Estuvo desde octubre de 1976 a febrero de 1979, justamente el período de mayor represión desatado sobre la provincia. Allí fortaleció su vínculo con otro siniestro personaje del período, el gendarme Agustín Feced (2). Según la CONADEP ambos fueron responsables de la mayoría de las víctimas del plan sistemático desatado en la región durante el golpe (3). Galtieri utilizó el centro clandestino de detención dependiente del área de inteligencia “Quinta de Funes” para diseñar a fines de 1977, un plan que tenía como fin asesinar a lo que quedaba de la dirección de Montoneros -particularmente a Firmenich- exiliados en México. Su objetivo era “quebrar” a militantes montoneros para que cooperen entregándolos. Sin embargo la misión llamada “Operación México” terminó siendo un fracaso total.
Con el año 79 llegaron los premios: ascendió a comandante del Primer Cuerpo del Ejército y luego a teniente general. Desde allí dirigió una campaña de acción psicológica para toda la población para “limpiar” la imagen del Ejército y tender lazos con la sociedad. Para ello ordenó en 1980 la realización de la campaña llamada “El niño, la Escuela, el Ejército” en el que la fuerza actuaba coordinadamente con los ministerios de Cultura y Educación. El resultado, como se verá en los años siguientes, fue un nuevo y rotundo fracaso (4).
Durante su mandato presidencial la caza de brujas no se detuvo. En febrero de 1982 un grupo de tareas arriba de un Falcon verde secuestró y asesinó a la obrera metalúrgica y militante del PST Ana María Martínez, embarazada y con 31 años, cuando volvía a su casa en Villa de Mayo. Mientras su muerte y la de miles quedaban impunes, Galtieri fue absuelto por el tribunal que juzgó a las Juntas en 1985; sólo sería condenado por negligencia en el proceso de Malvinas hasta que el peronismo con Menem en la presidencia le concedió el indulto.
En los 90 se lo podía ver en las playas junto a sus nietos paseando por la costa, sonriente y despreocupado. Recién sería a fines del 2002 cuando vuelve a ser juzgado, esta vez por secuestro y asesinato durante su paso por Rosario. El genocida fue defendido por el estudio de abogados al que pertenecía el hombre de confianza de Patricia Bullrich -Pablo Noceti- el mismo que comandó las represiones a los mapuches en el sur.
Apenas seis meses de arresto domiciliario padeció Galtieri hasta su muerte el 12 de enero de 2003 producto de un cáncer de páncreas.

“Las urnas están bien guardadas”

Cuando usted dijo “las urnas están guardadas”, hay gente que recibió la frase como un baldazo de agua fría- pregunta Bernardo Neustadt a Galtieri.
Si hay alguno que ha pensado que el año que viene vamos a sacar las urnas y distribuirlas a lo largo y ancho del país para volver a la salida que alguna vez tuvimos, están totalmente equivocados.
Se referían a una frase del discurso que el teniente general había dado en el Colegio Militar con motivo del día del Ejército en 1981 (Clarín, 30/5/1981). Que Galtieri haya pronunciado estas palabras, y que el periodista pro-dictadura las festejara, daba cuenta en realidad del humor social y político que atravesaba a la sociedad. El gobierno militar se estaba debilitando. Al aumento de desempleo debido a la fuga de capitales y una fuerte recesión, se sumaron acciones obreras como tomas de fábricas, en 1979 y 1980, algunas movilizaciones locales y “paros sorpresivos”. Además las madres de desaparecidos, los organismos de derechos Humanos y los partidos de izquierda se hacían oír cada vez más. La marcha a San Cayetano convocada por la CGT y un amplio espectro opositor en agosto de 1981 fue masiva. Antes un paro de Bancarios contra el cierre y despidos de miles ante la crisis de la llamada "plata dulce" mostraban el deterioro creciente del régimen y la pérdida de apoyo en sectores de clase media. Es en este contexto que va a asumir Galtieri la presidencia en diciembre de 1981 en reemplazos de Roberto Viola.
El nuevo presidente era pintado por los medios burgueses como un militar menos rígido que Videla y Viola pero que a su vez concentraba mucho poder en sus manos: estaba al mando del Poder Ejecutivo y conservaba la jefatura del Ejército, a diferencia de su antecesor. Galtieri recibió el apoyo de los empresarios (23/12/1981 El día) y de la embajada norteamericana, sin embargo su gobierno solo duro seis meses. Durante este tiempo se aceleró el desprestigio de la dictadura llegando a producirse el 30 de marzo de 1982 un paro general con movilización convocado por la CGT que a pesar de la dura represión había reunido a cerca de 50 mil personas en todo el país. Dos días después comenzaría la aventura en las islas.
La recuperación de Malvinas sería la última carta que pondrá en juego el gobierno de Galtieri para sobrevivir. Pero el desastroso fracaso terminó con su renuncia el 18 de junio del 82 y el llamado a elecciones para octubre del año siguiente. Casi un año y medio más gobernarían los militares gracias al pacto que hicieron con los peronistas y radicales, los mismos que años después le regalarían el indulto tanto a él como a sus camaradas de armas.

Claudia Ferri

1. Ver en Mazzei Daniel, “El Ejército argentino y la asistencia militar norteamericana durante la Guerra Fría”. Revista Taller, Nro. 20, 2003
2. Quién desarrolla sobre esta relación entre ambos es Carlos del Frade en El Rosario de Galtieri y Feced.
http://www.desaparecidos.org/nuncamas/web/investig/frade76/frade76_00.htm
3. Recomendamos la lectura de El 69. Huelga política de masas: Rosariazo, Cordobazo, Rosariazo de Beba Balvé y Beatriz Balvé.
4. Ver en "La transformación de las relaciones cívico-militares: la ’Acción Cívica" del Ejército", en Represión estatal y violencia paraestatal en la historia reciente. FAHCE-UNLP.

martes, 16 de enero de 2018

2018: despidos y resistencia

Los trabajadores del Ballet Nacional protestan contra los despidos

Realizaron una medida de lucha frente al Ministerio de Cultura.

Los integrantes del Ballet Nacional de danza realizaron una concentración hoy (martes 16) frente al Ministerio de Cultura, para protestar contra el cierre de la compañía dirigida por Iñaki Urlezaga por parte del titular de la cartera, Pablo Avelluto.
Durante la medida, que tuvo lugar al mediodía y fue acompañada por trabajadores estatales de otras dependencias, se señaló que la clausura del ballet –en el que revistan más de 50 bailarines, médicos, maestros, músicos y cuerpo técnico- ha sido precedida por un parate durante la mayoría del año 2017, en la que no les fueron abonados los salarios.
Hubo actuaciones por parte de los despedidos y despedidas, quienes dieron cuenta también del rol social que desempeñaba la compañía, acercando la danza clásica a la población.
El desguace del único cuerpo nacional centrado en este tipo de danza integra una amplia avanzada del gobierno nacional y gobiernos locales contra la cultura, tanto de parte de los mandatarios de Cambiemos como de la oposición patronal. Como los que se multiplican en las más diversas áreas del Estado, los despidos a los trabajadores de la cultura se ven allanados por las contrataciones precarias heredadas del gobierno kirchnerista.

Prensa Obrera

Hospital Posadas: más de 100 despidos, policía y patotas contra los trabajadores

Detengamos la ofensiva de Macri y Vidal contra los empleados del sector público

Esta semana varias decenas de trabajadores del Hospital Posadas -en la localidad bonaerense de Morón- han recibido la noticia de que han quedado cesantes. Los despidos alcanzarían a más de 100 trabajadores de todos los sectores y turnos del hospital, incluyendo personas con inmunidad gremial, trabajadores con veinte años de antigüedad y también a los enfermeros del turno noche, que en el 2017 lucharon para rechazar el aumento de su jornada a 12 horas. La única respuesta de las autoridades es que finalizados esos contratos, se ha tomado la decisión de no renovarlos. De esta manera el oficialismo pretende asestar un nuevo golpe al movimiento obrero, haciendo uso del modo de contratación precarizadora que heredó de gestiones pasadas.
Recibida la noticia los trabajadores y trabajadoras del Posadas hicieron hoy (martes 16) una convocatoria en el hall central donde se congregaron más de cincuenta compañeros arengando contra los despidos y la flexibilización laboral.
Para intimidar a quienes luchan por sus puestos de trabajo, el gobierno colmó el Hospital con efectivos de la Policía Federal.
No fue el único ataque contra la lucha. Cuando los trabajadores se movilizaron para exigir a las gremiales la realización de medidas, la directiva de ATE Morón respondió agrediendo con una patota de cerca de 30 personas a los trabajadores, golpeándolos con palos y dejando al menos dos heridos. UPCN, a su turno, brilló por su ausencia.
Las reservas de lucha de los compañeros del Posadas deben ser no solo preservadas sino redobladas y contagiadas al resto de los compañeros, bajo la comprensión de que estos despidos son un escenario más del plan de guerra contra la clase obrera, que durante el 2017 vivió batallas como los conflictos de AGR, Pepsico, los propios enfermeros y enfermeras del Posadas y las multitudinarias marchas del mes de diciembre. El 2018 debe recoger esa trayectoria y avanzar con un plan de lucha como los que se están desenvolviendo en Fanazul, en Stockl y en Envases del Plata.
A la ausencia de las conducciones de UPCN y también de ATE debemos contrastarle una organización independiente de la burocracia, y a los intentos de persecución e intimidación de la patronal debemos responderle con la solidaridad con todos los despedidos. Este viernes está planteada la realización de una asamblea general, a la que deberá concurrir todo el activismo y los trabajadores del hospital. Sigamos el ejemplo de los enfermeros de turno noche, y derrotemos este nuevo ataque.

Prensa Obrera

"Un decretazo que anticipa la reforma laboral y beneficia a los banqueros" // Marcelo Ramal en C5N

Decretazo de Macri para saquear Anses

Con el reciente DNU Macri y su gobierno de depredadores vuelven a atacar a los jubilados con una medida de extrema gravedad que consiste en tratar de apropiarse del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) que hoy cuenta con activos que superan los 55.000 millones de dólares.
El DNU elimina la autonomía del FGS y de este modo permitirá que los funcionarios interventores de la camarilla gubernamental puedan armar fideicomisos, una especie de mesa de dinero, con estos fondos, para diversos negocios financieros o de otro tipo. Hay que recordar que el anterior administrador del FGS, uno de los Blaquier, fue eyectado de su cargo cuando tomó estado público que había armado un fideicomiso con Qatar utilizando 200 millones de dólares del Anses. Este “Memorándum” con Qatar tendría su sede en un paraíso fiscal y lo había firmado la vicepresidenta Gabriela Michetti.
A partir de ahora estas operaciones fraudulentas estarán amparadas por el DNU de Macri para que sus boys hagan negocios con el dinero de los jubilados. Se trata de una vuelta de tuerca a otros manotazos a estos fondos que ya fueron establecidos en la ley 27260, mal llamada de “reparación histórica” y rebautizada popularmente como de la “estafa histórica”, que ya eliminaba regulaciones en el control del FGS para permitir la liquidación de acciones en su poder. Así se liquidaron acciones de Petrobras y Soda Solvay que reportaron enormes ganancias a sus compradores y el consiguiente deterioro en el fondo.
La sustentabilidad del Anses está siendo atacada sistemáticamente por el macrismo no solo por estas medidas delictivas, sino además, por una nueva rebaja de los aportes patronales a dos puntas, ya que los patrones no harán aportes previsionales para sueldos menores a $12000 y tampoco lo harán con aquellos trabajadores que decidan continuar trabajando después de los 65 años.
Queda claro que la supervivencia del sistema depende íntegramente de los propios trabajadores y jubilados poniendo al día el histórico reclamo de que el Anses esté dirigido por delegados electos y revocables de sus propios trabajadores y jubilados. Para encarar esta lucha más necesaria que nunca los trabajadores del Anses y los jubilados tenemos que impulsar asambleas conjuntas que voten un programa y organicen un Plan de Lucha para derrotar los planes saqueadores del gobierno.

Mario Diamonte

Vidal sueña con un mundo sin sindicatos

Maniobras para lograr la desafiliación de los docentes

Subrepticiamente, cuando cualquier docente o auxiliar consulta su recibo de sueldo (COULI) en la página ABC, aparece una leyenda que lo invita a desafiliarse del sindicato al que estuviera agremiado.
Por si esto no fuera suficiente, “facilita” el trámite publicando un formulario para desafiliarse en la página de la DGCyE (Dirección General de Cultura y Educación).
La gobernadora Vidal ha lanzado una ofensiva sobre todos los sindicatos.
Usa como excusa las afiliaciones compulsivas del SOEME, con las que su gobierno (al igual que con anterioridad Scioli) convivió y fue cómplice durante dos años.
Esta campaña del gobierno de Vidal es una clara e indisimulable coerción de la patronal sobre los trabajadores, un abuso de poder y una práctica desleal que violenta incluso la Ley 23551 que regula a las entidades gremiales.
En Suteba, por ejemplo, tanto la afiliación como la desafiliación son acciones voluntarias y conscientes que cada docente realiza.
El objetivo de la gobernadora, en momentos en que se debate la próxima paritaria, está en juego el IPS, pretenden imponer la reforma antieducativa a través del Plan Maestro y avanzan en la reforma laboral, es debilitar y vaciar los sindicatos para destruir toda herramienta de lucha.
Vidal trata de montarse en el desprestigio de las burocracias sindicales, para desmantelar las organizaciones gremiales y así avanzar con la reforma laboral y previsional, que en educación significa liquidar el Estatuto del Docente y “armonizar” las condiciones jubilatorias del IPS con las del Anses (no más movilidad acorde al sueldo en actividad, aumento de la edad a 57 años en mujeres y 60 en varones, robo de los fondos del IPS para uso del gobierno nacional).
Alienta la desafiliación para que los sindicatos se sostengan no con los aportes de sus afiliados, sino con las prebendas que el gobierno les entregue, como pactó por ejemplo la Ctera, en el acuerdo paritario 2016, un porcentaje por afiliado que el gobierno entrega a sus sindicatos.
Los sindicatos son conquistas HIS-TO-RI-CAS de los trabajadores que lucharon por su constitución, para enfrentar la arbitrariedad de la explotación patronal, con independencia del rumbo que tomen sus direcciones.
Los sindicatos docentes tiene una larga lista de desaparecidos y asesinados por la dictadura militar como Arancibia de Tucumán, Marina Vilte de Salta, Requena de Córdoba o Alfredo Bravo a quien logramos salvar luego de su secuestro con una gran campaña en la que Tribuna Docente tuvo especial participación.
La docencia siempre ha buscado cómo pasar por encima a las direcciones vendidas, conquistando seccionales como las Multicolor y saliendo a la lucha cada vez que se ha considerado necesario con los métodos que usan y defienden los afiliados y los sectores antiburocráticos: asamblea general, plenarios de delegados con mandato.
No le damos ningún derecho a que Vidal y el Estado patrón se metan en la vida y funcionamiento de los sindicatos.
No es de extrañar, sin embargo, la actitud pérfida y antisindical de la gobernadora. Va en la misma línea que desarrolla el gobierno Macri de reprimir, perseguir y detener a los trabajadores y la izquierda que se organizan y reaccionan contra su Plan de ajuste. Asi actuó el macrismo frente a la masiva movilización popular del 14 y el 18 de diciembre con gases y balas de goma frente a los trabajadores que ganaron la plaza para protestar contra la reforma jubilatoria.
A Macri y a Vidal, los docentes responderán defendiendo la organización y la democracia sindical. Con más afiliados, más asambleas de escuela, de seccional, plenarios de delegados con mandato, en las seccionales y a nivel provincial.
Allí estuvieron en primera línea los Multicolor el 29 de noviembre y el 6, el 14 y el 18 de diciembre, llevando en sus columnas a cientos de docentes de distritos Celestes desconformes con la acción timorata de Ctera y Suteba de Baradel y Alesso.
No se entregarán las organizaciones sindicales a la patronal de Vidal y compañía, como tampoco a la burocracia.
El desarrollo de sindicatos clasistas como herramienta de lucha por los derechos e independientes de las patronales y el gobierno avanza. Eso es lo que le preocupa a Macri y los gobernadores, el desarrollo de agrupaciones y cuerpos de delegados clasistas a lo largo y ancho del país.
Desde Tribuna Docente se defiende esta perspectiva, como parte de los Suteba Multicolor que integra, y en los demás distritos para extender la organización clasista de los trabajadores a nivel provincial y nacional.
Más que nunca hay que redoblar el esfuerzo para conquistar afiliaciones y para extender estos principios a todo nuestro sindicato, para defender nuestro salario, el Estatuto, nuestras jubilaciones y la escuela pública.
Defendemos a los sindicatos y luchamos por direcciones combativas.
La armonización del IPS, la reforma laboral y la reforma antieducativa no deben pasar.

Claudia Consiglio - Nora Biaggio

lunes, 15 de enero de 2018

Vidal prepara el terreno para otro ataque a la escuela pública: impulsan desafiliación de sindicatos docentes



El gobierno provincial promueve la desafiliación con un formulario online y un link que aparece cada vez que un docente consulta sus haberes. Un ataque a la organización de cara a la paritaria.

Actuando en la absoluta ilegalidad la Dirección General de Cultura y Educación publicó un comunicado en su sitio web donde promueve la desafiliación, y una leyenda que aparece cada vez que un docente ingresa a consultar sus haberes donde se invita a los trabajadores de la educación a desafiliarse en un solo click.
El gobierno se respalda en las acusaciones al Soeme dirigido por Balcedo, de afiliar compulsivamente a los trabajadores de la educación y estatales, para atacar a todos los sindicatos docentes.
Con la excusa de “combatir a las mafias”, la gobernadora pretende desbaratar la organización de los docentes a días del comienzo de la paritaria. La que actúa de forma mafiosa es Vidal que convivió durante años con esos dirigentes sindicales con los que hace negociados y acuerdos, y ahora pretende montar un circo por fuera de la legalidad, interviniendo los sindicatos que son organizaciones de trabajadores, independientes de la patronal y el Estado.
Como parte clave del proyecto macrista de recortar atacando a los trabajadores y jubilados; la gobernadora ya lanzó su declaración de guerra a la escuela pública, que consiste en despedir a decenas de miles de suplentes, cerrar cursos, saquear los fondos jubilatorios del IPS que es la única caja superavitaria del país, elevando la cantidad de años de trabajo y reduciendo los haberes.
Los docentes vienen siendo un sector que salió a enfrentar las políticas de ajuste y ataques a la educación pública desde que Macri asumió. Sin ir más lejos, en las jornadas del 14 y 18 diciembre contra la reforma previsional; la docencia se movilizó por miles, donde se destacaron las columnas de los Suteba combativos como La Matanza y Tigre que estuvieron en primera línea enfrentando la represión policial.
Defender los sindicatos y ponerlos al servicio de los trabajadores
Lo que quiere el gobierno es evitar que la docencia tome las calles nuevamente, en una paritaria testigo que podría transformarse en un ejemplo para el resto del movimiento obrero. Y este año se juega mucho en las paritarias ya que van a intentar meter cláusulas por gremio con las modificaciones que querían hacer con la reforma laboral.
Las Conducciones sindicales van desde la tibieza de los gremios dirigidos por el kirchnerismo, hasta la inacción más escandalosa de la CGT, como vimos en las jornadas de diciembre contra el robo a los jubilados.
Sin embargo, hay fuerza para enfrentar los ataques del gobierno ya que las bases de los sindicatos están dispuestas a movilizar.
Gabriela Macauda, secretaria gral. adjunta de Suteba Tigre señaló que: “Frente a este ataque a las organizaciones sindicales Baradel debería convocar para febrero a un Congreso Provincial de Delegados en común con el resto de los gremios docentes de la Provincia de Buenos Aires; donde empecemos a debatir y votar resoluciones sobre cómo prepararnos para la paritaria, la amenazas de despidos, y el ataque al IPS. Aún Baradel ni siquiera se ha pronunciado al respecto, no podemos permitir que condene a decenas de miles de docentes a la inacción.
Frente a la ofensiva de Vidal de debilitar nuestra organización sindical por medio de la desafiliación, debemos impulsar una gran campaña donde los más de 80mil afiliados a Suteba dupliquemos la afiliación. Muchos trabajadores frente a la inacción y la entrega de los dirigentes sindicales ven como salida la desafiliación; hay que explicar que eso nos quita fuerza frente al gobierno y su plan de ataque a la escuela pública. Por eso les decimos: afiliate al Suteba para fortalecer el sindicato, militá en la Marrón para poner el sindicato al servicio de los trabajadores y sus luchas. Nuestra tarea es recuperar los sindicatos de manos de la burocracia sindical y transformarlos en una herramienta de lucha y organización”
Por su parte, Nathalia Gonzalez Seligra, referente de Suteba La Matanza y Diputada Nacional por el PTS-FIT declaró: “Con mi compañero Nicolás del Caño, venimos acompañando las luchas de los trabajadores que desde el primer día del año vienen resistiendo, como los estatales de la Unidad Ejecutora Provincial (UEP) que realizaron una permanencia en el edificio donde funcionaba la dependencia encargada de la construcción y reparación de escuelas que el gobierno quiere cerrar, o los trabajadores de fabricaciones militares de Azul que se vienen movilizando y realizando cortes contra los despidos de Vidal. Creemos que la perspectiva es desarrollar con todo la fuerza de los trabajadores que los sindicatos no permitieron que se exprese en diciembre, y ponerla al servicio de enfrentar el techo salarial que van a querer imponer, y contra la persecución y judicialización a los luchadores y la izquierda como Arakaki y Dimas Ponce que se encuentran detenidos luego de las movilizaciones contra la reforma previsional”.

Paula Akerfeld
Delegada SUTEBA Tigre

Un gobierno al servicio de los negocios

Golpe al Estado

La comarca andina es un paraíso en nuestra tierra, sus arboledas se agitan en verano con el paso de una brisa que invita a respirar profundo. Allí se encuentra, en sus extendidas vacaciones, Mauricio Macri. En Cumelen, que en lengua mapuche significa estar bien. Un lugar privilegiado para soñar. Mauricio sueña el sueño de los patrones, y en medio del ocio extravagante, suspira aliviado para firmar el decreto 27/2018.
En el sueño de los patrones el Estado sólo existe para facilitar sus negocios, es una empresa mas del holding que garantiza su eterna riqueza. En el sueño de los patrones, nadie defiende a sus trabajadores, nadie los representa, ellos nacen trabajando y así se mueren, al servicio de la acumulación de la riqueza del patrón.
Es pensar que Macri tuvo una inspiración estival que lo llevó a tomar la decisión de violentar los principios elementales del orden constitucional que los fanáticos de la república dicen defender para llevar adelante un desmantelamiento del Estado y el derecho público; o bien, terminar por concluir que Macri es apenas una circunstancia anómala en nuestra historia, un vago de ocasión que ocupa la función presidencial, mientras los grupos económicos asumen la representación política del Estado y legislan para su exclusivo beneficio.
Como sea, la agenda legislativa prevista para las sesiones extraordinarias del Congreso y la brutalidad jurídica expresada en el decreto ómnibus 27/18, nos permiten observar con nitidez que el presente año estará marcado por la fase mas agresiva del ajuste estructural sobre la economía, con severo impacto en el bolsillo de las mayorías populares, un desmantelamiento progresivo del Estado, y un ordenamiento normativo para liberalizar las condiciones en que un puñado de familias y los grupos económicos transnacionales hacen negocios descontrolados con nuestra riqueza.

“La misma vieja historia vieja”

El maquillaje discursivo, una vez mas, precedió a la formalidad institucional. Un día antes de sancionado el decreto en cuestión, cuatro personajes de segunda línea institucional, con la presencia apenas del Ministro de Producción -no habituado a los anuncios edulcorados al estilo Marcos Peña- dieron noticia que se preparaba un decreto con el fin de “desburocratizar” areas del Estado y avanzar en la “modernización” del sector público.
El neoliberalismo, experto en cinismo pero incapaz de actualizar conceptos, vuelve a repetir hasta el cansancio aquellos mismos argumentos que utilizaron Martínez de Hoz durante la dictuadura, Cavallo y Dromi durante el menemismo, para llevar adelante una supresión de políticas públicas destinadas a garantizar la planificación del Estado, el ejercicio del control que asegura la adecuada recaudación posterior, o que instrumenta normas que dificultan que los ricos sean cada días mas ricos y los pobres se mueran de hambre.
Martínez de Hoz, en aquél lanzamiento de su modelo económico el 2 de Abril de 1976 aseguró que “hemos dado vuelta una hoja del intervencionismo estatizante y agobiante de la actividad económica para dar paso a la liberación de las fuerzas productivas”. Mas reciente, y mas fresco en la memoria, se encuentra aquél sincericidio del Ministro de Obras Públicas de Carlos Menem, Roberto Dromi, quien sentenciara “nada de lo que deba ser del Estado permanecerá en manos del Estado” al anunciar “el decálogo menemista para la reforma del estado” (sic).-
Tres ciclos de idéntico desmantelamiento del Estado para favorecer la implementación de una matriz económica que asegure una brutal transferencia de recursos desde el bolsillo de los laburantes y los que menos tienen hacia los balances de un puñado de grupos económicos que multiplican sus ingresos a través de la financierización de la economía.
Sin mayores novedades que los detalles actuales de su implementación, el sueño de construir un paraíso sin regulaciones ni cargas impositivas para los negocios empresarios, dio un paso mas hacia su objetivo.

Ni necesario, ni urgente

A lo largo de 192 artículos, el decreto deroga, sustituye e introduce normas que avanzan en la desregulación del Estado en sectores de la economía absolutamente diversos. El común denominador es garantizar la desaparición del Estado en su intervención en segmentos de nuestra economía que aseguran negocios para un puñado de grandes empresas.
La esperanza desburocratizadora que aliviane los trámites del público en general, se desvance apenas se concluye con la lectura del decreto. No hay un sólo artículo en toda la norma que garantice, facilite u optimice trámites usuales de la población.
Tal y como se expone en los considerandos de la norma, las roformas encaradas por decreto tienen como meta adecuar los marcos regulatorios a las exigencias de la OCDE (Organización para la cooperación y el desarrollo económico) y el GAFI (Grupo de Acción Financiera Internacional), dos organismos internacionales que operan como gendarmes del libre mercado y los negocios financieros de las multinacionales.
No existe un sólo indicio en la exposición de motivos del decreto que justifiquen los requisitos de necesidad y urgencia que el art. 99, inc. 3Ero de la Constitución Nacional le impone al Presidente para suplantar la acción legislativa por el camino de la sanción de un decreto. Sin embargo, Mauricio Macri promedia dos años violentando la Constitución Nacional sin que ello implique un obstáculo para garantizar las metas en la satisfacción de los intereses corporativos que han llegado para representar desde el Poder Ejecutivo.
En definitiva, la legalidad es una síntesis de las correlaciones de fuerza existente en un determinado momento. A los Gobiernos populares se les exige un apego legislativo y los marcos constitucionales, que a los gobiernos que expresan los intereses de los propietarios del manejo perverso del sentido común, se les exceptúa. Cuando los grupos económicos gobiernan, la legalidad se adecúa a sus intereses, el poder se impone, mas alla de tradiciones democráticas. Así gobierna Macri, en la parábola expresada en la novela del 13, aquella que sentenciaba que “los ricos no piden permiso”.
Las patronales agroexportadoras que durante años fugaron dolares al extranjero, escondieron las cosechas para asfixiar económicamente al Estado, han sido beneficiados en dos años con una ley de blanqueo de capitales, una quita brutal sobre las retenciones a las exportaciones, la liberalización de las importaciones que le permite obtener insumos y herramientas mas baratos, y la desaparición de cualquier organismo de control sobre el trabajo rural. Ejercen el gobierno en nombre propio, Etchevehere es el Ministro de Agroindustria, y en este decreto se benefician con la desregulació de la habilitación de puertos, con beneficios en la logística de transporte de granos y con la eliminación final de cualquier traba a la importación. Sin contar los desaguisados que se le autorizan con las transformaciones de figuras de la ley societaria.
Los bancos y los departamentos financieros de los grupos económicos, aquellos que mes a mes multiplican sus ingresos en la timba de LEBAC y LETES, que amplian sus margenes de ganancias con comisiones y negocios financieros, han sido beneficiados ampliamente con la caja de pandora que decretó Macri. Modificaciones en los límites de embargo de cuentas sueldo, en las garantías sobre depósitos, flexibilización para sumarse al régimen simplificado societario, y la disponibilidad de los Fondos de Garantías de Sustentabilidad para negocios financieros diversos, constituyen una cheque abierto que garantiza ganancias inusitadas para el sector.
El avance en el desguace de la defensa nacional, quitándole atribuciones de control sobre el transporte aeroportuario, la derogación de la ley de autoabastecimiento del ejército, la libre disponibilidad de sus tierras para negocios inmobiliarios, constituyen una oportunidad fabulosa para aquellos que viven de la depredación del Estado para asegurar la multiplicación de sus finanzas, y especialmente para las empresas vinculadas al Presidente que buscan territorio para extender el negocios de los parque aeolicos y las empresas “low cost” que han llegado para iniciar la privatización encubierta de la línea aérea de bandera.
El paraíso desregulado con el que sueñan los grupos económicos avanza a paso firme. La seguridad jurídica para sus negocios, encuentran en el decreto que Macri sancionó durante sus vacaciones, violentando cualquier principio Constitucional, una brisa fresca, como aquella que respira el Presidente en el sur de nuestra Patria, cada día mas amenazada.

Fernando Gomez. Director del Colectivo de Medios Oveja Negra y Secretario Político de Descamisados.

Sinfonía para Ana, entre la militancia y el amor en dictadura



Luego de estar en la cartelera del cine desde octubre, se proyectó la película de Virna Molina y Ernesto Ardito, basada en la novela homónima de Gaby Meik, inspirada en hechos reales que conmueve hasta las lágrimas.

El día jueves se proyectó en el cine Gaumont la película de los reconocidos cineastas. El conmovedor film comienza con la historia de dos amigas inseparables, Ana e Isa, que en el contexto de la década de los años 70 deciden involucrarse en la militancia de la juventud peronista. Ambas cursaban en el Colegio Nacional de Buenos Aires. En 1974 concurren a Plaza de Mayo a escuchar el famoso último discurso de Juan Domingo Perón, y según palabras de Ana, es donde decide "hacerse peronista" y comienza su militancia en Montoneros. A la par que se encadenan los hechos, Ana va relatando toda su historia de vida a través de unas cintas grabadoras, dándole su particular mirada a todo lo que iba sucediendo en los alrededores.
Las escenas transmitidas contienen imágenes de sensibilidad y temas de gran profundidad, producto del momento histórico en el que se sitúa la historia. Entre asambleas y discusiones de agrupaciones, Ana se enamora de Lito, un joven militante del Partido Comunista Revolucionario, y en la toma del colegio sellan su amor con su primer beso. En 1974, todavía con Perón en vida comenzara su accionar fascista la Triple A, Ana se irá enfrentando a diferentes situaciones políticas, de amor y de género. Los estudiantes del Nacional reconocerán el avance de los elementos de derecha en el gobierno de Isabel Perón y enfrentan la misma disyuntiva que toda la militancia peronista de la época: los persigue el propio movimiento político al cual ellos dedican su vida y militancia para lograr transformar la realidad.
La realidad política avanza a ritmos vertiginosos los dos años previos a la última dictadura cívico-militar. Para 1975 ya empiezan las persecuciones a los militantes del colegio secundario, al rector y a los profesores que apoyan la lucha de los estudiantes. Luego de que la conducción de Montoneros decide pasar a la clandestinidad, su base queda expuesta a la represión y la persecución. Los jóvenes comienzan a tomar recaudos para continuar su militancia. Ana deberá procesar estos cambios a la velocidad de la luz con sus jóvenes 14 años: sus dos pasiones, amor y militancia sufren un choque y deberán ir por caminos separados un breve tiempo. Ana se siente presionada por Lito para tener su debut sexual, el cual la atormenta tanto que ya no sabe que excusa poner para evitar el episodio. En ese tiempo estaba naturalizado el hecho de dar “la prueba de amor” a través del acto sexual de las chicas vírgenes a sus novios, en la película muestra como él, en un acto de chantaje le comenta que al cumplir los 6 mese de noviazgo ella debía darle de regalo “eso”. Una práctica de lo más usual en el contexto machista de ese tiempo. Frente a esta presión la joven decide alejarse de Lito y pedirle un tiempo para pensar, aunque él lo acepta, no logra entender lo que le pasaba a ella, que solo sentía el amor por medio del afecto, las caricias y los besos. Sus propios compañeros de militancia aprovecharan esta crisis de Ana para sugerirle que se separe de Lito por militar en otro partido, ya que se según ellos, ponían en riesgo la militancia de la organización.
Junto con estos sucesos políticos que configuran una realidad caótica del país, el film logra cimentar una historia paralela: que es la amistad de Ana e Isa. En 1975 ya comienzan las primeras pérdidas en la militancia del propio colegio. Alumnos del Nacional caen asesinados y son velados en el mismo colegio. Ana advierte este cambio y opina en su intimidad que "ya nada volverá a ser como antes". Para 1976 las bajas pegan un salto, al igual que el accionar represivo del Estado. Su propio entorno sufrirá bajas sensibles de amigos y compañeros. Montoneros volcado a su aparato militar, deja al descubierto su impotencia estratégica de ver perder una guerra donde no tenía ningún tipo de chances de victoria. Ante el golpe de marzo del 76, tanto Lito como su amiga inseparables Isa, se van del país, por los riegos que comprometían sus vidas. Ana se queda en la más absoluta soledad, Ana decide continuar la lucha, porque bien sabe que el riesgo es "morir luchando o morir de aburrimiento". Los militares hacían estragos en la organización y la propia dirección de Montoneros había resuelto ofrecer a sus militantes la pastilla de cianuro, ante el riego que caigan y sufran la interminable represión y delaten a sus compañeros.
A Ana logran agarrarla al mes del golpe militar. Todo parece indicar que en su intento por tomar la pastilla, no llego a tiempo y la policía la detiene y va a parar a un campo de concentración. Ana con dieciséis años fue una militante comprometida que luchaba por una sociedad igualitaria y dedico su vida consciente a la militancia revolucionaria.
En los últimos minutos de la película, la que toma la palabra es Isa. Nos cuenta cómo estando en España se entera de la caída de Ana, su profunda depresión que la llevó a la adicción de las drogas, al no tener más a su amiga. Al regreso de la democracia, regresa al país y decide quedarse a dormir por seis meses en el cuarto de Ana para subsanar las heridas aunque sea un poco. El amor de la madre de Ana y su propia voluntad la llevan a abandonar su adicción a las drogas y logra formar una familia y encontrase con los muchos compañeros que lograron sobrevivir, no dejando de querer ni reivindicar los que se perdieron o no quedaron en el camino.
Frente a la situación política actual, en donde tanto el gobierno y los medios de comunicación hegemónicos intentan instalar la idea de que los violentos están del lado de los que luchamos contra las injusticia, las desigualdades y la violencia machista y en donde aun los genocidas no terminan de pagar los crímenes que realizaron durante la última dictadura cívico militar, como en el caso más reciente de Etchecolatz, la película se proyectó a sala llena y entre lágrimas y llanto de los espectadores se escuchó un cántico que salía desde los más profundo de las entrañas de todos, “como a los nazis les va a pasar, adonde vayan los iremos a buscar”.

Ricardo Farías
Docente | Corriente Nacional 9 de Abril | Lista Marrón L.de Zamora| @ricardodamian
Gisela Brites

domingo, 14 de enero de 2018

Aborto legal 2, Feinmann 0



Una encuesta demoledora

Eduardo Feinmann, el “periodista” conocido por ser enemigo de todas las causas justas y los luchadores y especialmente la izquierda, que tiene un largo haber de provocaciones a los reclamos populares, ahora salió a arremeter contra las mujeres y la causa del aborto legal.
A raíz de que Muriel Santa Ana contara que a los 24 años se había realizado un aborto y que otras mujeres del llamado mundo del espectáculo refirieran sus propias experiencias, Eduardo Feinmann se sumó al ejército de reaccionarios que atacaron a la actriz en Twitter y, citando una nota que contenía esos relatos, opinó “La confesión de un delito. Terminaron con LA VIDA POR NACER”, expresando su posición contra la legalización del aborto y los derechos de las mujeres.
como respuesta, se viralizó un meme con su foto a la que se incorporó un pañuelo verde, símbolo de la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito. Enfurecido, Eduardo Feinnmann lo desmintió y, buscando redoblar la embestida contra las mujeres y el reclamo, lanzó una encuesta por twitter “¿Ud está a favor o en contra del aborto legal, seguro y gratuito?”.
La encuesta resultó un bumeran. Hasta el momento, fue retuiteada seis mil veces y recibió casi 150.000 votos, con un 79% favorables al aborto y tan solo un 16% en contra y un 5% por Ns/Nc. Un revés para un “periodista” que ha sido funcional a las operaciones políticas contra los luchadores tanto del gobierno macrista como del gobierno kirchnerista.
A pesar de tratarse de una red social plagada de trolls y bots manejados por el gobierno e influencers oficialistas que intoxican las encuestas y multiplican los comentarios violentos, especialmente contra quienes no comparten las políticas del poder, para dañar, generar hartazgo y enmarañar esas posiciones, se expresó de manera contundente y de la mano de cuentas genuinas el apoyo a la legalización del aborto. A renglón seguido fue el portal Infobae quien tomó la encuesta y lanzó la suya, intentando salvar al vocero de todos los gobiernos de las “trolls feministas”: de 22.000 votos, por ahora, un 75% se pronunció por la legalización. Otro tiro por la culata.
La cruzada de Feinmann contra el movimiento de mujeres, lo mismo que en el caso de la Iglesia y los gobiernos, no responde a una defensa del "derecho a la vida" sino que forma parte de un intento de regimentación política y social de las mujeres. La batalla por la legalización del aborto enfrenta, en nuestro país, a los sucesivos gobiernos provinciales y nacionales (incluyendo a Cristina) que bajo el influjo de la Iglesia bloquean sistemáticamente el reclamo.
En nuestro país se practican medio millón de abortos al año. Entre 50 mil y 100 mil mujeres son internadas por causas relacionadas con el aborto clandestino, que es a la vez la principal causa de muerte entre las mujeres gestantes. El planteo de aborto legal, seguro y gratuito busca darle una salida a esta gravísima situación social que afecta particularmente a las mujeres más explotadas.

Maro - @romano_m

Pitrola: “La reforma laboral empezó por DNU: vamos por un paro activo nacional”

Néstor Pitrola, dirigente del Partido Obrero en el Frente de Izquierda, atacó el megadecreto de Macri en torno a los derechos de los trabajadores.
Pitrola señaló “El megadecreto autoproclamado de “desburocratización” de Macri, comenzó la reforma laboral por la vía sumaria y ejecutiva de un DNU que está al servicio del capital financiero y premia a las empresas negreras. Esto es así porque permite embargar las cuentas sueldo, cuando la familia trabajadora está fuertemente endeudada como resultado de la caída del poder adquisitivo de los salarios y jubilaciones. Se trata de una disposición de efecto retroactivo a favor de los bancos acreedores. En segundo lugar, reduce a solo 30 días la inclusión en el registro de infractores (antes podía ser de hasta tres años) de las empresas que superexplotan a trabajadores en negro, que son la friolera del 34,4% de los trabajadores argentinos, reduciendo también las multas.”
“Macri, de este modo, ha empezado la reforma laboral que teme llevar al parlamento ante la enorme movilización obrera que generó la reforma previsional. El movimiento obrero se enfrentará a una ofensiva para implementar la reforma laboral a través de convenios flexibles viabilizados por la burocracia sindical que hoy no está en condiciones de bancar la ley pactada por el Triunvirato abiertamente, por la vía de decretos de falsa necesidad y urgencia y mediante una Justicia cada día más adicta.”
Pitrola finalizó “Para garantizar esta vía el gobierno está formando una Bicameral de revisión de los DNU de paridad con la oposición donde el presidente desempatará en su favor al menos por un año. Es el reaseguro de la “gobernabilidad” de los pactos parlamentarios con el PJ. Los trabajadores tenemos que ponernos en pie definitivamente para derrotar el paquete de guerra contra los trabajadores mediante un paro activo nacional y un plan de lucha. En las jornadas de diciembre probamos nuestra enorme fuerza. La huelga general será la única manera de derrotar el conjunto del plan de guerra contra nuestros derechos que está en marcha. Para ello impulsamos un Congreso de Delegados con mandato de asambleas de la CGT, la CTA y todos los sindicatos. La burocracia sindical no es la dueña de los sindicatos, que son nuestras herramientas. Los trabajadores nos tenemos que hacer cargo de nuestras propias organizaciones para quebrar el nefasto pacto de la CGT con el gobierno que se expresa también en el pacto de los gobernadores con Macri que originó el robo a los jubilados y todo el paquete antiobrero.”

PARTIDO OBRERO

13/12/18

Pitrola: 1553242356

"Es una operación financiera con la plata de los jubilados"// Jorge Altamira en Crónica

Un decretazo que anticipa la reforma laboral y beneficia a los banqueros

Hecho a pedido de la OCDE.

Apelando a la medida de excepción del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU), con el cual obvia todo debate y el paso por el Congreso, el gobierno adelantó beneficios a los empresarios que estaban contemplados en su proyecto de Reforma Laboral.
Entre otras cosas, el decretazo, que se dicta bajo pedido y lineamientos de la organización imperialista OCDE, según reconoce el propio gobierno en los fundamentos del DNU, reduce el monto de las multas y otras sanciones a las empresas que tengan trabajadores no registrados (en negro), que hoy alcanzan a alrededor del 35% de toda la población trabajadora del país. Y, de paso, habilita a los bancos para que puedan embargar las cuentas sueldo para cobrarse cualquier crédito o deuda impaga del trabajador.
En cuanto a las empresas incumplidoras, con la legislación actual, si ellas recibían una inspección y eran denunciadas por la autoridad laboral –cosa que no ocurrió a menudo con este gobierno ni con el anterior–, debían blanquear al personal involucrado y pagar una multa y pasaban a integrar un registro de infractores en el cual se mantenían por entre 60 días y tres años, en función de la gravedad de la irregularidad cometida.
Esto hacía que, durante ese período, no pudieran acceder a programas, acciones asistenciales o de fomento, beneficios o subsidios administrados, implementados o financiados por el Estado nacional, líneas de crédito otorgadas por bancos públicos, ni participar de concesiones y acceder a beneficios económicos de parte del sector público.

La “desburocratización” para los capitalistas

Ahora, el decretazo publicado ayer establece que sea cual sea la gravedad de la irregularidad cometida, sólo estarán en el registro de infractores un máximo de 30 días y se reducirá el monto de las mutas establecidas actualmente.
Este es un llamado directo a mantener las contrataciones irregulares ya que las sanciones –si la cartera de Jorge Triaca las “detecta”–, van a tener una sanción absolutamente leve, que se compensa con los beneficios empresarios de mantener, incluso durante años, a trabajadores contratados en negro.
De acuerdo con los datos oficiales, por el Registro Público de Empleadores con Sanciones Laborales (Repsal), han pasado, entre otras, Quilmes, La Serenísima, Adecco, Mostaza, Bodegas Norton y Adrian. Más allá de que el cumplimiento de las sanciones es de difícil comprobación, las empresas evasoras verán ahora facilitada su actividad irregular.
En el colmo del caradurismo, en la cartera de Trabajo sostienen (Ámbito, 10/1) que las sanciones contenidas en la legislación actual habían derivado en una suerte de parálisis de las inspecciones oficiales por considerar que la inclusión en el registro podía significar una suerte de condena al estancamiento o incluso quebranto de las compañías incluidas.
Esta medida se complementa con la del “blanqueo” planteado por el gobierno para las empresas que tienen personal en negro. Si alguna de ellas decide blanquear a los trabajadores que estén contratados de manera irregular, no deberán afrontar ninguna sanción por la falta cometida y se extinguirán los juicios que pudiera haber en marcha.
Mientras tanto, a los trabajadores solo les serán reconocidos a los efectos de los beneficios correspondientes a antigüedad y jubilación, un máximo de 6 años, más allá de cual sea el período que haya estado revistando en negro.

Expropiación de los salarios

Además, el decretazo macrista, que fue presentado y justificado con el pomposo argumento de “desburocratizar y simplificar el funcionamiento del Estado”, incluiría como parte de éste a los dueños de los bancos, ya que, sin que tenga ninguna vinculación con el propósito anunciado, aprovecha para darles la potestad de que embarguen en forma directa las cuentas sueldo.
Hasta ahora eran inembargables porque se entiende que es el dinero destinado a la manutención del trabajador y su familia. Ya los banqueros tenían la posibilidad de reclamar judicialmente a los empleadores que se embargara una parte del sueldo. Ahora se “desburocratiza”, no el Estado sino la posibilidad de expropiar la remuneración de la fuerza de trabajo.
Todas estas medidas son parte de la ofensiva precarizadora, flexibilizadora y antiobrera lanzada por el gobierno. La ley de Reforma Laboral es un puntal en este sentido. Con la misma pretenden liquidar conquistas alcanzadas por los trabajadores con sus luchas a lo largo de 100 años.
Abajo la Reforma Laboral. Abajo el decretazo.
Vamos por asambleas en los lugares de trabajo y plenarios de activistas y delegados en todos los sindicatos y seccionales. Serán los trabajadores organizados los que derrotarán el plan de guerra del gobierno.

Nelson Marinelli

"Vidal fomenta la desafiliación de los sindicatos para avanzar con las reformas antiobreras"

La diputada nacional del Partido Obrero – Frente de Izquierda y secretaria general de Suteba Matanza Romina Del Pla, se refirio a la campaña de desafiliacion sindical que lanzo el gobierno provincial "Vidal se monta en el desprestigio de la burocracia para impulsar la desafiliacion de los trabajadores de los sindicatos. Lo que la gobernadora busca ofreciendo una desafiliacion facil es demantelar las representaciones gremiales, especialmente las genuinas y combativas como en Suteba, para que los trabajadores nos encontremos vulnerables para defender nuestros derechos e imponernos la reforma laboral y jubilatoria sin resistencias y liquidar el estatuto docente y nuestro regimen previsional. A su vez es una impostura: su ataque a los burocratas es una extorsion contra quienes fueron sus socios para aprobar la reforma laboral, no para defender a los trabajadores. Este mismo gobierno convivió con las afiliaciones compulsivas y es el Estado quien genera y alimenta la corruptela sindical y se sirve de ella contra los trabajadores.”
“Esta medida se inscribe en un cuadro de escalada antiobrera que Macri y Vidal llevan adelante contra los trabajadores: a fuerza de represión estatal quieren liquidar conquistas históricas de los trabajadores y criminalizar la lucha contra las reformas en curso para amedrentar la movilización popular. Promover desafiliaciones va en la misma línea: diluir la capacidad de acción de los trabajadores contra la arbitrariedad del Estado. Denunciamos esta politica en curso y llamamos a los trabajadores a afiliarse masivamente, defender su sindicato y luchar para expulsar a la burocracia sindical de los mismos. Seguiremos luchando por la libertad de todos los detenidos y contra la politica represiva"

Romina Del Pla:
11 4042-9791

A Macri se le hace cuesta arriba imponer su regresiva reforma laboral

El gobierno neoliberal de Muricio Macri insiste en un camino regresivo en las relaciones de trabajo, pero su proyecto de Reforma Laboral, antecedido por unos dos mil despidos de empleados estatales, ha despertado un repudio gener alizado que ganó la calle, con gr a n de s manifestaciones en todo el país en los últimos dos meses.
El gobierno tomó nota de lo que le costó aprobar la reforma previsional y tras las imágenes de caos que generó la misma, Macri decidió postergar el debate por la reforma laboral al mes de marzo. Según el Gobierno, la baja de costos laborales sería el motor de la generación de empleo y, por consiguiente, de la caída de la pobreza estructural del país, pero con dos años de experiencia en las medidas macristas, pocos creen en sus propuestas y globitos de colores: su credibilidad sigue bajando, sin alcanzar el 40%.
La suba de precios se disparó en diciembre a su mayor nivel del año pasado por los tarifazos y el alza de combustibles. El resultado de 2017 fue casi 8 puntos superior a la meta de 17 por ciento, en línea con los pronósticos más pesimistas. En los dos años de Macri, la inflación casi acumula 70%
Montado sobre el caballito de batalla de una permanente modernización y en un intento de establecer profundas modificaciones estructurales en la economía, el gobierno presentó un reforma que apunta a la degradación del empleado y al impulso del trabajo eventual por sobre la relación laboral estable. Obviamente no se pensó en la valorización del trabajador para hacer frente a los cambios tecnológicos. De lo que se trata, también, es de sepultar el poder de los sindicatos.
T a mpoco es muy original el proyecto. L a reforma laboral es uno de los a spectos centr a les de l a nuev a ofensiv a neoliber a l en l a región, luego de una déc a da de conquista de derechos, de mejora sustantiva en las condiciones de los trabajadores y del sector de l a micro, pequeña y medi a n a empres a .
Desde hace meses que el ministro de Trabajo Jorge Triaca comenzó a dialogar con sindicatos y empresas sobre el proyecto de ley que iba a ser presentado antes de fin de año, pero desde las centrales obreras la respuesta fue coincidente: la reforma representa una pérdida a los derechos laborales conseguidos tras varios años de lucha sindical.
La Confederación General del Trabajo (CGT) rechazó 14 artículos de la reforma, en la que se propuso del banco de horas que limita las horas extras, el cálculo de las indemnizaciones basado sólo en el salario, y el cambio de funciones laborales. "Nos van a tener que cortar la mano para firmar esta ley de reforma", manifestó el pasado martes el secretario gremial de la CGT, Pablo Moyano.
El coordinador del Observatorio del Derecho Social de la CT A , Luis Campos, afirmó que “estamos frente a un verdadero intento de fijar las bases para un cambio de paradigma en las relaciones laborales que, en el largo plazo, constituye una profundización de la ofensiva ininterrumpida del capital sobre el trabajo iniciada en a mediados de los años 1970”.
El proyecto laboral macrista no solo modifica diversos artículos de la actual Ley de Contrato de Trabajo planteando un retroceso en los derechos adquiridos por los trabajadores. Las reformas impulsadas por el gobierno en materia previsional, tributaria y de precarización laboral representan una avanzada feroz contra la estructura de derechos que los argentinos habían conquistado tras décadas de luchas.
Lo que se busca es reducir la responsabilidad del gran empresariado y los derechos de los trabajadores. No significa modernización ni mejoría. No acompaña la evolución de las situaciones del empleo ni recoge los problemas que pueden estar vinculados con los cambios tecnológicos. Es solo poda de derechos, señaló el jurista Carlos Fern á ndez Madrid, a la revista A cción.

Los ejes del proyecto

- Blanqueo: Las empresas tendrán un año para blanquear sus relaciones laborales. Si lo hacen dentro de los primeros seis meses, gozarán de una condonación de la deuda por capital, intereses, multas y punitorios del 100 por ciento. En cambio, en los restantes seis meses, tendrán un descuento del 70 por ciento. Los trabajadores que sean regularizados tendrán derecho a computar hasta 60 meses de servicios con aportes calculados sobre un monto mensual equivalente al salario mínimo, vital y móvil.
- Reducción de las contribuciones patronales: En el primer semestre de 2018, no se pagarán aportes por los primeros 2.300 pesos, y en el segundo semestre de ese año, por igual monto pero actualizado por el Índice de Precios al Consumidor (IPC) del INDEC acumulado desde el mes de noviembre de 2017. En 2019, será a partir de 4.600 pesos, o la parte proporcional que corresponda, actualizada por el IPC acumulado desde noviembre de 2017. A su vez, las contribuciones patronales descienden de 21 a 19 por ciento en forma escalonada anual, hasta llegar al nuevo piso en 2022. En sentido inverso subirá las del sector pyme y otros beneficiarios de 17 a 19 por ciento medio punto por año hasta 2022.
- Modificación del concepto de trabajo: La definición que establece la Ley de Contrato de Trabajo ahora incluirá que "la cooperación entre las partes para promover esa actividad productiva y creadora constituye un valor social compartido, generador de derechos y deberes recíprocos, y una regla esencial de ejecución del contrato".
-Trabajadores profesionales autónomos: Se crea esta figura de trabajadores económicamente vinculados y se los excluye de la Ley de Contrato de Trabajo (LCT). Un trabajador que depende económicamente (100%) de sus ingresos anules de una empresa, podría ser considerado igualmente autónomo y quedar fuera de la LCT, si tiene una carga horaria menor a las 22 horas semanales.
-Irrenunciabilidad: Se retorna a la redacción de la última dictadura cívico-militar y se deroga la norma que establece que será nula toda convención de partes que suprima o reduzca los derechos del trabajador.
-Tercerización: La empresa contratante de una tercerizada deja de ser solidaria por los trabajadores tercerizados en actividades de seguridad, limpieza, montaje de maquinarias o instalaciones, servicios médicos de emergencia y de higiene y seguridad en el trabajo, gastronomía e informática. Excluye, asimismo, los servicios de transporte de personas, desde y hacia el establecimiento o explotación productiva.
-Reclamos: Se modifica la norma que dispone que ante la alteración de las condiciones esenciales del trabajo por parte del empleador, el trabajador puede reclamar judicialmente el restablecimiento de esas condiciones alteradas a través de un procedimiento sumarísimo, no pudiendo el empleador innovar en las condiciones de trabajo hasta que se dicte la sentencia judicial. La modificación priva a los trabajadores de contar con este procedimiento judicial rápido y efectivo para protegerse de modificaciones introducidas por el empleador.
-Indemnización por despido: Se excluye de la base salarial para el cálculo de la indemnización por despido la parte proporcional del sueldo anual complementario, bonificaciones no mensuales y toda compensación y/o reconocimientos de gastos que el empleador efectúe hacia el trabajador.
-Fondo de cese laboral: Los gremios empresariales junto a los sindicatos signatarios de contratos colectivos podrán establecer la constitución de un Fondo de cese laboral sectorial, para asumir la cobertura de la indemnización por despido sin causa. Este sistema reemplaza y sustituye al empleador en el cumplimiento de esas obligaciones, y deja sin aclarar si el monto a percibir por el trabajador es equivalente a los cálculos indemnizatorios previstos en la normativa actual o si es el resultante de los aportes ingresados por el empleador en dicho fondo.
-El despido sin causa es un acto ilícito y la indemnización es su sanción. Un fondo como el propuesto eliminaría el efecto disuasorio y permitiría que empresarios que ya han amortizado las indemnizaciones se desprendan de trabajadores de mayor antigüedad para contratar a empleados con menos derechos y cargas.
-Licencia por nacimiento de hijo Se amplía a entre 10 y 15 días corridos el plazo de licencia por nacimiento de hijo y se establecen 15 días corridos de licencia por adopción de hijo y 10 días corridos por unión convencional, equiparando a la licencia por matrimonio
- Banco de horas: El empleador deberá abonar al trabajador que preste servicios en horas suplementarias un recargo del 50 por ciento calculado sobre el salario habitual si se trata de días comunes y de 100 por ciento en domingos y feriados. Podrá establecerse un mecanismo de permuta o compensación horaria, denominado "banco de horas", no siendo considerada la hora como suplementaria siempre que las horas realizadas en exceso en una jornada sean compensadas por la disminución en otra jornada.
- Creación de la categoría del trabajador independiente: El trabajador independiente que cuente con la colaboración de hasta 4 trabajadores independientes para llevar adelante un emprendimiento podrá acogerse a un régimen especial unificado que contemple para estos últimos el aporte individual de una cuota mensual que comprende la totalidad de los aportes a la seguridad social.
- Capacitación: Se crea un sistema nacional de formación laboral continua, para el cual se establecerá un sistema por el cual todo trabajador acceda, a lo largo de su vida laboral, a una cantidad de horas de aprendizaje continuo. Será determinado en el nivel tripartito de empleadores privados o públicos y trabajadores y esas horas quedarán registradas en un Documento de Identidad Ocupacional.
Sin duda, las reformas impulsadas por el gobierno en materia de precarización laboral representan una avanzada feroz contra la estructura de derechos que los trabajadores y trabajador a s argentinos conquistaron tras décadas de luchas, incluyendo los siete años de la última dictadura cívico-militar.

Rodolfo Koé Gutiérrez. Periodista económico argentino, analista asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)