martes, 22 de abril de 2014

“El asunto no es negar el ajuste, sino quien lo paga”



Cuál es la situación económica actual y hacia dónde vamos. Marcha dialogó con Eduardo Lucita, integrante de Economistas de Izquierda (EDI).

La compleja situación económica actual del país abre diversos interrogantes. El final de la gestión kirchnerista, lo que se avecina como una crisis, la coyuntura financiera internacional y un joven ministro de economía que aplica recetas para el consumo interno, el bolsillo aprieta y la inflación no da tregua. De estos y otros temas habló el economista Eduardo Lucita en una entrevista exclusiva para Marcha.
-¿Cómo ves el escenario de la economía Argentina hoy?
Es un análisis complejo. Todo proceso devaluatorio implica una fuerte transferencia de ingresos de los sectores de menores ingresos, hacia los sectores más concentrados de la economía, sobre todo hacia el sector exportador; sumado a un proceso de alza de precios en la Argentina. Esto genera un proceso inflacionario, que el Gobierno está tratando de morigerar.
Otra cosa que sucede es que cae la actividad económica. Por lo tanto, no solo está en riesgo una caída salarial, sino que también están en peligro los niveles de ocupación. El anuncio del jueves de la presidenta va en este sentido, buscando paliar esta posible caída blanqueando a trabajadores en negro.
Hay que decir que eso se ha hecho en muchos otros países y nunca ha dado resultado, y menos en un caso donde todo indica que la actividad va a caer. Cuando la economía está en alza puede servir, pero acá, más que pasar de trabajador en negro a estar en blanco, lo más probable es que los capitalistas traten de reducir la plantilla salarial. Así que no creo que eso funcione.
La otra cuestión es que hay un sinceramiento de la economía a partir de la devaluación, del reconocimiento del proceso inflacionario y del déficit fiscal, y, sobre todo, el problema de la restricción externa. Una vez más, como pasa siempre, en momentos de crisis en la economía Argentina, el conflicto estalla por el sector externo, la falta de divisas.
La característica principal que tiene la situación crítica actual es que, a diferencia de lo que normalmente sucede desde la segunda mitad del siglo pasado hasta ahora, donde estas crisis sucedían con déficit de comercio exterior, en la Argentina de hoy hay superávit. En el 2013 hubo 9000 millones de dólares de superávit del comercio exterior, a pesar de que se pagó otro tanto de la factura energética. O sea, el problema no viene por el comercio exterior, sino que viene por la cuenta capital, es decir, faltan dólares, no ingresan dólares al país. Todo esto, el giro que ha dado el Gobierno, el acercamiento al FMI, el pago en el CIADI, el tratar de resolver los juicios con los Hold Outs, la necesidad de arreglar con el Club de París, tiene que ver con abrir canales de financiamiento externo que el país necesita y que se va a notar en el segundo semestre.
-Desde el Gobierno se dice que no hay otra manera de conseguir esos fondos que con estos ajustes moderados, ¿cuáles serían las alternativas si no son estas las medidas?
El gobierno tal como está planteado no tiene muchas alternativas. Cada vez que hay crecimiento en las economías capitalistas dependientes, sobre todo las que cuentan con características estructurales como la nuestra, llega un momento en que hay desequilibrios y hay que hacer un ajuste. El asunto no es negar el ajuste, sino quien lo paga. Para resolver esto habría que haber avanzado en una reforma tributaria profunda, habría que haber investigado la deuda para saber qué efectivamente hay que pagar y habría que reponer los seis puntos y medio que Cavallo eximio de las contribuciones patronales de las grandes empresas. Según los cálculos realizados con los salarios de este año, se recaudarían 100 mil millones de pesos y con eso se resolvería el problema del déficit fiscal. Habría que poner un control de cambio serio y tratar de evitar que continúe la fuga de capitales del país. Según las declaraciones de la presidenta, este Gobierno es un pagador serial: ha pagado 172 mil millones de dólares de deuda pero, aparte de eso, se fugaron 80 mil millones de dólares. Es decir, el excedente de la economía argentina en esta década fueron de 250 mil millones de dólares, ¿a dónde fueron a parar? Hay ciertos mecanismos que lógicamente van a causar tensiones, porque la implementación de políticas profundas van a tocar intereses capitalistas serios.
Hay que avanzar en ciertas medidas que no necesariamente van a cambiar el sistema capitalista, pero que sí van a afectar seriamente las tasas de ganancias de los capitalistas en una dinámica de características permanente que termina cuestionando el orden establecido, pero no hay muchas otras salidas para el capitalismo argentino.
-Hay algunos sectores que hablan de un ajuste profundo y otros que hablan de un ajuste morigerado, ¿cuáles serían las características diferenciadas que está teniendo este proceso “heterodoxo” que plantea el Gobierno?
El ajuste moderado es lo que intenta hacer el gobierno. Hubo una devaluación pero no dejaron libre el tipo de cambio, sino que lo fijaron en 8 pesos. Hay una corrida de los precios que es necesaria por la devaluación pero el Gobierno trata de atemperarlo con el tema de los precios cuidados y ciertos acuerdos de precios. En un ajuste más ortodoxo el dólar queda libre y los precios se van a donde tengan que irse, no hay paritarias por más que se le hayan querido poner un techo. En un ajuste ortodoxo se eliminan las paritarias y se fija el aumento salarial por decreto, o se suben las tasas de interés que efectivamente subió el banco central, pero se eliminan las tasas subsidiadas que acá se siguen manteniendo.
Es decir, el Gobierno ajusta pero no tanto como quisieran otros sectores y algunos organismos internacionales. Esto marca, para la derecha que está creciendo en la perspectiva electoral, un problema, ya que no pueden cuestionar seriamente la orientación del Gobierno, a lo sumo pueden decir que es insuficiente, sin lograr diferenciarse de la política del Gobierno. A grandes rasgos, estas son las diferencias entre un ajuste más profundo y un ajuste morigerado.
-¿Cuáles son los escenarios que se abren hacia adelante, pensando en la posibilidad de pérdida de puestos de trabajo, aumento de la inflación, etc.?
Hay que ver cómo queda la situación financiera del gobierno frente al déficit fiscal, pero, en la crisis del 2009, que fue muy fuerte, la implementación del sistema REPRO (Programa de Recuperación Productiva) le permitió al Gobierno transitar bastante bien esa crisis sin que hubiera grandes niveles de desocupación. El problema es saber si tiene capacidad financiera para sostener hoy un nuevo régimen del REPRO.
-Se está hablando de un acuerdo entre el MERCOSUR y la Unión Europea que podría generar una liberación de varios de los productos básicos que produce la Argentina, ¿cómo puede afectar esto?
Eso puede afectar fundamentalmente al sector industrial, principalmente a la industria automotriz. Pero además, esto hay que verlo en otro marco más amplio. Se está gestionando un acuerdo de comercio entre EE.UU. y la Unión Europea que va a cambiar el panorama comercial mundial. Por este motivo, la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, salió a decir: “hay que firmar antes el acuerdo UE y MERCOSUR”. Incluso llegó a decir: "si Argentina no lo firma lo vamos a hacer nosotros". Porque evidentemente firmarlo después para Brasil sería un problema. En este sentido, en cualquier caso va a ser un problema. Pero firmarlo después que EE.UU. va a ser más problema todavía. Puede afectar seriamente, sobre todo al sector automotriz argentino, que es un sector deficitario y de baja productividad desde sus inicios. Siempre ha vivido del flujo de la renta agraria, pero, así y todo, no es un sector competitivo internacionalmente. Un acuerdo de estas características implicaría una nueva caída del sector industrial y atar la economía al sector primario extractivo del país.
-¿Cuáles son los desafíos que los trabajadores deben enfrentar para no perder la capacidad económica que han tenido en este tiempo?
Primero, la defensa de los puestos de trabajo si se profundiza la crisis, junto con la reducción de la jornada laboral y el reparto del trabajo existente. Es evidente que se deben defender los salarios y esto se logra luchando. De todas maneras, si se profundiza aún más la crisis, el problema no se va a resolver solo desde lo sindical. El problema es netamente político. Esas luchas van a haber que enmarcarlas en un proyecto político alternativo a la situación actual, porque han emergido con fuerza los límites estructurales del capitalismo argentino. Si no se remueven esos límites, no hay salida, por más lucha que tengamos.

Carpa villera y huelga de hambre por la urbanización



La Corriente Villera Independiente (CVI) realizó una huelga de hambre y un acampe en el Obelisco, donde exigió al gobierno de Mauricio Macri que declare la emergencia habitacional, socioambiental, sociosanitaria y socioeducativa en las villas.

Vecinos de las villas de la Ciudad de Buenos Aires nucleados en la Corriente Villera Independiente (CVI) instalaron una “Carpa villera” en la Plaza de la República frente al Obelisco, e iniciaron una huelga de hambre ante la ausencia de respuestas del jefe de gobierno porteño sobre la crisis habitacional de estos barrios, la ausencia de una política de sanidad de los territorios, el incumplimiento de las leyes de urbanización y la criminalización de la protesta, entre otros. La huelga de hambre que realizan cerca de 10 vecinos se extenderá al menos hasta el viernes, mientras que un centenar de personas se quedará en la Carpa.
A pesar de la disposición de personal de la Policía Federal con órdenes de detener e impedir el acampe, los integrantes de la CVI que llegaron en la mañana de ayer lograron instalar la Carpa a través de un cordón de vecinos.
En la noche de ayer, representantes de la CVI estuvieron presentes en el programa de Rolando Graña, “GPS” así como en el programa de Santiago del Moro, “Intratables”, ambos de la señal América 24. Natalia de la villa 21-24 declaró que a pesar de haber tenido "reuniones con funcionarios del Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC) y con la Secretaría de Hábitat de la Ciudad (SECHI)" nunca se "llegó a nada concreto, nunca nos dan una solución", se quejó. En este sentido, se culpabilizó a la SECHI y a su Secretaria, Marina Klemensiewicz, en la falta de respuestas de su gestión acerca de los pedidos que vienen realizando los vecinos de las distintas villas de la Ciudad.
Por su parte Rafael Klejzer, referente de CVI aseguró que las medidas consisten en “defender nuestra dignidad para que las villas formen parte del entramado de esta Ciudad”. "No queremos que llegue el invierno y tener que velar a nuestros familiares muertos por incendios que provocan los malos tendidos eléctricos o la falta de gas. Queremos vivir dignamente y es responsabilidad de los funcionarios del gobierno avanzar para que eso se cumpla", aseguraron ante la pantalla.

Una “Carpa villera” para Macri

Dora Mackoviak, integrante de la Corriente Villera Independiente y vecina de la villa 31 bis (barrio Carlos Mugica) dialogó con FM Che Barracas y detalló los reclamos que llevan a estas medidas. “Lo que exigimos es la declaración de la emergencia habitacional, el cumplimiento de las leyes, la regularización de alquileres, los subsidios habitacionales”, aseguró Dora ayer por la mañana, mientras se realizaban los preparativos para la instalación de este acampe en pleno centro porteño. “Basta de criminalización a la pobreza”, agregó.
En un comunicado que difundió la CVI se anuncia la manifiesta falta de voluntad por parte del gobierno de la Ciudad en resolver la problemática de vivienda. En el comunicado aseguran que “frente al lucro inmobiliario de las tierras destinadas para la urbanización” y mientras “los funcionarios del Gobierno de la Ciudad no esconden sus pretensiones de llenarse los bolsillos”, a través de “la política neoliberal macrista” que “demuestra día a día que el objetivo es cerrarle la Ciudad a los pobres, se hace evidente la falta de voluntad política del Gobierno de la Ciudad para resolver la problemática de la vivienda”. Además denunciaron que “vivir dignamente” viene siendo un pedido desoído por los representantes porteños, y recordaron que “es responsabilidad de los funcionarios del gobierno avanzar para que eso se cumpla”. En este sentido Dora afirma que “es una decisión política” y que el gobierno de Macri “no quiere ocuparse de la verdadera situación que estamos viviendo en los barrios de emergencia y en las villas”.

Dos ciudades, un solo modelo excluyente

Los modelos de ciudad que imperan en la capital porteña responden al boom del mercado inmobiliario, es decir al interés de los emprendimientos de las mega trasnacionales en connivencia con la ausencia de políticas públicas dirigidas a la solución de la crisis habitacional de los cordones urbanos pobres por sobre el desarrollo de proyectos inmobiliarios para las clases altas y sus correspondientes trazas urbanas de accesibilidad. Producto una situación que aprieta como un cuello de botella a los sectores más vulnerados ubicados en las villas, cuya composición consiste en la población de la Argentina que fue segregada por estas políticas excluyentes, así como por las corrientes inmigratorias del continente especialmente la proveniente de Paraguay, Bolivia y Perú en su gran mayoría, es que las manifestaciones de los últimos años han tomado las calles en la pelea por la “urbanización” como uno de sus lemas más reconocidos.
"Frente al modelo de las dos ciudades que plantea Mauricio Macri donde la ciudad rica excluye a la pobre”, “¡Por esto vamos a la huelga de hambre!", declaró la CVI con exactitud en el comunicado de prensa.
En este sentido, los reclamos por las reivindicaciones en los barrios y villas de la Ciudad de Buenos Aires no son nuevos. Distintas organizaciones que realizan trabajo territorial se encuentran con la misma respuesta del gobierno porteño: el silencio. Es así que Dora asegura que las negociaciones con el macrismo son inestables y que pese al diálogo no se avanza en obras o acciones concretas que puedan mejorar la calidad de vida de los vecinos: “porque en las villas se inició algún trabajito de 30 a 60 metros de pavimento. Pero eso generó que la gente que no tiene el pavimento se inunde con cuatro o cinco gotas de agua, y con el perdón de la expresión, se inunde con la mierda que tenemos en el barrio”.
El abanico de la lucha es amplio, y abarca todas las líneas de trabajo en que el gobierno porteño no tiene políticas favorables para los habitantes de la Ciudad. Además, la denuncia va también por otros ejes, como salud y educación. Dora asegura que en términos educativos “tenemos por ejemplo la falta de vacante para los chicos de la villa, y en la salud también tenemos bastante problemas, porque cuando hay algún caso con mucha urgencia, casi nunca llegan las ambulancias”. En relación a los subsidios que el gobierno porteño otorga para las familias para paliar los costos de alquileres, Dora denuncia que “la regularización de los alquileres” es otro de los puntos del Acampe ya que los ciudadanos que lo solicitan deben entregar constancia del pago del mismo: “cuando vivís en un hotel, el gobierno te da un subsidio para que (lo) pagues” pero lo que sucede cuando un ciudadano solicita un subsidio para utilizar dentro de una villa, es su incomprobabilidad dada precisamente la precariedad habitacional, “como somos gente de la villa, a nosotros no se nos da ese subsidio para el alquiler” concluye con molestia Dora.
En el marco del país del revés, las caras de los funcionarios no paran de desfigurarse ante una población movilizada. Y sin embargo, resultan impávidas. La protesta que comenzó ayer y se extenderá por cerca de dos semanas, se realiza mientras las familias de la Villa 20 continúan con la toma del predio de Villa Lugano, donde hace casi dos meses están esperando soluciones habitacionales –a una promesa que se extinguió en la gestión porteña desde hace dos años-. Recientemente, los delegados del asentamiento presentaron ante la Legislatura un plan que contempla un censo y la urbanización. A su vez, mientras que hace pocas semanas la CVI se presentaba ante la SECHI donde dos integrantes resultaron detenidos por la Policía Metropolitana tras elevar el reclamo de la falta de respuesta a diversos petitorios, su titular, la Secretaria Klemensiewicz se dirigía a Medellín, Colombia, para asistir como invitada al VII Foro Urbano Mundial, donde disertaba sobre la “exitosa gestión del macrismo” en la urbanización de villas.

lunes, 21 de abril de 2014

La democracia mal entendida o el Proyecto de Ley Antipiquetes



Una mirada por el Proyecto de Ley presentado por el kirchnerismo, donde un derecho tan vulgar como el de “libre circulación” es el árbol con el que pretende tapar el bosque de las desigualdades sociales, la desocupación y el derecho a la protesta.

La presentación del proyecto de ley del kirchnerismo en el Congreso que tiene el objeto de reglamentar las manifestaciones públicas, las protestas, los piquetes, trajo ruido.
Se llama, precisamente, “Ley de Convivencia en Manifestaciones Públicas” y fue anunciado por la Presidenta a principios de marzo de este año, en el contexto de la ocupación de predios aledaños a la Villa 20. Repitió la trillada frase de que “todo el mundo tiene derecho a protestar, pero no cortando las calles, impidiendo que la gente vaya a trabajar”. Sabemos que toda reglamentación implica una limitación del derecho. No todo derecho es absoluto. Esto es olvidado cuando se refiere a la propiedad privada y a las inversiones extranjeras.
Un gobierno que se autoproclama popular utiliza otra vez su fuerza institucional para pretender legitimar la represión de las protestas. Desde hace tiempo, el kirchnerismo viene preparando el terreno a través de la aprobación de la ley antiterrorista en 2007 y su reforma en 2011, bajo la excusa de presiones de organismos internacionales. También una vasta experiencia advierte que el kirchnerismo no acepta críticas ni cuestionamientos, tanto en su interior como desde afuera. Pero hasta los últimos meses el discurso frente a las protestas de los sectores populares y trabajadores había sido de tolerancia y no de represión -salvo los primeros exabruptos por los años 2003 y 2004 de Aníbal Fernández–. Difícil que un gobierno que nació como producto de las grandes protestas y manifestaciones del 2001-2002 tenga un abierto discurso contra las protestas y piquetes y se muestre ingrato a una de las causas de su surgimiento.
Pero en los hechos, empleó el mecanismo de la tercerización de la represión, la persecución judicial o criminalización de la protesta y la utilización de las fuerzas policiales provinciales, salvo en casos paradigmáticos en los que intervinieron fuerzas federales asesinando a manifestantes como en el desalojo del Parque Indoamericano a fines del año 2010 o en el desalojo que realizó Sergio Berni en la Panamericana.
El Gobierno nacional tiene plena conciencia de que estos mecanismos de control social ya no son suficientes cuando se están implementando políticas de ajuste que llevan a la reminiscencia de las columnas del pensamiento neoliberal (devaluación, inflación, endeudamiento, aumento de las tarifas de los servicios públicos, límites a las paritarias, estímulo de la cultura del consumo, etc.). Ha elegido sostener el sistema financiero, las inversiones extranjeras y el modelo extractivo frente a las necesidades del pueblo. La adopción de estas medidas no será gratuito, y la gestión kirchnerista necesita herramientas que permitan contener, atemorizar y reprimir la indignación del pueblo que nuevamente y sin consulta alguna, está siendo sometido a sacrificios.
En los últimos meses, claramente la posición ha cambiado. El funcionario encargado de establecer los horizontes de los nuevos rumbos fue el Secretario de Seguridad, quien declaró la guerra a los piquetes. El punto de inflexión fue el bloqueo de la Autopista Illia que realizaron los habitantes del Barrio Carlos Mugica (Ex villa 31 y 31bis) en enero de este año y durante 9 días, donde el Estado Nacional decidió intervenir. Luego, a fines de ese mismo mes, sucedió el intento de empleados tercerizados de Aerolíneas Argentinas y Austral de cortar la Av. Costanera frente al Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery. Berni encabezó entonces un fuerte operativo policial y expresó estar “asqueado de que un grupo minúsculo corte la calle”. En simultáneo, acusaba al jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, de no adoptar medidas para impedir los bloqueos de manteros desalojados de Balvanera. También los calificó de “agresión ciudadana” al referirse a las protestas realizadas en la Av. Gral. Paz y la Autopista Panamericana que fueron desalojadas con violencia.

Alcances del Proyecto

Este proyecto de ley rescata los argumentos antipiquetes por excelencia: el derecho a la libre circulación y la colisión de derechos. Se los equipara a un derecho que no afecta a la gobernabilidad y se posiciona más a defender este derecho que aquellos que implicarían modificar la dirección de las políticas y la distribución del ingreso y el poder.
El derecho de protesta es uno de los ejes arquitectónicos de la democracia, cualquier limitación por nuestra historia y los valores constitucionales se presume que tocan su núcleo mínimo que es muy amplio. Claramente esta reglamentación hace casi imposible que una manifestación sea considerada legítima y les quita todo vigor. Las manifestaciones ilegítimas serán dispersadas por las fuerzas de seguridad. Se prohíbe el uso y la portación de armas de fuego. Las armas no letales no pueden ser disparadas directamente hacia los manifestantes. Llamativamente, no se habla sobre la utilización de gases, químicos o camiones hidrantes, que serán sin dudas los métodos de dispersión. Esto habilita la represión inmediata, más allá de que nos digan que no se están agravando las penas y sancionando nuevos delitos. Estos ya fueron estipulados en años previos.
Los “buenos manifestantes” gozarán del derecho a que el Estado garantice la visibilidad de las reivindicaciones a través de la adecuada difusión en medios públicos, como un premio consuelo ante semejante restricción. Nuevamente el kirchnerismo se desentiende de la raíz del problema y de su carácter de actor esencial y destinatario de los reclamos y reivindicaciones.
Estipula una mediación obligatoria entre los delegados individualizados en la notificación y personal civil del Ministerio de Seguridad. El “mediador civil” sólo negociará los términos del cese de la manifestación y la canalización de los reclamos. Este proceso constituye entonces lo que entiende el kirchnerismo por “canales institucionales” y “diálogo entre los funcionarios políticos y la ciudadanía”.
Como esta travesía es útil a todos los gobiernos, se invita a las provincias y a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a adherir a la ley. Mauricio Macri, sonriente y con un aire de “te lo dije”, ha manifestado toda su colaboración en el impulso y aplicación de este proyecto de ley.
En resumen, constituye un cercenamiento inaceptable en una democracia de nuestro derecho a protestar y manifestarnos. Las más grandes conquistas de derechos se han realizado por estos medios, constituyendo elementos esenciales y principales en la vida democrática, y no sólo merecedores de la llamada “tolerancia democrática”. Sin el velo, muchos organismos de Derechos Humanos empezaron a distanciarse del kirchnerismo, como el Centro de Estudios Laborales y Sociales (CELS). Pero no sólo eso, además se erige en el costado de las políticas no igualitarias y de ajuste que está llevando a cabo el kirchnerismo y que como tal, merece ser resistida.

Jonatan Baldiviezo.

domingo, 20 de abril de 2014

El enorme papel de los piquetes



El enorme papel que cumplieron los piquetes en el paro del 10 se puede medir por la reacción que desataron en todo el arco que abarca al gobierno, a la burocracia sindical, al conjunto de la oposición y a las patronales.
“El respeto a la libertad de trabajo” exigido por la UIA se añadió a la acusación de “extorsión” de Capitanich y Scioli o al “autoritarismo” condenado por Macri. Massa declaró que “los piquetes fueron una mancha feroz” mientras Facundo Moyano recorrió los medios criticando a los que “hacen piquetes porque carecen de representatividad en las fábricas”. Y la lista sigue.
Esta catarata de repudios solo realza la justeza de un método que permitió a la izquierda convertirse en un motor de la huelga -y de su cumplimiento- y al mismo tiempo ser una voz alternativa a la burocracia convocante.

Los más importantes

En la zona norte, el corte de la Panamericana y Henry Ford contó con la participación de delegaciones de Kraft, Fate, Sealy, Donnelley, Lear, Suteba Escobar y el hospital Mercante, de las cooperativas del Argentina Trabaja, la Fuba y la presencia de Néstor Pitrola que explicó desde allí los alcances del paro y las perspectiva que abría para el movimiento obrero.
Muy importante fue también el bloqueo a los accesos del Parque Industrial de Pilar -un complejo de 20 mil trabajadores, en su mayoría desorganizados- por parte de obreros de World Color, Procter, Kromberg y Unilever, junto a camioneros (¡!). En Miguelete se congregaron trabajadores del Inti, la CNEA, Emfer, Tatsa y también participó Gabriel Solano.
En la zona sur, el del Puente Pueyrredón fue el más convocante; allí estuvieron los legisladores del Frente de Izquierda Marcelo Ramal y Guillermo Kane, acompañado a trabajadores ferroviarios, docentes, gráficos, médicos, municipales y estatales. El Sitraic, junto a ATE Sur, choferes de la Línea 540 y otras organizaciones se concentraron en el puente La Noria.
Otros cortes de importancia fueron el de la rotonda de Alpargatas, que impidió el acceso a la Ruta 2, y el de la rotonda de Los Pinos en la entrada del Parque Industrial de Burzaco. Los plásticos de Mascardi, en Esteban Echeverría, pararon y casi un centenar de ellos junto al Polo Obrero realizaron un bloqueo al Parque Industrial de Spegazzini.
El de la Ruta 3, en La Matanza, reunió a unos mil trabajadores entre docentes -encabezados por Romina Del Plá-, médicos de varios hospitales entre ellos Ricardo Schiro de la directiva provincial de Cicop, gráficos de Interpack, centros de estudiantes, el Polo Obrero y una numerosa columna de la CCC.
En La Plata se juntaron en la bajada de la autopista, delegaciones de los Suteba de Ensenada y La Plata, las juntas internas de ATE Educación, Ioma, Arba, Economía, Desarrollo Humano, los centros de estudiantes de Arquitectura, la FULP, delegados del Astilleros Río Santiago, judiciales, de Cicop
En Oeste hubo tres piquetes simultáneos, en Luján, frente a la planta de Pirelli en Merlo y en la autopista del Oeste a la altura del Posadas con trabajadores del hospital, de Ecotrans, Inta-Castelar, mercantiles de TMT y la Bordó de ferroviarios. El dato “colorido” fue la presencia de un sector de la CTA-Micheli.
En Capital, telefónicos, bancarios, periodistas, de la televisión y de Comercio organizaron un “piquete móvil” que con gran impacto recorrió edificios telefónicos y bancos -cerrando a su paso los pocos comercios que funcionaban- y culminó con un acto frente al Banco Provincia central. La actividad fue cubierta por medios radiales y de televisión.

En el interior también

Hubo numerosas acciones a lo largo y ancho del país. En Córdoba, los gastronómicos desoyeron la orden de Barrionuevo y realizaron piquetes para denunciar las condiciones de trabajo en los hoteles alojamiento. En el centro de Río Gallegos, ATE, Adosac y judiciales junto al Partido Obrero y otras organizaciones, se movilizaron al Tribunal Superior de Justicia reclamando la absolución de los petroleros de Las Heras.
Muy importante fue lo ocurrido en el cordón de San Lorenzo, donde el paro tuvo un acatamiento superior al 90 por ciento, en gran medida por la acción de los nutridos grupos de trabajadores del SUTPA, Carga y Descarga, químicos y el Sitraic, que -ante la aprobación indisimulada de los trabajadores- cerraron el paso a los micros y combis contratados por las empresas.
Hubo cortes, piquetes, movilizaciones y actos también en Jujuy, en Salta, en Mendoza y en Rosario.

La voluntad mayoritaria fue parar

Los piquetes no pueden desprenderse de la campaña de agitación y la lucha política previa por imprimirle al paro un carácter consciente. Sólo el clasismo ligado a la izquierda impulsó asambleas en los lugares de trabajo para que se delibere y se vote.
Así ocurrió en Fate, en todas las fábricas dirigidas por la oposición gráfica, en Lear, en Kimberly, en el Inti, en Sealyy en infinidad de lugares que además se movilizaron durante el paro para defender mediante una acción colectiva el derecho de cada trabajadora adherirse a él.
La clase obrera paró por decisión propia y los piquetes empalmaron con esa voluntad mayoritaria. En las empresas desorganizadas (el 80 por ciento), en la masa de tercerizados y en negro (los más expuestos a la coacción de las patronales y del Estado) y lo mismo en la base de los gremios alineados con el gobierno, los piquetes cumplieron un rol fundamental.
Lo que los medios profusamente mencionaron como los “piquetes de la izquierda” fueron un formidable canal de expresión de la unidad de la clase obrera combativa con el socialismo revolucionario. Este es el signo de la etapa que está en pleno desarrollo.

Miguel Bravetti

PC-K: una ruta de colisión tardía



En los últimos días, ha circulado la versión de que el Partido Comunista estaría a punto de romper con el gobierno nacional. Ocurre que Martín Sabbatella (un ex CC del PC) despidió a la directora del AFSCA de La Rioja y militante del PC, María Reynoso, quien es abogada querellante en tres causas donde se investiga la participación del jefe del Ejército, César Milani, en la desaparición de personas durante la última dictadura militar.
A esta ‘causal’ de cesantía se agregaría la circunstancia de que Reynoso es la esposa del secretario general del gremio docente de la provincia, Rogelio Leonardi, quien es dirigente del PC. Los docentes de La Rioja están en lucha contra el gobierno provincial kirchnerista de Beder Herrera; en Chilecito se desarrolla una huelga general por tiempo indeterminado.
El despido habría sido decidido, además de por Sabbatella, por Carlos Zannini; uno ex ‘prosoviético’ y el otro ex ‘prochino’. El “democratizador de medios” se ha convertido en defensor de participantes del genocidio, como Milani. Carta Abierta no ha abierto la boca, quizá por la distracción que le produce la figura de Luis Barrionuevo.
Las divergencias del PC con el gobierno parecen haber alcanzado también a la devaluación monetaria y al ajuste. El ex cajero del PC, Carlos ‘Credicoop’ Heller, apoya en cambio con fervor una tasa de interés del 30%. Del mismo modo que apoyó la ley financiera de Martínez de Hoz y la creación de las AFJP, por parte de Domingo Cavallo. Por la primera convirtió a una caja de crédito en un banco, y por la segunda creó la AFJP Previsol.
El PC se incorporó relativamente tarde al kichnerismo, al cual había caracterizado como ‘neoliberal’ y menemista durante los tres primeros años de gobierno. La voltereta posterior obedeció a las presiones diplomáticas de los gobiernos amigos.
En tanto, en el PC evalúan armar un frente “de la izquierda y el progresismo como Alternativa Popular”. Es una constatación de que el kirchnerismo “ya fue”. Es lo que hicieron, por otra parte, en las elecciones últimas con una lista encabezada por Pablo Ferreyra, con el propósito de convertir a Mariano, nuestro compañero, en un mártir de los K. La lista se dedicó al trabajo sucio de atacar al Frente de Izquierda. Esta completa falta de complacencia, de nuestra parte, con el PC, no significa que ignoremos que este episodio de expulsiones es un responso de difuntos para el kirchnerismo.

Gabriel Solano

"El proyecto ’antipiquete’ parece calcado de un decreto de Pinochet en Chile en 1983"

Christian Castillo, dirigente nacional del PTS (Partido de los Trabajadores Socialistas) y diputado bonaerense por el Frente de Izquierda y de los Trabajadores, declaró hoy a medios radiales que "el proyecto de ley llamado ’antipiquetes’, que en realidad va contra todo tipo de protesta o manifestación, es tan retrógrado que parece calcado del ’decreto supremo’ dictado por Pinochet en 1983 para cercenar en Chile el derecho a la protesta, decreto que hoy todavía está vigente. Los kirchneristas se llenan la boca hablando de los desaparecidos, pero después proponen una ley festejada por Macri y toda la patronal, que solo busca terminar con la movilización y la protesta del pueblo trabajador. De las elecciones a esta parte el oficialismo está aplicando toda la agenda que le planteaba la derecha: ajuste y represión contra los trabajadores".
El "decreto supremo" del dictador chileno mencionado por Castillo puede leerse en http://www.leychile.cl/Navegar?idNorma=16783.
Castillo también señaló que "en el proyecto el Gobierno se atribuye el derecho de declarar qué manifestaciones son legítimas y cuales ilegítimas. Ya sabemos que las que estén a favor del oficialismo serán las primeras y las que vayan en su contra serán prohibidas. Es claro que este proyecto fortalece el despotismo del Estado y de los Gobiernos para transformar el derecho constitucional a la protesta en letra muerta".
Por último, el diputado del FIT afirmó que "el seudoargumento del oficialismo de que estaba bien hacer piquetes en los 90, pero que ahora no se justifican se cae por sí mismo. No solo porque hoy sobran los motivos para la protesta de los trabajadores y de los sectores populares, como quedó claro en alto acatamiento al paro del 10 de abril, sino porque la ley pretende legislar más allá de un momento inmedidato. Si, por ejemplo, la desocupación aumenta y los desocupados recurren al corte de ruta, con esta ley esa acción sería ilegal y habría vía libre para la represión. Además, el propio Gobierno admite que hay un 35 % de trabajadores ’en negro’, que frecuentemente recurren a los cortes por no tener representación sindical, los cuales verían ahora su reclamo ilegalizado. El kirchnerismo no solo quiere contener las protestas que hoy genera el ajuste que está aplicando, sino que está haciendo el trabajo sucio para un futuro Gobierno de Scioli, Massa o Macri. Desde el PTS y el Frente de Izquierda vamos a impulsar la más amplia movilización para oponernos a este nefasto proyecto de ley".

Contacto:

Christian Castillo: (011) 15 5881 9565 | @chipicastillo |www.facebook.com/ChristianCastillo.PTS
Despacho en Legislatura bonaerense: (0221) 429 7100, internos 3521 y 3522

Una emergencia temeraria



Bajo el visto bueno de la derecha y de Cristina, la declaración de emergencia en seguridad pública trazada por el gobernador Scioli incrementará la violencia social del Estado contra los jóvenes pobres, víctimas de los linchamientos, producto de la estigmatización y la criminalización de la pobreza. En línea con Duhalde y Carlos “meta bala” Ruckauf, Scioli destinó en un santiamén $600 millones en equipamiento represivo, mientras los docentes tuvieron que hacer 17 días de paro para obtener un salario de $5.000 “porque no había presupuesto”. De paso, la declaración de emergencia permite sortear los procesos de licitación, proporcionando una ayudita a los negocios de los amigos del poder.
Independientemente de los aspectos más bizarros, como la identificación en el casco y el chaleco refractario de los que viajen en moto, la convocatoria a 5.000 retirados de las fuerzas de seguridad resulta temeraria. Si bien Scioli aseguró que serían muy “estrictos” en la selección, los trascendidos periodísticos adelantan que dada la “necesidad” habría disposición para hacer la vista gorda. Gran parte de los retirados fueron exonerados por la comisión de infinidad de delitos, entre ellos los agrupados en los “sin gorra”, implicados en casos de gatillo fácil y torturas, vinculados a los Foros de Seguridad en estrecha relación con las comisarías y las clases medias partidarias de la mano dura. Sólo por faltas graves, en el lapso de un año (2006) fueron separados 2.090 policías. Entre los potenciales aspirantes figuran aquellos que integraron los escuadrones de la muerte contra jóvenes pobres en Ezeiza y Esteban Echeverría, impulsados por el en ese entonces intendente y hoy devenido Ministro de Seguridad bonaerense, Alejandro Granados. No casualmente, tras los motines policiales de diciembre, también fueron concedidas las demandas de impunidad mediante la limpieza de los legajos. Cabe destacar que en 2010, el 25% de los efectivos bonaerenses estaban afectados por sumarios, en tanto el Programa de Atención de Mujeres Víctimas de Violencia acusó que el 35% de las denuncias comprende a personal de esa corporación mafiosa.
La colaboración que prestarán las más de 700 empresas de seguridad privada que concentran 50.000 agentes añade más espanto. De sólidos lazos con la Justicia, gran parte de estas agencias están en manos de genocidas de la dictadura, discípulos de Camps y Etchecolaz, camufladas bajo testaferros. En ellas se reciclaron bonaerenses retirados, ex carapintadas y hasta personal de la Triple A. Difícil que sean para “servir a la comunidad”.
La propuesta de bajar la edad de imputabilidad (ya barajada por Insaurralde durante la campaña electoral y que obtuvo media sanción en el Senado con el voto unánime del FPV, la UCR y el peronismo disidente en 2009) persigue la búsqueda de un chivo expiatorio, montada sobre la estigmatización de los jóvenes pobres. Según la Procuración bonaerense, la participación de menores en homicidios dolosos no alcanza el 2%, así resulta evidente el rumbo para criminalizar la pobreza.
Los trabajadores organizados en los sindicatos tienen que rechazar estos aprestos represivos (que terminarán damnificándolos) y abrazar la defensa de las franjas más pobres, rompiendo con la política de todos los partidos patronales que aspiran a dividir las filas de la única clase productora para poder reinar mejor aplicando las políticas

Miguel Raider

Las Heras: crónica de persecuciones anunciadas



La localidad santacruceña de Las Heras ha sido durante los años del kirchnerismo en el poder nacional “un foco de referencia para querer ejemplificar la lucha obrera”. Esta lúcida y certera reflexión que nos dejara Martín “Cuellito” Oñate, en las declaraciones realizadas en el día de ayer vía telefónica, desde la penitenciaria de máxima seguridad de Pico Truncado, -donde se encuentra detenido por luchar por mejores condiciones laborales-, que presentamos a continuación deben contextualizarse en el marco de una escalada contra los trabajadores y sectores populares por parte del gobierno nacional en los últimos años, que incluye entre otras: Ley Antiterrorista, Proyecto X de Gendarmería, más de 6000 procesados por luchar, condena a perpetua a trabajadores de Las Heras y ahora el envío de la Ley Antipiquetes al Congreso de la Nación.
Las Heras ha sido quizá el "laboratorio" paradigmático donde los K, en plena efervescencia de su política de doble discurso de derechos humanos, han ido ensayando distintos métodos de persecución y criminalización de la protesta social: militarización vía Gendarmería y fuerzas policiales de la ciudad; detenciones en masa; tortura y vejaciones a los detenidos; infiltraciones a distintas luchas de la zona; amenazas y despidos a luchadores y familiares de los mismos. Todo ello en un pequeño pueblo cuya principal característica es ser una fuente millonaria de extracción de hidrocarburos, que se encuentran en manos de multinacionales, y donde la tradición de lucha de sus trabajadores pareciera ser una marca registrada. El proceso de fines de 2005 y comienzos de 2006, donde los trabajadores se levantaron contra el impuesto a las ganancias y la tercerización laboral, que terminara con la detención de uno de sus referentes y la posterior pueblada para su liberación, en donde perdiese la vida el oficial Sayago y por el cual han sido condenados injustamente cuatro trabajadores a cadena perpetua en diciembre pasado; la lucha de los docentes por salario digno y mejores condiciones laborales en 2011, que fuera ferozmente condenada en varias oportunidades por Cristina Fernández de Kirchner y por la cual en la actualidad hay 41 personas procesadas, 35 docentes y 6 padres de alumnos que acompañaban la protesta; la gran lucha petrolera de 2011 que terminó echando a la burocracia que dirigía el sindicato, y en la cual hubo trabajadores detenidos, entre ellos Víctor “Picante” Oñate, hermano de “Cuellito”, son algunos de los ejemplos más emblemáticos.
Respecto al caso que nos ocupa en este artículo, Martín Oñate nos introduce en tema diciendo que “estoy detenido en la penitenciaría de máxima seguridad en Pico Truncado. Me encuentro privado de mi libertad hace dos meses por un reclamo salarial de la empresa BACSSA. Nos han detenido a cinco personas, de las cuales dos somos miembros del sindicato petrolero, el otro es delegado y dos compañeros trabajadores. Hay dos que salieron en libertad. Estamos denunciados por coacción agravada, entorpecimiento de la producción vía terrestre y también violación al domicilio. Lo cual esas tres denuncias son falsas. Nosotros hicimos una retención de servicio, más que nada fue una vigilia al costado de la empresa. El portón siempre estuvo abierto, nunca se le impidió el paso a nadie. Parece una maniobra medio política porque la empresa debe ser de algún funcionario. El sábado nos hacen la denuncia y el domingo ya estábamos detenidos”. Amplía que las causas del reclamo que realizaban en la ocasión era por el cobro en los ítems de “desarraigo de cuatro personas de Río Gallegos que estaban trabajando en Las Heras, que son aproximadamente 800 km, y dos personas de Truncado”, y –continúa- “personal de las Heras que reclamaba su categoría. Y, a su vez, un compañero –justamente era su hermano, que volvía por primera vez a trabajar en el sector luego de haber estado detenido, como dijimos más arriba- que estuvo cuatro días trabajando y lo echaron injustamente. Se hicieron las presentaciones en el ministerio de trabajo correspondiente, nunca se dictó una conciliación obligatoria. Y después de cuatro días de retención de servicios la empresa nos hace la denuncia”. Los detienen el 23 de febrero. Como se sabe, en Santa Cruz las distancias entre las poblaciones suelen ser importantes, y es la defensa de estas conquistas mencionadas por las que los petroleros se levantaron en su defensa. En este sentido Oñate denuncia que trabajadores provenientes de otras localidades debían “dormir en sus vehículos porque la empresa no les proveía de un lugar donde ellos habiten, tampoco la alimentación que correspondía, como dice nuestro convenio colectivo 396/12, que habla del desarraigo del 10% si es eje urbano y el 20% si es la intemperie. Eso incluye la habitabilidad de cada una de las personas, desayuno, almuerzo, merienda y cena. Todo eso no se pagaba”.
Al no ser el primer Oñate detenido en una lucha de trabajadores, la pregunta era obvia respecto si consideraba que la “portación de apellido” en el sector era una de las razones de se su detención. “Cuellito” no duda y responde que “todos mis hermanos son delegados también. Siempre estuvimos en la actividad gremial. Venimos de nuestros padres de la misma situación. La verdad que yo creo que tendrá mucho que ver con eso. Somos luchadores que estamos siempre del lado del trabajador, como lo hizo Víctor en su momento cuando estuvo detenido. Estuvo once meses detenido sin justa causa también. Estoy como quien dice marcado”. El ensañamiento de la justicia con los trabajadores detenidos por luchar es patente. Martín dice que “se han presentado varios pedidos de excarcelaciones que han sido denegados. Lo que queremos es que nos den la libertad. Es muy doloroso estar detenido, privado de libertad. Yo no soy nadie para juzgar, pero estoy en una penitenciaria de alta seguridad como una persona común y corriente como si fuera un delincuente más. La verdad que eso me duele en el corazón. Ojalá que esto pronto se aclare y nos den la libertad y podamos seguir luchando por los trabajadores”. También agrega que extraoficialmente tiene “entendido que en uno o dos meses a más tardar nos van a dar la libertad. Hoy me negaron la excarcelación nuevamente”.
La localidad de Las Heras desde hace varios meses está siendo el eje de numerosas organizaciones de derechos humanos de izquierda a lo largo y ancho del país y a nivel internacional por el aberrante fallo antiobrero donde se condenó a cuatro trabajadores a cadena perpetua y otros cinco a penas de 5 años de prisión. Sobre la persecución a los trabajadores en dicha localidad y consultado si encontraba relación entre su causa y las de los condenados, reflexionó que “no quisiera que tenga una connotación de la misma manera, pero yo siempre estuve acompañando a estos muchachos, de antes que fuera miembro de comisión. Tengo uno de los compañeros que están a perpetua, que es Hugo González, él trabaja conmigo en la empresa Oleosur”. En este sentido, amplía señalando que en la provincia “las persecuciones que se han hecho mayormente se dan en Las Heras. Ha habido un montón de casos. Te da mucha impotencia porque no puede ser que tomen un foco de referencia para querer ejemplificar la lucha obrera”.
La liberación de estos trabajadores dependerá en gran medida de una fuerte campaña de solidaridad y exigencia por parte de organizaciones sociales, de derechos humanos, estudiantiles, sindicatos y partidos políticos. Oñate mismo nos adelanta que “recibí la solidaridad de diferentes gremios, entre ellos Adosac, Camioneros, CTA, ATE, PO, UCR, PJ, Democracia Obrera, PTS y diferentes partidos de izquierda. Y también he recibido solidaridad desde distintos puntos del país”. Por el momento, además del “Cuellito”, que es primer vocal de la comisión directiva del gremio, también se encuentran detenido Néstor Vivares, de la comisión de cuenta del mismo y “Chiru” Armoa, delegado de la empresa BACSSA. Y como si esto fuera poco, el nefasto juez Eduardo Quelin, en quien descansa la mayoría de causas contra los trabajadores de la localidad, ordenó la captura del “Picante” Oñate.

Iván Marín

El piquete y las tradiciones obreras



Una vez instalado el paro nacional, Moyano y Barrionuevo se encargan de decir que éste no incluye piquetes. A ellos se suman otros sindicalistas rastreros, derechistas disfrazados de progres y oportunistas sin esperanzas.
El gobierno y la oposición burguesa, adalides de la “libertad”, arremeten contra los piquetes con el mismo fervor que la iglesia condena al demonio. Y los medios de comunicación braman contra esa acción “delictiva”. Todos, absolutamente todos los enemigos de la clase obrera, se toman de las manos para fustigar ese método histórico del proletariado.
¿Qué sería la huelga sin piquetes? Un sinsentido, o la afirmación del sentido burocrático que intentaron imprimirle sus jefes.
El piquete, junto a la huelga en las fábricas, las escuelas, los transportes, es la mano que arranca la venda de los ojos a millones de obreros para develarles su potencial como clase. Es el encargado de ahuyentar a los carneros y de persuadir a los indecisos. En el piquete y en la huelga se afirma la decisión de hacer pesar la “ley obrera” para paralizar la producción y circulación de las mercancías. Por eso el gobierno se jugó a impedirlo y no fue en cualquier lugar, sino allí, en el ya emblemático km. 35 del corazón industrial. Cerca de allí habían votado el paro activo, a mano alzada, los obreros de Donnelley, Kraft, Lear y Pepsico. Y paro activo quería decir paro y piquete.
Para el gobierno no solamente había que liberar la ruta, sino invisibilizar la confluencia de la izquierda clasista con la vanguardia obrera que, al grito de “la Pana es nuestra” se enfrentó a los gendarmes.
En esa acción de los huelguistas no se prueba solo la valentía. Y el triunfo del piquete en sí mismo, no fue lo realmente importante. En la decisión de encarar ese combate, aunque de modo parcial y distorsionado, se puso en juego qué clase social impone la decisión: si la burguesía o el proletariado. Y en esa pequeña “escuela de guerra”, como Lenin definiera a las huelgas, sin llegar a ser éstas la guerra misma, la clase obrera va ganando en experiencia y en organización.
Tan consciente de ello es la burguesía que ahora pretende ilegalizar a los piquetes y manifestaciones, en un claro intento de debilitar los métodos históricos de lucha de la clase obrera y los sectores populares. Porque el ataque al piquete y la movilización son también un ataque al derecho de huelga. De ese modo, como en la madrugada del 10A lo hicieran los obreros sobre el asfalto de la Pana, el kirchnerista Kunkel con su nuevo proyecto de “Ley de Convivencia en manifestaciones públicas" no hace más que rendirle homenaje a las primeras líneas del primer capítulo del Manifiesto Comunista: “toda la historia de la sociedad humana, hasta la actualidad, es la historia de la lucha de clases”.
Se necesita algo más que una ley para acallar lo que se expresó en el piquete industrial. Porque entre las corridas y el agua de los hidrantes, el piquete de la Pana devolvía una de las mejores tradiciones de la clase obrera internacional. Aquella que iniciaran los obreros europeos a mediados del siglo XIX, como Toussiant Maheu, líder obrero de “Germinal”, la célebre novela de Émile Zola situada en una huelga minera de 1860.
Por eso tal vez la Ley Kunkel sea la respuesta impotente a que allí, en el corazón industrial, están creciendo los hombres, “un ejército oscuro y vengador, que germinaba lentamente para quien sabe qué futuras cosechas, y cuyos gérmenes no tardarían en hacer estallar la tierra”.

Hernán Aragón

Cristina y Bonfatti acuerdan militarizar Rosario



El miércoles 9/4 desembarcaron en Rosario 3.000 efectivos de Gendarmería, Prefectura, Policía de Seguridad Aeroportuaria y Tropa de Operaciones Especiales de Santa Fe. El objetivo declarado es “ocupar el territorio”, como señaló el ex carapintada K Sergio Berni, que comandó el operativo. El gobernador del Frente Progresista-PS, Antonio Bonfatti, acompañó, demostrando una vez más el pacto de gobernabilidad que mantienen el “progresismo santafesino” y el kirchnerismo. Alrededor de 1.500 gendarmes se quedarán por “tiempo indeterminado”.

Zorros cuidando el gallinero

El mayor despliegue de fuerzas represivas nacionales en Santa Fe después de la represión del gobierno de Isabel Perón al Villazo en 1975, fue vendido como un megaoperativo “secreto” contra el narcotráfico. Lo cierto es que solo fue secreto para los barrios populares de Rosario, que amanecieron militarizados. Los narcos estaban preparados: 3.000 efectivos allanaron 89 bunkers para incautar ¡5 armas!. Tampoco el operativo le puso coto a los sicarios, que actúan cotidianamente, y a los asesinatos bajo comando o amparo policial: desde la llegada de la gendarmería hubo 11 nuevos asesinatos (suman 99 en lo que va de 2014).
El propio Berni confesó que el objetivo de la militarización no es acabar con el narcotráfico, y no podría ser de otra manera. El conjunto del gran delito es organizado por las mismas fuerzas de ocupación y los partidos políticos que la comandan. La Policía Provincial es la gerenciadora de los negocios locales. La Gendarmería es la necesaria garante del ingreso y egreso de la droga, e incluso bajo el gobierno de Jorge Obeid se comprobó la vinculación de la Gendarmería con el narcotráfico. Acaban de desembarcar 3.000 ´zorros´ a cuidar el gallinero.
Binner, que quiere ser el candidato presidencial de una nueva Alianza con la UCR, criticó los magros resultados del operativo, mostrando tensiones con su sucesor y copartidario Bonfatti, que hace buenas migas con Berni. Pero lo cierto es que Binner debería estar agradecido: esta virtual ocupación militar tiene un primer objetivo que es garantizar la impunidad de las complicidades políticas con el narcotráfico, primero de los gobiernos peronistas y ahora de los dos mandatos del PS. Según una denuncia presentada por La Alameda, en las escuchas que constan en las investigaciones del Juez Vienna, conocida como ‘Causa de Los Monos’, están mencionados tanto el Gobernador Bonfatti, el Ministro de Seguridad Lamberto y el Jefe de Policía de la provincia. No puede existir el narcotráfico al nivel que alcanzó en Rosario sin la policía ni puede haber una policía narco sin protección gubernamental.

Represión bajo la doctrina de EEUU

El segundo objetivo del operativo es la ocupación de los barrios. Según informa la prensa, los 7 helicópteros que sobrevuelan los barrios rosarinos reciben órdenes tan imprecisas como “se busca a un masculino con gorra y campera de jean”, una descripción en la que entrarían en un mismo día decenas de miles de jóvenes de los barrios empobrecidos, que por el simple hecho de usar visera o andar en moto, no solo son discriminados y detenidos, sino directamente linchados. Esta juventud, víctimas de décadas de desocupación y precarización laboral donde un narco paga más que una patronal metalúrgica, vive hoy en un virtual estado de sitio, mientras los organizadores del narcotráfico y el lavado de dinero, brindan con champagne en las megatorres del centro rosarino. Los intendentes, socialistas, radicales o peronistas, como el “jeque” K de Villa Gobernador Gálvez, Pedro González, negocian diariamente con los punteros y narcos. Pero al que se enjaula es al pueblo trabajador en sus barrios, que permanecen teñidos de verde oliva.
La militarización de Rosario está basada en la llamada ´Doctrina de Seguridad Ciudadana´ digitada por los EEUU. Esta doctrina promueve el control militar de la población y en los países en los que se ha aplicado en toda la línea como Colombia bajo irrealmente la tasa de homicidios para escalar el número de desapariciones de personas. En este camino, semanas antes del actual operativo, Bonfatti y su Ministro de Seguridad Lamberto recibieron asesores del FBI y la DEA para dictar cursos a la policía santafesina.

Ni narcopolicía ni ocupación militar: plan de emergencia para solucionar los problemas estructurales del pueblo trabajador

Es urgente la exigencia del cese de la ocupación de la Gendarmería. No aceptamos que se complemente a la narcopolicía con la Gendarmería asesina de Teresa Rodríguez, la que se pone a la cabeza de la política antipiquetes acordada por el kirchnerismo y la derecha. El narcotráfico avanza impulsado por el sostén policial y sobre la base de la degradación de las condiciones de vida de millones de trabajadores y pobres rosarinos. Los mismos hipócritas que dicen “combatir” al narco, en realidad combaten a los trabajadores y pobres. Eso lo demostraron en el conflicto de la fábrica Liliana: allí, cuando la juventud trabajadora, en lugar de caer en las redes de los narcos y el delito policial, se puso de pie para enfrentar a una empresa dirigida por un gerente de la dictadura, Marcelo Dorigón, y asesorada por un abogado de narcotraficantes como Paul Krupnik, fueron atacados de manera conjunta por Bonfatti y por Cristina.
Por el contrario, de lo que se trata es de llevar adelante un plan de emergencia que ataque a las bases materiales que permiten en negocio narco.
En primer lugar, hay que re estatizar los puertos y las tierras por donde entran y salen los cargamentos de droga. Junto a esto, las casas de cambio, verdaderos nichos de lavado de dinero, y el Banco de Santa Fe deben ser expropiados. No tiene ningún sentido derribar bunkers que mueven apenas unos miles de pesos diarios si se mantienen intactos los negocios millonarios que le dan sustento.
En segundo lugar, la inmediata reapertura de todas las paritarias para garantizar un salario mínimo igual a la canasta familiar, el reparto de las horas de trabajo entre todas las manos disponibles, el aumento de emergencia de todos los planes sociales de ayuda y la prohibición por ley de jornadas laborales superiores a las 8hs y los despidos. Esto, acompañado de plenos derechos a elegir delegados en cada lugar de trabajo. Pero además, lanzar un plan de obras públicas que comience por la urbanización inmediata de las barriadas populares, lo que generaría miles de fuentes de trabajo, además de resolver acuciantes demandas populares. De este modo, se quita posibilidades a las bandas narcos de cooptar a un sector desesperado de la juventud, que merece tener trabajo digno y de calidad.
En tercer lugar, aumento de emergencia del presupuesto educativo, boleto gratuito para todos los estudiantes y docentes de la provincia, becas para la juventud. Los mismos hipócritas gubernamentales que se rasgan las vestiduras porque el narco organiza a pibes de los barrios, son los que expulsan a los chicos de los colegios por el precio del transporte y del estudio. Todo joven tendrá garantizado el derecho a una educación pública y de calidad.

Comisión investigadora independiente y autoorganización popular

Finalmente, es precisa una Comisión Investigadora Independiente de organismos de DDHH, sindicatos y organizaciones populares, con plenos poderes para desarrollar hasta el fondo la investigación y denuncia del entramado político, policial y narcocriminal de la Provincia. Estas son medidas básicas de un plan de emergencia que no puede dejar de lado la pelea de fondo para disolver las fuerzas represivas. Todas ellas solo serán efectivas, si las organizaciones obreras, sociales, populares y de DDHH nos movilizamos en las calles para conquistarla.
Nos oponemos a la militarización, que lamentablemente es acompañada por sectores que se reivindican de izquierda o populares que han saludado la intervención de la Gendarmería y han planteado ponerse a disposición de los gobiernos, de manera lamentable. Toda posición que tome partido a favor de una fuerza represiva contra otra, no hace más que legitimar que se pongan dobles lazos alrededor del cuello de los trabajadores y el pueblo pobre. Frente a la narcopolicía y la militarización, hay que desarrollar la autoorganización obrera y popular para luchar por los derechos de la juventud y los trabajadores, contra los capitalistas y su estado.

LVO

Christian Castillo visitó nuevamente a Esteche y Lescano

El viernes 11 de abril Christian Castillo, diputado bonaerense por el Frente de Izquierda y dirigente nacional del PTS, visitó nuevamente en el penal de Ezeiza a Fernando Esteche y Raúl Lescano, militantes de Quebracho condenados por la acción contra el local de Sobisch en Capital Federal en el marco de una movilización en repudio al asesinato del docente neuquino Carlos Fuentealba. En esta oportunidad lo hizo como parte de una delegación de diputados de distintos partidos de la legislatura bonaerense.
Castillo ya había visitado a Esteche a fines de diciembre de 2013, cuando Raúl “Boli” Lescano todavía estaba internado.
Ambos militantes se encuentran en las mismas condiciones que los otros detenidos del lugar, a pesar del carácter político de su condena. Esto contrasta con lo que publicaron los medios nacionales como La Nación, que titularon “Poca seguridad y privilegios en la cárcel para el líder de Quebracho” a raíz de un pedido de informes sobre sus condiciones de detención que impulsó el presidente del Tribunal Oral Federal N° 3 Guillermo Gordo, conocido por su complicidad con los genocidas. Como si fuera poco a Esteche le vienen negando el acceso a una computadora en la que pueda terminar su tesis de doctorado en Ciencias de la Comunicación. Este pedido fue parte de una operación política para agravar sus condiciones de detención.
En la conversación que mantuvo con los diputados, Esteche les informó que en los últimos días se pidió la elevación a juicio a una causa iniciada en el 2004 contra el dirigente, por participar de una movilización contra la venida de Ratto, titular del FMI. Este nuevo juicio podría implicar una nueva condena que sumaría a la que ya está en curso. Es evidente que su detención original y este nuevo juicio, que el Fiscal Stornelli decidió poner en movimiento después de diez años y a pocos días de que prescriba, expresan una nueva ofensiva contra el conjunto de los luchadores populares, que se suma a los más de cinco mil procesados por luchar y a las condenas a cadena perpetua a los petroleros de Las Heras y las posteriores detenciones de petroleros.
Desde nuestro punto de vista, este nuevo ataque del Poder Judicial está a tono con el giro a la derecha del kirchnerismo que acaba de presentar un proyecto de ley intentando limitar los piquetes en un claro intento de censurar las manifestaciones obreras y populares o con las medidas "manoduristas" del gobierno de Scioli.
En su visita, Christian Castillo ratifico su compromiso en la lucha por la libertad de los detenidos, y se puso a disposición de redoblar la campaña que los compañeros vienen llevando adelante. Esteche destacó una vez más su reconocimiento por la defensa principista que desde el PTS siempre hemos sostenido frente a los ataques del estado, a pesar de las diferencias políticas que tenemos con su organización.

Oficialismo y oposición rinden pleitesía al capital



El plan de ajuste en marcha contra el salario con los techos en paritarias y tarifazos en los servicios públicos junto con una coyuntural estabilización cambiaria y una mínima recomposición de las reservas del Banco Central alientan el consenso anti obrero del régimen burgués. La leve desaceleración inflacionaria de estos días se debe poco al éxito de los “precios cuidados” y mucho al enfriamiento de la economía, que pega sobre el consumo popular y el empleo. No obstante, la inflación anualizada todavía está por encima del 40%. Axel Kicillof es el “marxista” que cumple con todos los reclamos del establishment financiero (pago a Repsol, Club de París, quita de subsidios). La política antiobrera del gobierno que está haciendo parte del trabajo sucio antes de la finalización del mandato de Cristina Kirchner, quien no cuenta con candidato de recambio dentro del oficialismo, y las alternativas de la oposición corridas bien a la derecha (Massa y Macri, o el mismo panradicalismo) contribuyeron a destrabar el compromiso de algunas inversiones del capital imperialista (como los 1.000 millones de dólares que consiguió YPF) que busca extender los negocios extractivos en hidrocarburos y minería, así como ofrecimientos de fondos al Banco Central por parte de bancos internacionales, deseosos de sacar el jugo a los requerimientos de financiamiento del gobierno. El oficialismo, claro está, busca usar para sus propios fines la vuelta a los “mercados” con la esperanza que la economía reaccione hacia fin de año y llegue “caliente” a las elecciones. El resultado es un afianzamiento de las posiciones del imperialismo y el atraso económico.

Kicillof rindiendo examen en el fondo

A su regreso de Washington donde participó de las reuniones de primavera del FMI y el Banco Mundial Axel Kicillof, el ministro de Economía, dio una conferencia de prensa donde declaró que por el momento no aceptará la revisión de la economía que establece el artículo IV del estatuto del organismo de crédito. En última instancia, la revisión de la economía por el FMI tiene más un carácter simbólico, es una cuestión de burócratas del organismo, como sentenció el macrista Carlos Melconian.
En la conferencia el ministro buscó ubicarse en las antípodas de las políticas neoliberales de los organismos internacionales. Lo cierto es que el gobierno viene llevando adelante todas las tareas necesarias para regularizar las relaciones con los “mercados” de crédito. El sinceramiento parcial de las cifras de la inflación, aunque manteniendo la intervención y la patota que retocó todos estos años los índices, y la revisión a la baja del crecimiento de 2013 (bajó de 5% a 3%) fueron consensuadas con el FMI. La revisión a la baja del crecimiento implicó que no se pagará el cupón del PBI, un premio adicional a los especuladores que otorgaron Néstor Kirchner y Roberto Lavagna en la renegociación de la deuda de 2005. Pero esto, lejos de toda la apariencia de buscar una confrontación con los especuladores es resultado de una negociación con el FMI. Quien captó bien el sentido de la conferencia de Kicillof fue el ex presidente del Banco Central, Aldo Pignanelli, quien dijo que “cacarea en público y negocia allá”.
En el mismo sentido, se desarrollan los acercamientos con el Club de París. En el último viaje a Francia, CFK se trajo el compromiso de François Hollande, el presidente galo, de apoyar a nuestro país en las negociaciones con el Club de París y los fondos buitres. Esta solidaridad del presidente de una potencia imperialista no es gratuita. CFK habría concedido dejar atrás las trabas que venía interponiendo a un acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea, algo ambicionado por Brasil, pero que no contaba con la anuencia argentina. La unidad latinoamericana llevará de este modo a un acuerdo típico del neoliberalismo.
El cierre de los conflictos abiertos con el capital financiero internacional, todavía no garantizado a pesar de los esfuerzos “nacionales y populares”, reforzará la dependencia del imperialismo. Ya el año pasado el ex ministro Hernán Lorenzino acordó con las empresas imperialistas que litigaban en el CIADI, un tribunal a la medida de las potencias económicas que funciona en el seno del Banco Mundial. Esas empresas habían hecho jugosos negocios con las privatizaciones. En esa negociación sacaron una tajada más. Lo mismo ocurre con el acuerdo para pagar a Repsol por el saqueo de los recursos hidrocarburíferos que la banca oficialista se apresta a votar en el Congreso. Todos estos acuerdos harán más pesados los pagos anuales de la deuda externa. La expoliación no tiene fin.

El enfriamiento de la economía pega sobre los trabajadores

Junto con la devaluación el gobierno decidió poner un techo en las paritarias, que pretendieron que fuera del 22%. La lucha docente rompió parcialmente el techo salarial. El parazo del 10 de abril obligó a rever algunas negociaciones paritarias, como ocurrió con el gremio de comercio. Pero el plan antiobrero sigue su curso.
El aumento de la tasa de interés es una medida recesiva para sacar dinero de circulación. Proviene del arsenal típico del monetarismo neoliberal. Afecta el consumo a crédito y el financiamiento, principalmente del empresariado Pyme que no tiene la opción de conseguir deuda en el exterior. Como señaló el economista Dante Sica “es claro que la tasa de interés es la que de alguna manera hace el trabajo sucio” (comercioyjusticia.info, 16/4). La consecuencia es la caída de la actividad económica.
El enfriamiento de la economía ya se hace sentir en despidos y suspensiones, como así también en el recorte de horas extras. Mientras Cristina Kirchner se acuerda luego de una década de “combatir” la precarización y el empleo en negro con una ley de dudoso efecto, más allá de beneficiar con jugosos descuentos a las empresas, la crisis golpea sobre los sectores más precarizados de la clase obrera. Es lo que ocurre en el gremio mecánico y en el metalúrgico de Córdoba y varias fábricas a lo largo del país.

Un poco de combustible para llegar al final del camino

El gobierno abriga la esperanza de reactivar la economía, aunque sea moderadamente, en el último tramo de Cristina Kirchner al frente del ejecutivo. Es lo que escribió Mario Wainfeld en el “boletín oficial” el último domingo: “calculando que para el tercer trimestre del año muchas variables habrán mejorado y con ellas el talante y el bolsillo de la mayoría de los argentinos” (Página 12, 13/4). En la conferencia de prensa Kicillof al referirse a la reunión con empresas yanquis que mantuvo en Washington señaló que le habrían anticipado “formidables planes de inversión en el país” (Página 12, 15/4). Lo mismo prometió la francesa Total a CFK un mes atrás en París. El gobierno quiere dejar una buena última imagen para tratar de incidir en la definición de su sucesión.
La perspectiva de un país con las relaciones normalizadas con el capital financiero internacional, como no podía ser de otro modo, tiene un amplio consenso entre la burguesía local y su socia extranjera. Sergio Massa se paseó por Estados Unidos para mostrarse, además de fiel garante de la “mano dura”, confiable a las ambiciones imperialistas en el país. Viene haciendo los deberes hace tiempo. En el conflicto por despidos en Kraft en 2009 apoyó a la yanqui contra los trabajadores. Por su parte, Scioli, en pos de apuntalar su proyecto presidencial, confraternizará en mayo con los gobernadores y las empresas de la megaminería. Al son de un panorama de grandes negocios e ingreso de inversiones baila el régimen político patronal: “Si sigue haciendo los deberes en el año y medio que le queda a Cristina, bajará la tasa a la que se podría endeudar afuera. Se tomaron medidas para mantenernos a flote. Vamos a tener un 2014 de alta inflación y poco crecimiento, pero se van a ordenar las cosas y además los activos argentinos siguen, pese a la suba, muy baratos por la baja que había tenido en los años anteriores. Los capitales siguen entrando”, dijo un hombre de las finanzas (“Horizonte 2015: los inversores se ilusionan con cambios”, La Nación, 13/4). YPF, Siderar, Aluar, Banco Francés, Macro, entre otros grandes capitales, brindan opciones baratas para acceder a sus acciones en comparación con sus pares de otros países de Latinoamérica y ofrecen altos rendimientos. El capital financiero buscaría aprovechar esa “baratura” de las empresas argentinas con la ambición que se valoricen luego del cambio de gobierno del año próximo. Pero el remate del país al capital imperialista no tiene despejado el camino, el paro del 10A mostró la predisposición de la clase obrera para ofrecer resistencia al ajuste y al imperialismo. A los planes de la burguesía hay que oponer un programa obrero y socialista.

Pablo Anino

sábado, 19 de abril de 2014

Nonogasta: El pulmón que no respira



La lejanía del pueblo de Nonogasta respecto de la urbe metropolitana permitió mantener en silencio tres décadas de contaminación y muerte

Escasez de agua, aire contaminado y tierra viciada de químicos mortales, son sólo algunas de las condiciones de vida que padece el pueblo riojano de Nonogasta, a las que ahora se suma la “limpieza” empresarial de un predio para plantación de árboles no autóctonos y que, según denuncian los vecinos, servirá para enviar los efluentes que desecha la fábrica de cueros Curtume CBR, aumentando sus negocios y destruyendo aún más la salud de esa población.
La lejanía del pueblo de Nonogasta respecto de la urbe metropolitana permitió mantener en silencio tres décadas de contaminación y muerte, debido a la instalación y al funcionamiento ininterrumpido de la fábrica Curtume CBR Ltda. (ex Yoma), que utiliza Cromo, Plomo y Ácido Sulfúrico, entre otros productos, para el procesamiento de los cueros.
Los efluentes generados van directamente a unos 120 piletones situados a metros de los pueblos aledaños, dañando la salud de las personas, provocando mal formaciones, cáncer y muerte en bebés antes de nacer, o incluso, nacimientos de bebés con órganos afuera, ya que estos contenedores de agua mezclados con químicos están a cielo abierto y esos efluentes, en realidad, deberían contar con una planta de tratamiento para evitar el olor y la contaminación, que fue anunciada en 2009 pero aún no está terminada.
“Un pulmón para Nonogasta”: el negocio oculto de los efluentes
Los integrantes de la Asamblea El Rétamo denunciaron que en esta última semana, “grandes máquinas enviadas por Curtume CBR (VER: Por un error de la Justicia, los Yoma podrían recuperar una curtiembre) nuevamente arremetieron en terrenos colindantes a esta fábrica (algunos de ellos pertenecientes a vecinos) para continuar con la deforestación de los campos de Nonogasta”, arrasando “con toda la flora autóctona que estaba a su paso como jarillas, rétamos, algarrobos y otros arbustos de la zona”, y con el pretexto de generar “un pulmón para Nonogasta”.
Todo esto sucedió en medio de una fuerte presencia de policías que avalaban el accionar de los tractores manejados por empleados de la curtiembre supervisados por quien se encuentra a cargo del sector de Recursos Humanos de la empresa, Gustavo Cejas.


El anuncio oficial

En esta semana, además, vecinos y asambleístas escucharon a Raúl Moreno, sobrino del gobernador de La Rioja, Luis Beder Herrera, convocar a periodistas únicamente de Nonogasta para que visiten la planta de tratamiento de la curtiembre, que “en unos días estaría terminada para llevar tranquilidad a la población” y para anunciar que el agua de la planta ya tratada pueda ser destinada hacia el regadío del pulmón.
Este anuncio genera dos inquietudes puntuales en los vecinos: una convocatoria limitada y en voz baja a periodistas de la zona para evitar difusión y conflictos en el marco de la visita del Jefe de Gabinete, Jorge #Capitanich, al departamento de #Chilecito (cabecera de Nonogasta) y a la curtiembre misma y, por otra parte, la limpieza de campos cercanos a la curtiembre para plantación de unos 3.000 eucaliptos (y probablemente palmeras), donde se derivarían los desechos químicos de Curtume para acelerar el crecimiento de estos árboles y, a su vez, obtener un rédito económico más veloz, ya que, según afirma María Flores, integrante de la Asamblea, “la empresa podría utilizar la madera del eucalipto para venderla”.

Contradicciones

En el marco de esta visita, Moreno declaró a los medios que volverá a plantar los algarrobos que arrancó y también plantarán pinos y álamos para solucionar la contaminación producida por Curtume, pero acto seguido, habló el gobernador y afirmó que se hará una plantación de olivos. “No se ponen de acuerdo ni para mentir”, expresó Flores.

La planta de tratamiento no está terminada

Por otra parte, y en medio de cientos de quejas por los olores y las consecuencias contaminantes derivadas de la fábrica, Flores expresa que, según pudo saber, “los empleados que trabajan en la planta de tratamiento no tienen el material para la obra; que les ordenan hacer cualquier cosa así los ven que se está trabajando cuando en realidad no tienen nada para seguir; que el ingeniero de la obra habría dicho que la construcción de la planta no es ni la mitad de lo que está en los planos”, en definitiva, que “la planta no está terminada”.
También denuncia que “el gobierno (riojano) ahora saca una propaganda y comunica que en estos terrenos están por hacer un pulmón para Nonogasta, que ayudará a evitar la contaminación, pero ahí está la mentira, es todo falso. Engañan para hacer el negocio tranquilos”.
Meses atrás, el secretario de Medio Ambiente de La Rioja, Nito Brizuela, declaró que la planta tiene 3 pasos y sólo se terminaría con el primero, que implica sacar el olor dejando los químicos y el agua en la mismas condiciones. Pero los vecinos niegan que el olor se haya ido como también niegan que la planta esté finalizada.

Usurpación de terrenos y responsabilidad política

Flores cuenta que los terrenos sobre los que avanza la empresa pertenecen a tres vecinos, obtenidos por derecho de posesión y eran usados para pastoreo, pero a causa de la influencia de las aguas de la curtiembre, sacaron a los animales de allí, dejando sólo sus viviendas.
Por último, los vecinos de Nonogasta adjudican sin dudar la responsabilidad de esta situación (tanto de los desechos químicos sin tratar como de los terrenos arrasados para ampliar los negocios), al gobernador de La Rioja, al secretario de Medio Ambiente de esa provincia; al intendente de Chilecito, Nicolás Lázaro Fonzalida; y a los referentes de la curtiembre, cuyo gerente general es Roberto Perino, quien ya ejercía su cargo cuando la fábrica pertenecía a Emir Yoma, cuñado del ex presidente Carlos Ménem.

Lucas Carrasco: “Del kirchnerismo no va a quedar nada, porque el kirchnerismo ya no existe”

Alfredo Grande conversó extensamente con el periodista en su programa Sueños Posibles, que se emite los lunes a las 21 por Radio La Retaguardia. Sin filtro, hablaron sobre las heridas simbólicas que deja el kirchnerismo, sobre la construcción de poder que llevó adelante Cristina Fernández, y el rol de los movimientos sociales, entre muchos otros temas. Durísimo y filoso, Carrasco calificó a los Kirchner como usureros y calificó a la política del gobierno como bonapartismo de peluquería y a la presidenta como licenciada en poder.
-Alfredo Grande: Una vez escribí que el hecho maldito del país kirchnerista no es el odio de la derecha, sino el rencor de la izquierda. De esta manera, estaba enmarcando un trabajo que se llama “La Democracia, El Día Después”. Me gustaría alguna reflexión tuya respecto a esto que describo. ¿Cómo ves este tema ya que sos un crítico con mucho fundamento del kirchnerismo?
-Lucas Carrasco: A mí me preocupa principalmente, y está vinculado con el rencor de la izquierda, la herida simbólica producida por ejemplo en torno a Sueños Compartidos, no solamente por lo que atañe al movimiento de derechos humanos, sino por las conexiones en torno a lo que fue y sigue siendo para muchos de nosotros una esperanza que es la economía social. El daño producido en torno a las cooperativas, un daño que se vincula por ejemplo con lo de (Guillermo) Greppi, el financista, digamos, un chanta, un usurero ultracatólico y de Belgrano como deben ser los usureros, que lavaba plata para todos los chanchullos vinculados al gobierno nacional; pero el hombre tiene una mutual, la curiosidad es que las herramientas del campo popular, de una noble tradición histórica, están siendo utilizadas por chorros y delincuentes. El chamuyo vanguardista e ideológico y la utilización de herramientas del campo popular para enriquecerse de manera ilegal, o en los resquicios de lo legal, es tan lamentable que nos hace retroceder un montón en el campo simbólico de la lucha por una sociedad igualitaria, que es un daño infinitamente mayor que toda esta cohesión idiota de indicadores del Indec poco creíbles, que no tiene ninguna correlación con la realidad y con la cual buscan autoelogiarse también utilizando y haciendo pelota, dicho sea de paso, instrumentos como la cadena nacional, los medios públicos y demás instrumentos que hoy están regulados bajo una ley por la cual yo peleé que es la Ley de Medios, y que en vez de pluralidad de voces terminó siendo repetición de voces.
-AG: ¿Eso lo ves como un quiebre del relato o como algo que el relato expresa ahora en una correlación de fuerzas muy diferente a la que tuvo Néstor por ejemplo?
-LC: Lo veo en dos dimensiones. Por un lado, y tiene que ver con el rencor, me siento un pelotudo porque la mayoría de estas cosas, al no existir una herramienta política y al ser mi oficio el periodismo, las terminé apoyando de una manera que parecía entusiasta y que nunca fue así, pero porque no había dónde discutirlo tampoco. Me parece que magnificábamos además, o que magnifiqué, la ofensiva de la derecha, la que uno la magnifica para terminar de algún modo justificándose. Pero como yo soy un granito de arena en el inmenso mar que derivó en cualquier lado, el punto más importante es que la Argentina tenía un gobierno en disputa, donde estaban los Greppi, los Schoklender, los Kirchner, entre otros usureros, para nombrar el sector usurero del gobierno, pero también estaban un montón de luchadores sociales, gente valiosa, honesta, con la cual me sentí identificado mucho tiempo. Ese gobierno en disputa era posible a partir del alto crecimiento a tasas chinas, que ahora parece que no era tan real, ese crecimiento permitía una distribución de excedentes, de sobras, cuando todos los números indicaban que ese crecimiento se terminaba, había que optar, ¿ahora a quién le damos?; para dónde va el reparto, ¿para los sectores populares o para los sojeros?, ¿los usureros, para estos chantas de la Unión Industrial que se dicen industriales, o para los trabajadores? Yo voté en 2011 la profundización del modelo, entendiendo por tal que la distribución iba a ser para el campo popular, se optó por un giro a la derecha que para mí está íntimamente vinculado a las denuncias de corrupción, lo cual lleva al gobierno a un bonapartismo de peluquería, donde tienen que aumentar el grado de imbecilidad discursiva y hacer de la usurera en jefe de las fuerzas armadas una especie de santa, que viene a salvarnos, con la significación que tiene autoproclamarse una madre. Néstor Kirchner decía ‘soy hijo de las Madres de Plaza de Mayo’, a Cristina Kirchner solo le falta decir que es dueña de las Madres de Plaza de Mayo, pero dice ‘soy la mamá’. Ese grado de cerrazón, de autoritarismo, de glorificación, de la comandante en jefe de las fuerzas armadas termina generando una comparsa violenta, desde el punto de vista simbólico, pero donde sobre todo nada de lo que está sucediendo puede ser comprendida. Este culto a la personalidad hace que los linchamientos no tengan nada que ver con las barricadas que se armaron hace solamente dos meses para prevenirse de la turba de los sectores populares que venían a saquear. La falta de negación de los saqueos, de la violencia, de la lucha de clases expresada en esta forma, de la represión, de la cultura excluyente, de los tribunales puestos en Puerto Madero de espaldas al país, la falta de análisis sobre eso, la negación sobre cómo es la sociedad después y desde antes de la década ganada lleva a que los linchamientos parezcan una cuestión moral, donde tiene que salir mamita a explicarnos que la venganza es mala.
-AG: Tu punto de vista tiene una alta implicación racional y también emocional, por la forma en que se te escucha, que es la que a mí me gusta. Además de compartir mucho tus ideas, comparto totalmente tus formas de expresarlas, y creo que la forma y el contenido están profundamente asociados. En algún momento se me ocurre que tuviste un quiebre personal, emocional, con tu propia implicación política en relación a lo que fue el relato kirchnerista, ¿vos podría situar en qué momento fue?,¿ después que murió Néstor o antes?
-LC: Antes de la muerte de Néstor Kirchner yo ya no me veía, me sentía como un baldío en pleno centro, porque una cosa es defender un proyecto político y otra cosa es conocer a estos zapallos a los que solo les interesaba la guita, pero cuando viene la muerte de Néstor Kirchner hay todo un fenómeno muy fuerte entre los jóvenes y también un momento donde yo pensé que se resolvía el gobierno en disputa hacia la izquierda. Me parece que Cristina Kirchner que es licenciada en poder tuvo la habilidad para no hacer ninguna definición, esto también vinculado a su rechazo por la jornada laboral estándar, pero después de la muerte de Kirchner hasta pasadas las elecciones no hubo ninguna definición. Cuando gana Cristina, yo no me sentí parte de ese triunfo, miraba con preocupación y después cuando viene la tragedia de Once ya directamente sentí que volvíamos a los viejos tiempos donde el gobierno estaba enfrente. Recuerdo cuando estaba en Duro de Domar, estuve una semana trabajando... a mí no me salía defender a tipos que en ese entonces eran la estrella ascendente como Boudou, era obvio que era un payaso liberal; después, cuando comienza la causa Ciccone, que hacen todos una fila para poner las manos en el fuego por él... esa fue la frase textual. A mí lo que me llamaba mucho la atención, independientemente de si Boudou es o no culpable, son todos estos abogados, que por lo general no se enriquecen ilícitamente si no que se enriquecen de acuerdo a los papeles mostrando la injusticia del sistema, el problema de la Argentina no es el enriquecimiento ilícito sino el enriquecimiento lícito de todos estos chantas de la Unión Industrial, de la Sociedad Rural y del gobierno. Pero el desfile de yuppies por los tribunales a defender a Boudou, digamos el circuito de amigos de Boudou, que son iguales a él, todos tipos que no laburan, mega-millonarios, que nadie sabe qué mierda hacen, que no se les puede encontrar nada productivo, pero que nos vienen con el chamuyo de ocasión del industrialismo, de que hay que estudiar ingeniería, todos chantas, abogados y contadores, millonarios que no pueden explicar su patrimonio. Vas a las movilizaciones de la CTA pero en el fondo te usan para defender a las cuevas financieras. No hay un solo punto de quiebre porque yo nunca me sentí parte del culto a la personalidad, de la superación del peronismo y todas esas pavadas que se dijeron en ese momento. Lo que sucedió es que Cristina antes de las contundentes denuncias de corrupción, como a ella solo le interesa ella y en segundo lugar el dinero, y en tercer lugar nuevamente ella, lo que hizo fue cerrar todo y sobre todo quebrar cualquier tipo de autonomía para que o estás con ella, que vaya a saber uno qué representa ella, más que a ella misma, o estás contra el país. Eso que se lo dice al benemérito periodista Jorge Rial, a quien ella eligió para que vaya y la elogie en su propio despacho y todo eso salga como entrevista, no recuerdo si en uno de los canales que tiene con testaferro o en el canal público, pero lo que hizo que pareciera que todos éramos parte de una religión y que de pronto descubrimos que la Virgen María había cogido con José y no era Virgen... no hay un punto de quiebre, lo que hay es un gobierno que buscó crear una religión de Estado, donde no se le cuestione si la señora estaba en contra de los '90 pero resulta que aplicó las mismas medidas neoliberales, si la señora es un poquito corrupta, si la señora va a la izquierda o a la derecha, lo importante es seguir a la señora.
-Fernando Tebele: Me parece que sos una de las personas que nos puede ayudar a pensar el post kirchnerismo, porque hasta ahora hay como dos líneas de pensamiento de cómo el kirchnerismo es o sería, o será, después del poder. Hay una que dice que termina sin poder, vos acabás de nominar a la presidenta licenciada en poder; y hay otra línea que dice que el PJ va a hacer lo que hizo siempre, va a saltar al barco ganador, entonces lo único que va a quedar del kirchnerismo son los pocos movimientos sociales que quedan dentro, es decir, el kirchnerismo se va a izquierdizar. ¿Alguna de estas dos, una tercera?
-AG: Cuando digo que Cristina es licenciada en poder es que construye poder para ella y su familia, no le interesa construir poder popular además, creo que en el fondo la jefa de las fuerzas armadas siente que es una grasada total todo esto de los movimientos sociales, ella quería que le armen el PRO, que eso sea el grupo que ahora le quieren adjudicar a Máximo, lo cual explica la emergencia de todos estos yuppies medio bananas como Wado (de Pedro) y demás. Y su preferencia por sobre (Andrés) Larroque que tiene una militancia previa y tiene el buen gusto de no ser millonario; la jefa de las fuerzas armadas prefiere a Wado de Pedro porque es empresario sojero, porque no es un fracasado universitario. Del kirchnerismo no va a quedar nada, porque el kirchnerismo ya no existe. El kirchnerismo hoy en día es una aventura cínica que se sostiene en la melancolía moral, que no solo es falsearia de la historia, sino que además es irrelevante. Sostener que este blindaje, igual al que hizo De la Rúa, con Goldman Sachs, en realidad revela que Goldman Sachs giró a la izquierda porque se recuperaron los fondos de la AFJP por una idea que tuvo Boudou, es una boludez, no se sostiene. Los movimientos sociales se dividieron en dos, los que ganaron autonomía o por lo menos la conservaron, y los que tienen que arreglar con el próximo despachante de Aduana que esté en la presidencia de la Nación. Me parece que se fortaleció el movimiento obrero, que las organizaciones de desocupados son tan dependientes como antes del Estado, que han perdido una dinámica de lucha, nos podemos fijar en Luis D`Elia que antes era el vínculo con los sectores desprotegidos y desocupados de una zona del conurbano con el Estado y el gobierno, y ahora es el vínculo con twitter, o sea la nada de la nada porque lee los diarios y ve en qué tiene que defender la santidad de Boudou, una pavada, que apenas no puedan disponer de los dineros del Estado se cae. La incógnita es qué va a suceder con todos esos chicos que se entusiasmaron con un kirchnerismo que a poco de andar se mostró irreal. Por un lado eso va y acumular en el voto de la izquierda trotskista, y por el otro lado me parece que van a ir surgiendo nuevas formas como sucedió siempre. A mí lo que me preocupa es cómo se elabora un programa político y económico viable a partir de estas heridas contundentes en lo simbólico, porque hoy en día decir cómo haríamos un sistema financiero más justo, y si lo decimos los que estuvimos vinculados o los que fuimos simpatizantes con el kirchnerismo y la gente se nos va a cagar de risa y tiene razón.
-AG: Insisto en que tenés un estilo que a mí me atrae mucho, que es muy confrontativo, irónico y muy revulsivo, y muy contra esta especie de acartonamiento o esa cuestión tan engolada que yo, por ejemplo, cuando escucho a (Ricardo) Forster tengo que ir a wikipedia porque no entiendo nada de lo que dice. Una última pregunta, que es medio chicanera, uno de los argumentos que se utiliza, y que incluso algunos familiares directos míos usan para mi desgracia, es que el kirchnerismo es malo pero que todo lo demás es muchísimo peor ¿Qué se les puede decir a estas personas que son honestas?
-LC: A esa pregunta provocativa, yo tengo una respuesta más provocativa, cuidado con eso de que todos los otros son peores, es una invención de la cual yo también participé. Ese era el argumento para votar a (Elisa) Carrió en 2003 y basta leer lo que decía (Horacio) Verbitsky, que para mí es el mejor periodista argentino, sobre Néstor Kirchner y la mágica conversión posterior. Con esto quiero decir que los políticos tienen la profesión del poder, de acuerdo a las relaciones de fuerza existentes van a gobernar, entonces preocuparse por lo que diga ATC de Sergio Massa, o el partido Clarín de Máximo Kirchner es absolutamente irrelevante porque esos no son datos de la realidad, esas son narrativas encontradas al interior de una disputa donde nada tienen que ver los trabajadores. Los trabajadores, el campo popular, los diversos colectivos que defienden derechos sociales, civiles, individuales, tienen que fortalecerse y tener una agenda propia, entonces las elecciones o las oposiciones, o estos partidos personalistas que surgen fulgurantes y después terminan siendo nada, no te conducen, sino que en todo caso se establece una especie de pacto, lo que no hay que volver a hacer es seguir el apellido de ninguna familia petrolera, de terratenientes, y sí ganar en autonomía. Que lo otro es peor es un viejo planteo con el cual se ha corrido siempre a la izquierda, que es decirte que tus sueños son imposibles. En este caso lo que están diciendo es que de todo lo que es la oposición los sueños posibles serían horribles, es todo contra-fáctico pero puesto en el futuro, no tiene mayor relevancia, es una construcción, una psicopateada eficaz del aparato de propaganda del gobierno.
La mirada atrevida y provocadora de un periodista que supo simpatizar con ideas del kichnerismo, pero que hoy se encuentra en la vereda de enfrente y tirando piedras con su lengua. A veces, casi siempre, las críticas más acertadas vienen de quienes han convivido. Puede que sea el caso.

La ola de endeudamiento público K

Un viejo refrán dice que el éxito más grande del Demonio es habernos hecho creer que no existe.
Con el problema de la Deuda Pública perpetua pasa algo parecido.
Esta advertencia es importante en momentos que, como producto de la nueva Crisis de Deuda de este verano 2014, la administración Kirchner marcha a pasos acelerados hacia una nueva ola de endeudamiento de la Argentina.

La negación de la deuda

La Deuda es el condicionante total y absoluto de las Finanzas Públicas y de la Política Económica Nacional.
Lo hemos dicho mil veces: el que no entiende esto no sabe nada de Finanzas, de Economía y de Política.
El ocultamiento de esta realidad es la clave del comportamiento real – no del discursivo – de los gobiernos de turno; y el de los Kirchner no sólo no ha sido una excepción a esta regla sino que ha sumado el agravante de su hipocresía: decir una cosa y hacer lo contrario.
La negación del problema determinante de la Deuda viene a caballo de tres falacias de base:

1. La mentira del desendeudamiento público

No es cierto que la Argentina se esté des-endeudando: la deuda oficial – que a mediados del 2005 era de unos 147.000 MD (Millones de Dólares) – hoy es de 213.000 MD (según los últimos datos disponibles, al 30.9.13), que se eleva a los 300.000 MD sumando los intereses a pagar (72.000 MD) y el pago faltante de los cupones PBI (unos 15.000 MD).
La Deuda está aumentando a un ritmo superior a los 10.000 MD por año: en 2011 aumentó 14.600 MD, en 2012 el incremento fue de 18.800, en 2013 – todavía sin cifras oficiales – estaba previsto que aumentase otros 12.100 MD y para el 2014 el Presupuesto prevé un aumento de otros 12.700 MD.
La administración Kirchner ha privilegiado el pago a los Acreedores Privados – externos e internos – y a los Organismos Financieros Internacionales (FMI, Banco Mundial, BID y CAF) a costa de desfinanciar al Estado: el 60 % de las obligaciones del Gobierno Central son ahora con organismos del propio Sector Público.
Pero esta deuda con terceros traspasada al Estado es impagable y ha desquiciado las Finanzas Públicas: la ANSES se encuentra desfinanciada porque tiene el 62 % de la plata de los jubilados metida en títulos públicos, el Banco Central (BCRA) ha sido descapitalizado porque las reservas internacionales se usaron para el pago de deuda externa (más de 30.000 MD) y se dio total permisividad para la salida masiva de capitales (90.000 Md durante la “década ganada”), el Banco Nación (BNA) tiene la mitad de su cartera de créditos prestada al Estado en lugar de destinar esos fondos a la actividad productiva de PYMEs y grandes empresas; y toda una serie de organismos nacionales tienen títulos de corto plazo colocados y renovados compulsivamente por la Tesorería.
Todas estas obligaciones oficiales no tienen capacidad demostrada de repago.
Cuando el gobierno Kirchner – hoy a coro de los economistas locales y extranjeros del establishment – dice que el país se está des-endeudando ello quiere decir que después de haber privilegiado incondicionalmente el pago de la mayoría de la deuda externa o deuda con terceros, ya no toma en cuenta la deuda pública interna o deuda intra-Estado porque no piensa pagarla, pasándole así la carga de sus obligaciones domésticas impagables al Pueblo Argentino.

2. La desvirtuación del concepto de confianza

Desvirtuar significa quitar la virtud o sustancia de una cosa; en este caso, de una palabra: la palabra Confianza, que es la fe o esperanza que se tiene en alguien o en algo.
Este término - lo mismo que el estribillo servil del Partido de la Deuda acerca de “honrar los compromisos externos” - conlleva una engañosa y equívoca asociación entre supuesta confianza de los acreedores y real capacidad de pago del Estado; cosa que no existe.
Y en esto reside la clave de la trampa de la deuda dentro del Sistema de Deuda Perpetua lo rige, porque los capitales financieros y la banca internacional no apuestan precisamente a una capacidad de repago de los países deudores, como el nuestro sino, por el contrario, a su segura insolvencia, de modo que – cumpliendo la lógica final de la Usura – el deudor (en este caso, el país) no pueda pagar sus deudas y así nunca deje de ser deudor.
De esta manera se garantiza la refinanciación permanente de las acreencias y la toma de nuevas deudas.

3. La trampa de la deuda perpetua

Cumplido el paso anterior, la instrumentación del Sistema de la Deuda se simplifica conceptual y fácticamente.
Sólo resta agregarle el absurdo principio generalizado de que “no hay problema en tomar deuda sin capacidad de repago mientras se puedan pagar los intereses y refinanciar permanentemente el capital o principal de las obligaciones”.
Esto es, que la Deuda Pública pasa a ser no una fuente de financiamiento excepcional sino una fuente normal y estructural en la financiación del Estado.
Se trata, por ende, de un mecanismo no reversible.
Para que estas tres falacias concurran en función del Sistema de la Deuda Perpetua deben violarse – en letra y espíritu – los Deberes y Obligaciones de los Funcionarios Públicos superiores intervinientes, el sentido de la Ley 24.156 de Administración Financiera del Estado y la lógica del Presupuesto Nacional, en cuanto reemplaza el superávit fiscal por el déficit cubierto con más deuda.
Es la forma en que la Deuda opera como instrumento de dominio de los Pueblos y los Estados.

El rol del Banco Central

La institución clave a partir de la cual se articula el sistema de endeudamiento público es el Banco Central (BCRA): dime qué Política Monetaria, Cambiaria y Financiera tienes y yo te diré que Política Económica debes aplicar.
El esquema tradicionalmente ha funcionado así y el sistema de la Deuda es viable siempre y cuando las políticas llevadas a cabo desde el BCRA – las propias o las de quien escriba el libreto – garanticen el cumplimiento de sus condiciones.
Después de un prolongado período de enmascaramiento durante la década K la nueva crisis de Deuda del verano 2014 ha forzado al gobierno a blanquear parte de su realidad financiera y adoptar medidas de emergencia para salvar el default técnico y volver a endeudarse en el Mercado de Capitales de acuerdo con la Hoja de Ruta Boudou:
a) Fin del “período de gracia” fáctico de la deuda remanente en default, con los holdouts, los reclamos ante el CIADI y las deudas con los países del Club de París.
b) Agotamiento de los fondos de la Deuda intra-Estado para sostener los pagos preferenciales de la deuda con terceros (organismos financieros internacionales y acreedores privados) que le permitieron a la presidenta jactarse de ser una “pagadora serial” abonando casi 174.000 MD bajo su gestión (cifra que, por otra parte, no está demostrada en ninguna parte porque el gobierno no ha dado información desagregada alguna al respecto). Es decir, apelación ante los acreedores por su extra-ordinario cumplimiento de las obligaciones de pago, sin someterlas a las investigaciones correspondientes por ilegitimidad ni financiarlas con recursos genuinos o excedentes sino a costa de re-estructurarlas totalmente y asumir nuevas deudas.
c) Regreso de la Argentina a los Mercados Internacionales de Capital, que en buen romance significa volver a endeudarse, esto es: haber pagado sistemáticamente a los acreedores empapelando al Estado con deuda impagable para “desagotar” parte del stock y luego volver a colocar más Deuda Externa. Algo así como decir que después de haberle “pasado el muerto” de bonos inejecutables a las finanzas administradas por el Estado (dinero de los jubilados, reservas del BCRA, desvío de créditos del BNA, etc.) el gobierno Kirchner sale a pedir más plata sin tener solvencia ni liquidez para sostenerla, como no sea tomando en el futuro más deuda para ello.
Después de las Elecciones de 2013 – PASO en Agosto y Parlamentarias en Octubre – los nuevos funcionarios designados en Noviembre, la terna Capitanich-Kicillof-Fábrega, encara primero una aceleración gradual y luego un salto devaluatorio en Enero de este año con tres medidas básicas:
1. Macro-devaluación de un 20 %, llevando el dólar oficial a 8 $ y tratando de recomponer una suerte de “tablita cambiaria” devaluación-inflación para garantizar no sólo la estabilidad de precios sino el pago de los actuales y futuros servicios de intereses de la Deuda.
2. Fuerte aumento de las Tasas de Interés elevando la remuneración de las Lebac/Nobac - que fijan el piso de las tasas de Mercado - al 30 % anual, lo que sirve a la vez para atraer nuevamente el negocio especulativo de los capitales financieros internacionales que lucran con el arbitraje entre tipos de cambio y tasas de interés.
3. Aumento de la contracción monetaria, absorbiendo el BCRA – vía Lebac/Nobac – el dinero emitido para comprar reservas y para dar Adelantos Transitorios al Tesoro.
Esto último hace que hoy – según cifras al 31.3.14 - el monto de las letras/notas del BCRA (178.000 M$, equivalentes a 22.200 MD) es comparativamente la mitad de la Base Monetaria (349.000 M$ ≡ 43.600 MD) o, dicho en otros términos, que por cada 2 $ emitidos el BCRA tiene retenido uno pagando un 30 % de interés.
La relación es igualmente grave para el ratio Reservas/Base Monetaria, que actualmente es de 0.62 dólares por cada peso (27.000/43.600 MD).
En su último Informe sobre el Estado Patrimonial del BCRA, el Dr. Carlos Ragonesi – de la Fundación Buenos Aires XXI – observa que las reservas internacionales han caído unos 3.600 MD durante el primer trimestre de 2014, que después de la macro-devaluación de Enero existe nuevamente una tendencia a la revalorización o apreciación del peso por efecto de la inflación interna (nuevo retraso cambiario), que el aumento del Pasivo por Lebac/Nobac fue de 67.400 M$ durante este período de tres meses (110.500 al 31.12.13 contra 177.900 M$ al 31.3.14), equivalentes a 5.200 MD; y que el Patrimonio Neto aumentó ligeramente en pesos - 2.500 M$ (107.300 al 31.12 contra 109.800 al 31.3) – pero bajó expresado en dólares en 2.800 MD (16.500 contra 13.700).
Como consecuencia de la gran devaluación de este año se da así la paradoja que los importes de las Reservas y del Patrimonio aumentan expresados en pesos pero disminuyen expresados en dólares.
Estas cifras elevadas explican también las utilidades contables extra-ordinarias en pesos obtenidas con la devaluación progresiva durante el año pasado, lo que le habría permitido al BCRA computar ganancias por unos 79.000 M$, que son básicamente resultados por tenencia y no rendimientos genuinos.
Tanto el aumento de la emisión monetaria - para comprar dólares y para dar adelantos al Tesoro - como la contracción de la base por medio de letras y notas son parte de un mismo proceso: a medida que el BCRA emite más pesos también aumenta la absorción de los mismos, lo que implica un extraordinario endeudamiento cuasi-fiscal del Banco para sostener el mecanismo de pago de la Deuda Pública, ya que las divisas y los adelantos se giran al Tesoro esencialmente para cubrir servicios de la deuda del Estado.
La posición de Reservas Netas del BCRA está hoy virtualmente neutralizada: el Banco no tiene divisas disponibles y depende del aprovisionamiento de dólares a costa de emitir dinero o deuda dolarizada (caso cerealeras). La situación es tan seria que se especula con la posible obtención de uno o más préstamos internacionales destinados específicamente a reforzar esta crítica insuficiencia de reservas.
Por otra parte, la existencia de títulos públicos en cartera por 45.500 MD y de un stock de Adelantos Transitorios al Tesoro por 189.100 M$ (equivalentes a 23.600 MD) - rubros ambos igualmente impagables por el gobierno - baja la calidad de los activos del BCRA y debilita sustancialmente las cifras de su Patrimonio Neto.
Notablemente, pese a esta gravísima situación financiera y patrimonial del BCRA, los voceros del establishment – locales e internacionales – elogian a coro tanto las medidas tomadas como la gestión que está siguiendo la dirección del Banco.

La deuda nueva

La administración Kirchner, después de haber batido récords de pago en los servicios de la deuda pública traspasando el endeudamiento sin capacidad de repago al propio sector público, después de haber agotado los recursos para atender el déficit fiscal provocado por el sistema de la Deuda y habiéndosele vencido el “plazo de gracia” para cumplir con la Hoja de Ruta Boudou a los fines de volver a tomar Deuda Externa, ha cambiado abruptamente los lineamientos de su gestión de gobierno.
Estas decisiones están ligadas directamente a la aceleración de los tiempos de la nueva crisis de Deuda que vive el país y cuya pseudo-solución se encara nuevamente con una receta análoga a la seguida en el 2002, que es la paradoja de salir de una crisis de deuda con mas endeudamiento, como hizo la administración Duhalde:
a) Nueva deuda para cubrir con bonos el pago de las sentencias y los reclamos de los holdouts, que hoy acumulan oficialmente más de 11.700 MD pero que ciertamente conllevaran importes mucho mayores por intereses acumulados, punitorios, honorarios y gastos.
b) Nueva deuda para cubrir con bonos también el pago de los laudos y los reclamos presentados ante el CIADI, que sumarían hoy unos 24 casos y cuyo importe conjunto – sobre el que no hay cifras oficiales – se estima puede estar entre los 8 y los 10.000 MD.
c) Acuerdo con Repsol por la expropiación del 51 % de las acciones de YPF, para lo que el gobierno conseguiría la aprobación del Congreso para emitir bonos por 6.000 MD, que además devengarán otros 5.000 MD de intereses.
d) Arreglo con el Club de París para el pago de deudas atrasadas – la mitad de las cuales proveniente de la época del Proceso – por un importe total de 10.000 MD, también con bonos.
e) Deuda consolidada de Provincias y Municipios, donde la suma de los pasivos provinciales era de unos 153.000 M$ - equivalentes a más de 28.000 MD al 30.6.13 (última información disponible). No hay información alguna sobre el quantum de las deudas municipales.
f) Diferencial creciente a cubrir por la deuda en pesos indexada por inflación, según coeficiente CER, que hoy equivale a 31.400 MD.
g) Pagos relevantes de los cupones PBI, que ahora se calculan desde el 2004 como año base pero todavía no es seguro que no se paguen este año, en que sumarían unos 3.600 MD. De todas maneras, aunque no corresponda abonarlos este año, los importes son acumulativos hasta llegar a los 30.000 MD, de los que ya se habría pagado la mitad y queda pendiente otro tanto.
h) Nuevas cifras de capitalización de intereses por anatocismo, como las remanentes del Megacanje 2005 y las pactadas ahora en el convenio con Repsol (por unos 500 MD).
i) Deuda cuasi-fiscal, fuertemente creciente, del BCRA por Lebac/Nobac, a las que ya nos hemos referido y que actualmente suman el equivalente a 22.200 MD.
j) Deuda Pública Indirecta – correspondiente a Empresas del Estado, Organismos Nacionales y Fondos Fiduciarios – que constituye una verdadera “caja negra” dentro del endeudamiento del Estado porque no hay informaciones oficiales al respecto. Solamente YPF - que heredó un pasivo de la administración Eskenazi/Repsol de 9.000 MD - tiene que obtener financiamiento por 37.200 MD para exploración y explotación durante el quinquenio 2013-2017, una suma que puede disminuir como aporte propio si llega a acuerdos de concesión con empresas petroleras extranjeras (como el caso de Chevron).
k) Nuevos paquetes trienales de préstamos con el Banco Mundial y el BID, por aproximadamente 3.000 MD cada uno, que están en curso de aprobación para renovar los Programas de Asistencia al País hoy vigentes.
l) Eventuales líneas de crédito que se vienen sugiriendo por parte del FMI y asesores conexos, fundamentalmente para cubrir la débil posición de reservas del BCRA.
m) Por último, las distintas formas en curso que se están negociando con Bancos de Inversión y brókeres internacionales para acelerar los tiempos de colocación de nuevos bonos argentinos en el exterior, que es la meta de la Hoja de Ruta Boudou (y que era el objetivo buscado por el Megacanje Kirchner-Lavagna de 2005-2010).
Todas estas vías de endeudamiento en curso se están discutiendo hoy en el ámbito de negociaciones secretas entre algunos pocos altos funcionarios del gobierno Kirchner y los representantes – formales e informales – de muy diversas instituciones de capitales financieros.
Las tasas de interés a las que se están tomando hoy estas nuevas obligaciones son del orden del 8-9 % en dólares (que llega al 10 % o más en el caso de algunas provincias, con o sin la modalidad de dollar linked) y del 28-30 % en pesos; con la particularidad que la mayoría de estas nuevas deudas se estarían tomando nuevamente a tasas variables, justamente en un momento en que los pronósticos prevén probables suba de las tasas internacionales a medida que comience a cambiar la política monetaria de la Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed).

En conclusión

La Argentina vuelve a endeudarse en gran escala y a nivel internacional, sin que pueda demostrar su capacidad de repago:
a) las nuevas deudas son en gran medida producto de incorporar pasivos que no estaban registrados como tales con el argumento que hasta ahora se trataba de deudas contingentes (cupones PBI – que no son deuda contingente sino deuda cierta – indexaciones, juicios contra el Estado, etc.), pero el grueso va a ser deuda nueva.
b) la deuda en cabeza del Estado Central tendrá un incremento gradual pero elevado, lo mismo que la de provincias y municipios,
c) la Deuda Pública Indirecta – sobre todo la de Empresas del Estado – ya tiene un sesgo fuertemente creciente (con YPF a la cabeza) pero también está el financiamiento externo de grandes obras públicas (invariablemente denunciadas por sobreprecios) con avales y garantías de la Nación,
d) el rol del BCRA en su manejo de la posición de reservas y de su deuda cuasi-fiscal cumple un papel determinante dentro de este nuevo esquema de endeudamiento.
La combinación de todas estas formas cruzadas de deuda configuran lo que denominamos “tercera ola de endeudamiento público”, para compararla con la ola 1 durante el Proceso Militar y la ola 2 bajo la administración menemista de la década del ´90.
Una vez más - como en el mito del Eterno Retorno - los Ciclos de la Deuda Perpetua vuelven por sus fueros, al amparo de gobiernos débiles, incompetentes y corruptos.
Es parte del precio que paga la administración Kirchner para comprar su propia supervivencia financiera y política.
Y para ello cuenta con la complicidad de la mayoría de la Clase Dirigente de la Argentina, sostenida en la tríada visible oficialismo-partidocracia-medios, obsecuente ante las cuotas de endeudamiento que el capital financiero internacional impone a los países del mundo.

Héctor Giuliano