jueves, 6 de noviembre de 2008

¿Fue un golpe de Estado la Revolución de Octubre?


“La verdad es que la Revolución de Octubre fue la revolución más democrática y popular de la historia. Millones de trabajadores y campesinos se movilizaron por la transformación revolucionaria de la sociedad bajo la dirección del partido bolchevique. Y el régimen que nació de Octubre fue el más democrático que ha conocido jamás cualquier país” [Alan Woods]

El 7 de Noviembre se cumple el 91 aniversario de la toma del poder por parte de la clase obrera rusa. A pesar del tiempo transcurrido todavía hoy corre el “mito”, la “mentira” de aquello fue el golpe de estado de una minoría. Si este mito sólo fuera la versión de una burguesía senil y en decadencia no sería necesario derramar ni una gota de tinta más. El problema es que dicho mito circula todavía por los libros de textos del bachillerato (escritos por intelectuales “pogres”); un mito que durante tiempo ha recogido el reformismo, e incluso el“centrismo de izquierda”. ¿Bastaría con contestar simplemente como hace Ted Grant : “Después de todo, el Gobierno Provisional tenía, por lo menos sobre el papel, toda la fuerza del aparato del Estado (el ejército, la policía y los cosacos), mientras que los bolcheviques eran un pequeño partido que al inicio de la Revolución de Febrero sólo tenía unos 8.000 miembros en toda Rusia. ¿Cómo fue posible que esta minúscula minoría venciese a un Estado tan poderoso? Si aceptamos el argumento de que fue un golpe de Estado, entonces tenemos que asumir que Lenin y Trotsky poseían poderes mágicos.” [Rusia. De la revolución a la contrarrevolución]

Los bolcheviques y las masas

Sólo si partimos del hecho histórico de que la revolución supone la “entrada en la acción de las masas” podemos entender algo. Este el hecho culminante que debemos aprender hoy del mayor acontecmiento del Siglo XX, lo hace Alan Woods en el Prólogo a la reedición de Historia de la Revolución Rusa (llevada a cabo por la Fundación Federico Engels) de León Trotsky cuando dice que “los enemigos de Octubre intenta presentarlo como un simple golpe, planeado y ejecutado por los bolcheviques a espalda de las masas. El libro de Trotsky demuestra lo contrario”. ¿Cómo? Tal como lo hizo la dirección del Parido y sobre todo Leninal reorientar el partido hacia las masas y esto suponía ganar la mayoría en los soviets, donde los bolcheviques se encontraban en minoría. ¿Por qué los soviets? Porque desde la Revolución de 1905 el soviet se convirtió en el órgano de poder de las masas, del proletariado, de los sodados, del campesinado. Y Trotsky fue elegido presidente del soviet de San Petersburgo. Es lo que confirma también Ted Grant: “Lo más sorprendente de 1917 es precisamente la participación activa de las masas en cada una de las etapas. Este fenómeno, de hecho, es la esencia de una revolución” [Rusia. De la revolución a la contrarrevolución]
El historiador Pierre Broué ya estudio el fenómeno revolucionario en su obra El Partido bolchevique. Sin embargo, en aquella época todavía faltaba mucha información. Por eso la obra de Alan Woods, Bolchevismo, el camino a la revolución nos adentra en todo el proceso de lo que fue la historia del Partido bolchevique hasta la toma del poder por parte del proletariado ruso. Existe también otro libro que aunque agotado en castellano fue reeditado en francés y que no pierde su vigencia a pesar de la época; ya que está escrito por uno de los protagonistas de aquella revolución que junto a Leon Trotsky y demás bolcheviques ocuparon importantes rangos en el nuevo Estado. Me estoy refiriendo al Victor Serge y a su obra L'an 1 de la révolution russe; en dicha obra hay un momento en donde nos da las claves de por qué un pueblo (obrero y campesino) tenía suficientes motivos para acabar con una autocracia como la zarista en un momento en el que el Imperio zarista había entrado en una guerra asesina y criminal:“Tres grandes problemas están para resolver sin descanso, resumidas en tres palabras: ¡la paz, la tierra, el pan! La paz, querida por millones de campesinos y de proletarios en armas, la burguesía no puede darla ya que ella hace la guerra. La tierra reclamada por cien millones de campesinos, la burguesía no quiere darla, pues es solidaria de los propietarios terratenientes y se niega a atentar contra la propiedad privada, principio de su dominación. El pan que demanda el proletariado de las villas. La burguesía no puede darlo ya que hambruna es el resultado de su guerra y de su política...”
Pero si que hubo un intento de golpe: la rebelión de Kornilov,ocurrida en el mes de julio de 1917. Pero volvamos al tema. Lenin junto a la vieja guardia y el mismo Trotsky en el interregno que va de la Revolución de Febrero a Octubre convenció al Partido de que era necesario ganar a las masas si se pretendía que la clase trabajadora tomara el poder. Siempre estuvo de acuerdo en el hecho de que la revolución tenía que ser dirigida por la clase trabajadora y por su vanguardia. Por esto es completamente falso que fuera un golpista y un autoritario (tesis que algunos ex- comunistas utilizan hoy día para defender que el estalinismo se encontraba ya en aquél). Como bien dice Alan Woods es u excelente libro sobre el Bolchevismo “Lenin nunca tuvo la perspectiva de que una resuelta minoría pudiera llevar a cabo la revolución socialista. Durante toda su vida mantuvo una fe ardiente en el potencial revolucionario y en la capacidad creativa de la clase trabajadora. El socialismo debe basarse en el propio movimiento del proletariado, en su participación activa y control de la sociedad desde el primer momento...” [Bolchevismo]
La Revolución de Octubre consiguió quizás lo que ninguna otra revolución (si exceptuamos ciertos momentos de algunas revoluciones como el papel del proletariado español ante el fascismo) que fue una síntesis entre el Partido y la clase obrera y campesina. El Partido bolchevique consiguió afianzarse en las masas, pero incluso aún consiguiendo esto en las primeras elecciones“verdaderamente democráticas” no consiguió la mayoría. Si seguimos a Victor Serge vemos que en las elecciones celebradas en diciembre de 1917 donde se elegían 520 diputados los resultados fueron los siguientes: 1)los socialistas revolucionarios 20.900.000 (267 diputados); 2)los bolcheviques 9.023.963 (161 diputados), 3) el Partido burgués (cadetes) 4.600.00 (15 diputados) y 4) los mencheviques 1.700.000 (3 diputados).
Inmediatamente los generales zaristas declaran la guerra civil con la ayuda de las potencias occidentales que invaden el país. Se habla del terror bolchevique (otro mito) que un siglo después recogen reformistas y pacifistas pero se pasa por encima lo que hizo el ejército blanco (para esto ver el excelente libro de Jean-Jacques Marie, La guerre civile russe). Pero para terminar, y como la violencia nunca es neutra, me permito una licencia volviendo a citar a Ted Grant: “Mucho se ha dicho sobre el Terror Rojo y los medios violentos utilizados por la Revolución para defenderse. Pero lo que convenientemente se olvida es que la Revolución de Octubre en sí misma fue prácticamente pacífica. El auténtico baño de sangre se produjo durante la guerra civil, cuando la república soviética fue invadida por veintiún ejércitos extranjeros. Los bolcheviques heredaron un país arruinado y un ejército hecho añicos. Inmediatamente se enfrentaron a una rebelión armada por parte de Kerensky y los oficiales blancos, y más tarde por parte de los ejércitos extranjeros. En un momento dado, el poder soviético quedó reducido a sólo dos provincias, el equivalente al antiguo principado de Moscú. Sin embargo, los bocheviques consiguieron rechazar la revolución....” [Bolchevismo]

Javier Méndez-Vigo en Kaos en la Red

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada